PUBLICIDAD

Prueba Ford F-Max 500 CV Euro 6 D, la fuerza de la juventud

Si quieres ver el vídeo, las imágenes o los datos técnicos de esta prueba, haz clic en Vídeo Ford F-Max 500 CV, Datos Ford F-Max 500 CV, o bien en, Galería Ford F-Max 500 CV

La irrupción en el mercado europeo del Ford F-Max ha sido todo un soplo de juventud. A pesar de los momentos difíciles en los que estamos, este nuevo camión tiene argumentos para hacerse un importante hueco entre sus rivales.

Para nosotros, siempre que tenemos la oportunidad de analizar un camión totalmente nuevo es todo un acontecimiento. A diferencia de los turismos, en los que hay decenas de marcas, e infinidad de modelos, en el sector del camión, tenemos muchas más limitaciones, por lo que la llegada de este nuevo Ford es sin duda una de las mejores noticias del año.

RESULTADOS TOTALES
KM RECORRIDOS: 389 km
TIEMPO EMPLEADO: 4,93 h
CONSUMO MEDIO: 36,60 l/100 km
VELOCIDAD MEDIA: 78,81 km/h
CONSUMO MEDIO ADBLUE: 2,23 l/100 km

Única decisión
De momento la marca ha decidido centrarse en este camión y ofertar solo un tipo de cabina y de motor, por lo tanto el nivel de rivales se ve concentrado en un solo tipo de camiones. Con un motor de 500 caballos de potencia y 2.500 Nm de par, el Ford F-Max es ese tipo de camión del que muchas veces hablamos, con una mecánica ideal para hacer largas distancias a escala nacional e internacional.

Para empezar, tenemos que advertir que, aunque se trate de una prueba convencional, en nuestro recorrido habitual de pruebas, las condiciones no han sido las mismas, ya que Ford ha preferido, según sus propias decisiones, optar por facilitarnos un camión y un remolque, que se asemeje más a cualquiera de los que nos podamos encontrar por la carretera, y no tanto a uno que esté especialmente pensado para hacer pruebas. Sobre todo nos referimos al remolque, elemento fundamental a la hora de conseguir mejores consumos, y que como podréis observar en las imágenes, nada tiene que ver con uno especialmente diseñado para unas pruebas, en las que viene toda la parte de las ruedas carrozado, además de portar otros elementos que lo hacen menos resistente al aire.

Ford F-Max 500 CV

La tractora tampoco trae los elementos de control habituales en las pruebas, como por ejemplo un caudalímetro digital, o depósitos especialmente concebidos para controlar el consumo milimétricamente. Además, el conjunto del camión y remolque con los depósitos llenos pesaba 40.500 kg, casi una tonelada más que lo que suelen traer los camiones cuando realizamos otras pruebas. Por todo esto, y repetimos, aunque lo hayamos calificado como una prueba con controles de consumos y velocidad, os pedimos que no os quedéis estrictamente con estos datos para compararlos con otros camiones de similar potencia. No nos atrevemos a cuantificar exactamente en litros la incidencia que todos los elementos han podido tener en el consumo.

El semirremolque que la marca nos ha proporcionado es fruto de la relación de Ford con Kögel, y se trata de un magnífico exponente, tipo tauliner con lonas y tres ejes, pero que lógicamente no puede competir con uno cerrado y con elementos aerodinámicos, como decíamos anteriormente.

Ford F-Max 500 CV

Volviendo a la mecánica del F-Max, el motor de 6 cilindros en línea y 12,7 litros de cubicaje se mostró durante toda la prueba bastante contundente, incluso parecía en ocasiones que la potencia era mayor a la anunciada. Asimismo, el rodar del camión fue muy cómodo, ya que no se mostró para nada ruidoso y, cuando alcanzamos los 90 km/h, el motor giraba a 1.200 rpm.

El cambio de marchas de serie es automatizado, fabricado por la marca alemana ZF, concretamente el denominado Traxon, el más novedoso de ZF. Equipado con 12 relaciones, se mostró en líneas generales correcto de funcionamiento, aunque sí es verdad que quizás Ford debería de afinar un poco el software electrónico, sobre todo en lo que concierne al apartado del control de crucero con GPS predictivo, ya que no funcionaba de manera del todo correcta, puesto que se notaba que en muchas ocasiones se podía utilizar mucho más la función de rueda libre o ROL, y este no actuaba. Suponemos que se trata de los típicos fallos de juventud, y que la marca corregirá en futuras unidades.

Ford F-Max 500 CV

Cabina enorme

Este nuevo camión puede presumir de contar con una de las cabinas más grandes y espaciosas de todo el panorama europeo. No se han andado con medias tintas desde Ford y, a pesar de contar con una sola opción en cuanto a medidas se refiere, han optado por ofrecer al usuario una solución perfecta para dedicarse a la larga distancia.

Con 216 cm de altura libres desde el pequeño túnel motor hasta el techo, se convierte directamente en la más espaciosa en este aspecto de todas las cabinas que existen entre la competencia. Con una anchura también considerable, además de contar con infinidad de huecos y armarios para depositar objetos, desde luego no será uno de los puntos criticables que encontrará ningún posible comprador. Incluso ofreciendo dos literas de serie, se han atrevido a poner armarios en la parte superior trasera de la cabina, aunque sean lógicamente de tipo cabina de avión, pero desde luego muy pocos fabricantes brindan este tipo de soluciones.

Ford F-Max 500 CV

El puesto de conducción es muy ergonómico y, en cuanto a aspecto, se asemeja mucho a los turismos de la propia marca. El conjunto del salpicadero es sobrio y sencillo, casi diríamos que demasiado, sobre todo en la zona del copiloto, en la que se podía haber aprovechado todo el espacio vacío para poner una guantera o una mesa retráctil, como en alguno de sus competidores.

Los materiales empleados para su construcción son correctos sin más, pero donde peca un poco más es en los ajustes, ya que notamos que se deberían haber esmerado un poco más, sobre todo pensando en que con el paso del tiempo puedan aparecer vibraciones y ruidos molestos. Estos pequeños peros también los achacamos a que probablemente se deba a las primeras unidades producidas, y probablemente Ford Trucks vaya subsanando estos fallos a medida que los propios usuarios las vayan detectando.

Ford F-Max 500 CV

Conjunto satisfactorio

Finalizada la prueba, las primeras impresiones son bastante buenas. Ford ha lanzado este camión al mercado en medio de una tempestad, dadas las circunstancias actuales, y ha sabido desde el principio cómo conquistar las necesidades de muchos usuarios. Con una mecánica adecuada , una cabina de grandes dimensiones, bien equipada, no echaremos en falta grandes cosas para trabajar muy a gusto. Lógicamente hay cosas por mejorar, pero desde luego pueden sentirse orgullosos, y a buen seguro que le pondrá las cosas muy difíciles a muchos de sus competidores. Desde luego la marca confía plenamente en su producto, ya que de lo contrario no ofrecería cinco años de garantía sin límite de kilometraje y, aunque muchos estaréis pensando que solo se trata de una campaña de marketing para atraer nuevos clientes, si nos paramos a pensar en profundidad la cantidad de kilómetros que puede hacer un camión a lo largo de todo este tiempo, muy seguros deben de estar para ofrecer este tipo de garantía.

Lástima no haber podido contar con una unidad un poco más específica para pruebas, con la que habríamos podido compararlo con sus rivales, sobre todo en cuanto a consumos, aunque como podréis comprobar en cuanto a prestaciones, no se queda atrás, e incluso supera a ciertos camiones con más potencia.

Si quieres ver el vídeo, las imágenes o los datos técnicos de esta prueba, haz clic en Vídeo Ford F-Max 500 CV, Datos Ford F-Max 500 CV, o bien en, Galería Ford F-Max 500 CV