fbpx
PUBLICIDAD Billboard

Pepe Pótamo: La vida color Volvo

La insigne afición de este profesional del transporte de animales vio plantada su semilla en los Minimanía de Solo Camión, y se fue regando a través de las redes sociales.

Ahora Ramón Fernández, conocido como Pepe Pótamo, es uno de los administradores de la página “Miniaturas del Transporte”, que aglutina a unos 7.000 seguidores, pero recuerda bien los tiempos en los que simpatizar con las reproducciones de camión en miniatura no contaba con tantos altavoces mediáticos como en la actualidad.

PUBLICIDAD Content_1

“Conocí a Óscar Loizaga hace más de 10 años en la Concentración de Camiones de Torrelavega y mantuve con él una charla, junto a sus trabajos, que me abrió mucho los ojos.

A partir de entonces –continúa Pepe Pótamo– he intentado siempre conciliar mi inclinación por las miniaturas con mi preferencia por Volvo.

Como un buen día me aconsejó mi amigo José Murcia, un especialista en Pegaso que precisamente salió en estas páginas el pasado número, no hay mayor gracia para un coleccionista que la de enfocarse hacia una temática concreta, para no tener solo las maquetas al alcance de todos de lanzamientos como los que periódicamente salen al kiosco”.

PUBLICIDAD Content_2

Asumido el reto, nuestro protagonista de 48 años, casado y con dos hijos, ha decidido hacer de su vida un “volveando voy, volveando vengo… Por el camino, yo me entretengo”.

Lo de recrearse por el camino es para él algo más que una frase hecha, pues disfruta por encima de todo en el proceso de creación.

PUBLICIDAD Content_3

“Veo un camión que me gusta y mi mente empieza a cavilar. Ya le encargo las calcas y otros afiches a amigos Paco o Javier, y empiezo a desarrollar el trabajo en el que yo llamo mi laboratorio.

El primer paso –nos alecciona– suele consistir en cortar con una radial el chasis de algún modelo Pegaso, Barreiros o cualquier otra marca, para incorporar después una cabina Volvo, ya sea de techo alto o bajo.

Dispongo de una aplicación de móvil que adapta las medidas reales de un modelo a la escala 1/43, que es en la que yo me siento más cómodo, y hago un esquema de ejes, chasis y cabina para ir readaptando dichas medidas.

PUBLICIDAD Content_4

Para ello cuento con una minibancada desde la que desarrollo el trabajo. Algunas cajas las adhiero directamente de ciertas colecciones, y otras las creo yo mismo a base de cortar y pegar plástico, maniobrar con la masilla y pintar”.

El tránsito desde que una miniatura pasa de la imaginación de Pepe Pótamo a alguna de las vitrinas de su laboratorio, a base de tardes de viernes y mañanas de sábado, suele ocuparle más de un mes.

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

Para la fase de pintado cuenta con cabina de pintura dotada de sus propios ventiladores; pero esa parte la dejamos ya para próximas entregas, Pepe Pótamo, mientras tanto, promete seguir haciéndonos disfrutar desde su globo mágico.

PUBLICIDAD Mobile_Footer_1