PUBLICIDAD

Volkswagen Multivan Outdoor Panamericana 2.0 TDI

La cuestión no resulta tan sencilla de resolver. Sobre todo si la planteamos a bocajarro y sin explicación alguna: ¿furgoneta, monovolumen o todoterreno?… dónde y cómo, si no, podríamos clasificar a un derivado de un vehículo comercial ligero que combina perfectamente sus aptitudes de monovolumen o turismo de gran capacidad con las de un todoterreno que se desenvuelve descaradamente y con garantías necesarias cuando las cosas se ponen crudas por el estado del asfalto o las inclemencias del tiempo.

Volkswagen Multivan Outdoor Panamericana

Pero ahí no queda todo, porque este vehículo, el Volkswagen Multivan Outdoor Panamericana, acoge en su interior a los viajeros con un lujo y una exquisitez que no podríamos imaginar. Pero ante cualquier duda, dejemos claro que esta versión se ofrece como una apuesta de coche familiar, si así podemos denominarlo. Ideal para familias numerosas, familias modernas o familias que viajan y se desplazan con los abuelos.

El modelo de nuestro test en cuestión es el más alto o exclusivo de la gama. Las dos puertas laterales deslizantes son de comando eléctrico. No hace falta acompañarlas en las operaciones de apertura o cierre y lo mismo sucede con el portón posterior. En el interior, los siete confortables asientos, dispuestos en formato 2+2+3, son de cuero bitono, como toda la tapicería. Las dos butacas centrales son giratorias, por lo que ofrecen la posibilidad de sentarnos en sentido inverso a la marcha, pero frente a los tres viajeros de la última banqueta. Una práctica mesilla deslizante y abatible se aloja en medio y puede servirnos de cómodo accesorio durante el viaje, ya que habremos convertido el habitáculo en una acogedora salita de estar rodante.

Por eso decíamos anteriormente que cuando accedes al interior, te hallas ante unos acabados y un equipamiento que te sorprenden muy gratamente. Nada que ver con otros modelos de los que deriva, ya que prácticamente todo es compartido con el Transporter o el California. Los asientos delanteros, los del conductor y acompañante, son eléctrico-calefactables. Cuenta también con un climatizador trizonal, cuyas salidas de aire se enfocan directamente a cada una de las filas de asientos a la carta.

Luego dispone de una interesante o práctica lista de soluciones que harán mucho más cómodo y confortable el viaje: no nos faltarán posavasos, cortinillas abatibles, reposabrazos en todos los asientos, más uno central en el posterior, elementos que le otorgan un aire más familiar al modelo.

Volkswagen Multivan Outdoor Panamericana

De sorpresa en sorpresa

Cuando nos sentamos al volante, la sensación de confort de la conducción es muy agradable. La ubicación del tablier y el resto de los elementos que nos asisten son muy similares al de otras versiones, pero, claro, adaptado a este concepto de vehículo familiar exclusivo. Cuenta con un ordenador de a bordo de pantalla táctil que incluye el navegador de serie.

Pero todavía nos queda otra sorpresa: el motor 2.0 TDI es una mecánica de unas prestaciones inagotables. Los 198 CV responden con una presteza inigualable, sobre todo si pensamos que, en vacío, estamos moviendo casi dos toneladas y media. Con siete pasajeros y equipaje para todos, el vehículo se desenvuelve en la carretera como cualquier berlina. Pero queda otro aspecto que cabe destacar: la cadena cinemática.

Volkswagen Multivan Outdoor Panamericana

La mejor pareja de baile para esos 198 CV del motor 2.0 TDI es el cambio automático DSG de siete velocidades. La respuesta del conjunto que monta este Volkswagen es excelente en cualquier situación de la carretera, acelera, recupera y permite una conducción totalmente relajada ante las circunstancias que sean. Se desenvuelve con una soltura pasmosa, incluso nos atreveríamos a pronunciarnos en que un tanto pseudodeportiva.

Los neumáticos de medidas 225/45 R18 montan sobre unas elegantes llantas de aleación multirradiales y la suspensión adaptativa DDC nos ofrece tres posibilidades de tarado o dureza: normal, confort y sport. Esta última, que no es muy dura, nos permite flirtear con el vehículo en recorridos muy virados, ya que nos ofrece una conducción muy precisa. Este aspecto, teniendo en cuenta la estructura que estamos moviendo habla por sí solo de la excelencia mecánica del conjunto.

Volkswagen Multivan Outdoor Panamericana

Si salimos de la carretera

Otro excelente complemento del Multivan Outdoor Panamericana es la tracción 4×4 que Volkswagen denomina 4Motion. En cuestión de motricidad, la que nos ofrece el vehículo, tanto en asfalto como fuera de él, es impecable. En carretera, el sistema 4 Motion actúa sobre todas las ruedas, con lo que disponemos de tracción integral, que trabajará directamente sobre alguna de ellas que la pierda en instantes puntuales por la causa que sea.

Volkswagen Multivan Outdoor Panamericana

Es muy buena solución en pisos de dificultosa adherencia o que se encuentren deslizantes por diversos motivos. Si abandonamos la carretera, no tendremos problema alguno para llegar donde nos propongamos. Hemos de tener en cuenta que no conducimos un todoterreno puro y duro, pero este Multivan se mueve sin ningún tipo de complejos. Si queremos garantizarnos más tracción porque nos hallamos ante una situación muy complicada, podemos recurrir al bloqueo del diferencial posterior y no tendremos ningún problema para salir del atolladero.