fbpx
PUBLICIDAD Billboard

Embarcar camiones para África, hermanos Bernal

Inmersos como estamos en una larga crisis económica, no son muchas las empresas nacionales que a día de hoy se dedican al transporte internacional de vehículos industriales. Esto es algo que tiene fácil explicación, pues a la crisis en sí misma se une la Transporte Hermanos Bernaldificultad que entraña encontrar un retorno adecuado para un vehículo tan especializado como es una góndola portavehículos. A pesar de los pesares, todavía hay quienes hacen estos interesantes portes, como es el caso de Transportes Hermanos Bernal Agüera, que de forma habitual lleva viejos camiones y maquinaria al puerto francés de Sète, para su posterior embarque hacia Togo, en pleno continente africano.

Aunque las góndolas de Paco Bernal han recorrido buena parte de Europa, con el tiempo no se ha tenido más remedio que concentrar esfuerzos, en aras de una mejor optimización de los recursos.

PUBLICIDAD Content_1

Ser competitivo

La empresa Hermanos Bernal, siempre dentro de su modestia, ha estado en permanente actitud de mejora y, sobre todo, adaptación a las necesidades que sus clientes han demandado. Transportes Hermanos BernalPara ello dispone de cinco góndolas que permiten transportar camiones, autocares, maquinaria agrícola o de obras. Lo cierto es que los equipos de transporte, aunque sean los adecuados, por sí solos nunca son suficientes para poder llevar a cabo los objetivos previstos.

Se precisa de personal especializado y familiarizado con el manejo de dichos equipos, así como de los vehículos y la maquinaría que transportar. No es difícil que se presenten problemas a la hora de realizar las diferentes maniobras de carga y descarga, por lo que la experiencia se hace imprescindible.

PUBLICIDAD Content_2

Pero vayamos al principio, un principio que arranca con la adquisición de los vehículos que hay que transportar, una vez que han perdido la utilidad para sus anteriores dueños. Con la continua implantación de normas Euro, las crecientes mejoras introducidas en los nuevos Renault Trucks Transportes Bernalcamiones, la amortización de éstos y el contexto de la crisis, sucede que, de una forma inexorable, empresas de transporte y autónomos renuevan sus vehículos y se deshacen de los antiguos.

Con el paso de los años, el posible mercado de estos camiones en España se reduce cada vez más, hasta que no tienen más remedio que enviarse a aquellos países donde aún pueden dar un último servicio. A día de hoy, tanto Oriente Próximo o América del Sur como África son receptores de estos vehículos; aunque por su número es el continente africano el mayor destinatario. Ésta es la razón que justifica la existencia de líneas marítimas directas que enlazan puertos europeos y africanos. El puerto más importante, por su volumen en el Mediterráneo, es el francés de Sète, en la región de Languedoc-Roussillon.

Camiones al embarque

PUBLICIDAD Content_3

En una campa acotada, situada en el antepuerto, se agrupan durante semanas vehículos de toda índole que serán embarcados en un barco tipo ro-ro (especializados en carga rodante), que efectúa una vez al mes la ruta Sète-Lomé (Togo), donde dichos vehículos son desembarcados para su posterior venta.

Transportes BernalLa campa de la empresa de Paco Bernal en Pozo Estrecho (Cartagena) se convierte en el centro neurálgico donde se preparan las futuras expediciones. Allí se recepcionan los camiones y plataformas, hasta que son mandados a Sète, una vez preparados para ello. La frecuencia de estos envíos la dicta la demanda del momento y, algo más importante aún, la combinación precisa para optimizar el transporte.

Por citar algunas de estas combinaciones, es importante contar con alguna tractora de cabina baja, para no penalizar la altura y poder situarla sobre el cuello de cisne de la góndola. De no haber tractoras bajas, se hace imprescindible desmontar spoilers del techo, e incluso vaciar el aire de las ruedas delanteras.

PUBLICIDAD Content_4

También se desmontan calderines de aire cuando están justo en la trasera del chasis y restan unos centímetros muy importantes. El espacio en las góndolas siempre es vital, y como el sitio de las bodegas de un barco es siempre caro, se aprovecha muchas veces el mandar motores, grupos, etc., en el interior de las carrocerías, ya que el mercado no es sólo de vehículos completos.

Transportes Hermanos BernalAdemás de tractoras, también se exportan vehículos rígidos, carrozados o no, al igual que plataformas o bañeras de obra. En ocasiones, las propias plataformas hacen el trabajo de la góndola y se convierten en vehículo de transporte. Cuando es así, las condiciones de altura están más limitadas, por lo que hay que reducir aún más la altura de lo cargado, y en ocasiones no queda más remedio que desmontar las ruedas delanteras de los camiones.

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

A veces también se desarma la carrocería, y se corta cualquier saliente que ponga en peligro el gálibo reglamentario, evitando así tener algún tropiezo en cualquiera de los muchos puentes bajo los que pasarán camino de Francia. Altura, longitud, volumen y peso son magnitudes que hay que mantener siempre contenidas y bien sujetas, con toda suerte de cadenas, trincas y tensores. Nada de lo que se transporta se debe mover lo más mínimo, y, por supuesto, todo debe llegar perfectamente a su destino.

Rumbo a Francia

PUBLICIDAD Mobile_Pos9

Dos tractoras de Paco Bernal van hacia allí. En esta ocasión tiran, respectivamente, de una góndola portacabezas propia y de una plataforma cargada. En el caso de esta última, el retorno se efectuaría portando la tractora liberada en la góndola, una vez despojada de su Transportes Hermanos Bernalenganche ocasional. Hasta aquí todo más o menos normal, aunque el viaje fue deparando alguna novedad.

La primera de ellas tiene que ver con las condiciones meteorológicas de aquellos días, y es que, en pleno febrero, Europa se encontraba bajo los efectos de una ola de frío siberiano, más palpable cuanto más al norte.

PUBLICIDAD Mobile_Pos10

Nieve, hielo, viento y, sobre todo, bajas temperaturas serían los compañeros de viaje, tanto a la ida como a la vuelta. Con una primera parada en la castellonense Torreblanca para reponer fuerzas, se cerró el primer tercio del viaje de ida. A medida que la frontera se acercaba, el temporal era cada vez mayor, lo que dificultaba la conducción. La primera jornada finalizó en La Jonquera. Aquella noche se dieron allí cita centenares de camiones que abarrotaban parkings, gasolineras y cualquier espacio disponible. A la mañana siguiente, y bajo el severo frío referido, la carga estaba en su destino.

Transportes Hermanos BernalEn la campa del puerto de Sète esperaba el cliente de Paco, Juan Ivars, para recepcionar los vehículos y preparar los camiones que en pocas semanas se cargarán en barco. En su conjunto, la campa albergaba una gran variedad de vehículos de todo tipo, como camiones, autocares, maquinaria de obras o turismos.

PUBLICIDAD Mobile_Pos11

Pero una vez finalizada la descarga, y cuando se encontraba la segunda tractora de Bernal subida en la góndola, se produjo una llamada telefónica que trastocó los planes previstos y supuso una novedad importante: otro cliente de Paco le pedía recoger dos tractoras Renault Premium de cabina alta en las afueras de Lyon para trasladarlas a Murcia.

Preparar la vuelta

Dichos camiones se encontraban en el centro de ocasión de la propia Renault-Trucks en Venissieux, así que los planes, lógicamente, cambiaron. Se descargó la tractora y se aparcó en un área de servicio próxima a Sète, mientras que con la otra tractora y la góndola nos Hermanos Bernalencaminamos en dirección a Lyon. Nuestro destino era una parte de los antiguos terrenos que ocupó la fábrica de Berliet, todo un mito de la automoción francesa. Llegados a Venissieux, y bajo un sol radiante, aunque con 4 grados negativos, se cargaron los camiones e iniciamos el viaje de regreso.

Tras la parada en un routier y la posterior recogida de la tractora dejada en Sète, nos encaminamos a La Jonquera para descansar aquella noche, dando así por concluida una larga y completa jornada. Allí repusimos las muchas energías gastadas y nos olvidamos por unas horas del intenso frío soportado, aunque con los envites nocturnos de la tramontana, la cabina se movía como si fuera de juguete.

Parecía difícil empresa conciliar el sueño, pero nada más lejos, pues con el nivel de desgaste acumulado, el efecto fue justamente el contrario y se pudo descansar plácidamente.

Con las primeras luces del alba, y después de desayunar, continuamos nuestro retorno a casa. Los Renault Trucks Premium transportados llegaron a su destino en las afueras de Murcia, dando así por concluido el transporte sin novedad alguna, que es siempre la mejor de las noticias.

Con una frase hecha empecé y con otra acabo: cuando se cierra una puerta, siempre se abre otra. De esa consigna hace uso frecuentemente un grandísimo profesional del transporte: Paco Bernal. Tanto a él como a Cristóbal va dedicado este reportaje, por esos días inolvidables vividos por carreteras españolas y francesas.

 

PUBLICIDAD Mobile_Footer_1

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.