PUBLICIDAD Billboard

Transportes Torres, el éxito de la especialización

La andadura de Transportes Remedios Torres solo se comprende con la propia evolución del puerto de Valencia. Su crecimiento, su transformación responde a como lo ha hecho con el paso del tiempo este punto estratégico, clave en el desarrollo de la Comunidad Valenciana.

Para encontrar las raíces de la compañía nos hemos de trasladar a 1915, cuando el abuelo del actual responsable de la compañía contaba con 15 años e iba hasta el muelle con carro y caballos para cargar madera.

PUBLICIDAD Content_1

Por aquel entonces, el de Valencia era un puerto principalmente maderero y aquí la materia prima llegaba tal cual, no en contenedores, procedente de países africanos como Costa de Marfil o Guinea.

Transportes Remedios Torres

Como decíamos, al principio la madera venía sin procesar. Años más tarde, los países de origen pusieron restricciones, por lo que los troncos ya llegaban aquí cortados en forma de tablones o planchas.

PUBLICIDAD Content_2

Quien rememora esto es Carlos Prades, responsable de Transportes Torres, que nos continúa explicando: “Efectivamente hemos crecido y evolucionado de la mano del puerto.

Mi abuelo comenzó con los carros, pero también compró los dos primeros camiones Pegaso Comet de 260 CV. Como ya iba motorizado, principalmente se movía por el cinturón industrial de Valencia, donde se situaban empresas manufactureras de madera.

Tanto mi abuelo como mi padre se dedicaron toda su vida a la madera. Cuando la mercancía comenzó a llegar en contenedores nos llevó a girar nuestro negocio. De la mano de esos clientes con los que teníamos una relación muy directa nos transformamos.

PUBLICIDAD Content_3

Aquellos madereros que comenzaron a importar vía contenedor son los que nos abrieron las puertas de las navieras. Eso sí, nuestra base siempre ha estado en el interior de la zona portuaria. En los inicios había nueve casetas, la primera era de la Guardia Civil y el resto de transportistas.

Ahí estuvimos mucho tiempo hasta que comenzaron las obras de remodelación y ampliación del puerto”.

Con la primera naviera del mundo

PUBLICIDAD Content_4

Como si de una montaña rusa se tratara, durante un siglo de vida, Transportes Torres ha ido pasando por diferentes fases. Primero con los carros, luego con los camiones, más tarde con muchos camiones, para quedarse con solo dos en 1994 hasta llegar a los noventa actuales.

Transportes Remedios Torres

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

“La hemos tenido de todos los colores”, nos cuenta Carlos.

“Con mi padre ya al frente llegamos a tener 25 camiones justo antes de la fuerte crisis de 1981. A partir de ahí empezamos a caer. Años más tarde y con mi padre en edad de jubilación entré en la empresa, aunque en una compañía familiar siempre estás dentro.

PUBLICIDAD Mobile_Pos9

Pero bueno, en 1994 nos transformamos en S.L. y dimos un paso extraordinariamente relevante. Me obsesioné con que Maersk (la naviera más grande del mundo desde 1996) era una muy buena opción de futuro, como así se ha demostrado. Ahora mismo es nuestro principal cliente, nos detalla el responsable de Transportes Torres.

Para hacer frente a todo ese tráfico de contenedores cuentan con una flota de noventa camiones propios, más unos cincuenta fijos subcontratados.

PUBLICIDAD Mobile_Pos10

“Nuestra idea de empresa es ser flotista, pero para atender las constantes demandas de nuestros clientes es necesario contar con un porcentaje de subcontratados”.

Las cifras son de aúpa. En 2018 movieron 100.000 contenedores. Para dar salida a todo ese volumen de mercancías, Carlos Prades decidió hace ocho años abrir delegaciones por toda España (Madrid, Algeciras, Barcelona y Zaragoza).

PUBLICIDAD Mobile_Pos11

Transportes Remedios Torres

Somos transportistas portuarios. Con las delegaciones de Barcelona y Algeciras cubrimos esos dos puertos y desde Coslada y en P.I. Plaza, como puertos secos de Madrid y Zaragoza, respectivamente.

Cabe resaltar que en el puerto natural de Madrid, el tráfico de mercancías entre las dos ciudades ha dado de vivir a muchos transportistas.

Ahora, el tren tímidamente nos quita terreno, sobre todo por la demonización al camión y por la falta de ayudas de la Admisnistración. Con estas delegaciones conseguimos estar donde llega el tren. Y desde ahí, hacer el reparto de la llamada última milla”, puntualiza Prades.

“Además, estoy intentando concienciar a los distintos delegados para crear sinergias propias del grupo, para evitar así kilómetros en vacío”.

Una buena jugada

Para Transportes Torres, como para otros muchos, la crisis de 2007 supuso un punto de inflexión. “Dimos un salto, una auténtica aventura que nos supuso una inversión muy alta pero que nos salvó el cuello. Compramos generadores para casi todos los conjuntos, con lo que nos especializamos en los contenedores frigoríficos.

Transportes Remedios Torres

Siempre que te especializas tienes una gran ventaja. Primero por la maquinaria, luego también por el personal, que también está más especializado. Para el puerto de Valencia el resurgir de la crisis vino de la mano de la exportación y, en el caso de España, lo que exportamos es principalmente agroalimentario.

Para nosotros lo de los Reefer (como llaman a los contenedores frigoríficos) fue una excelente jugada, como demuestra que la cuota de mercado de las navieras va en constante aumento”, recalca el responsable de la compañía.

Para responder a esa demanda, de los ochenta vehículos que llevan generador, cuarenta y dos van con tres ejes.

“Cuando llevas cargas de carne congelada suele pesar mucho y este plus nos llevó a adquirir las tractoras con tres ejes”. Pero no solo eso, Transportes Torres también mueve mercancías peligrosas e incluso dispone de plataformas basculantes para los contenedores que van a granel.

En cuanto a las marcas que componen la flota de vehículos, el Grupo Torres lleva tres años apostando por Volvo, incluso la última adquisición ha sido un FH propulsado por gas natural. “Cuanto cogí las riendas en 1994 estábamos en precario, a mi padre le quedaba un Barreiros y un Pegaso.

A partir de ahí, nuestro crecimiento llegó de la mano de Iveco, un camión que por precio nos permitió ese despegue.

Transportes Remedios Torres

Ahora apostamos por una marca premium, que nos aporta calidad, consumos mejorados y además tiene un elevado valor de recompra que nos permite operaciones financieras más asequibles.

Y no olvidemos que también le das a los conductores una buena herramienta de trabajo. De 1994 a lo que tenemos hoy, el camino no lo he hecho solo. He podido tomar decisiones acertadas, pero sin el equipo que me ha empujado habría sido imposible lograrlo, concluye Carlos.

PUBLICIDAD Mobile_Footer_1