PUBLICIDAD Billboard

El MAN TGE 3.140, acertado equilibrio

Puede que para algunos de nosotros, el desembarco de MAN en el capítulo de los vehículos comerciales ligeros nos haya sonado un tanto extraño desde que diesen a conocer sus planes en este segmento. Sin embargo, no podemos decir que se trata de MAN TGE 3.140unos recién llegados a esta área del mercado. Por un lado, porque lo hacen de la mano de Volkswagen, del grupo que forman parte tanto MAN como Scania.

Por otro, porque ya hace unos años, la marca de Múnich colaboró intensamente con la de Wolfsburgo en el desarrollo de una furgoneta que los más veteranos recordarán como LT y en cuyo frontal compartían espacio tanto MAN como Volkswagen. Incluso ENASA llegó a comercializar el modelo con el nombre de Pegaso Ekus y el logotipo del mítico caballo alado.

PUBLICIDAD Content_1

El anunciado regreso

En su día, no tan lejano, Volkswagen finalizó sus acuerdos con Mercedes-Benz y en muy poco espacio de tiempo alzó una megafábrica (quizás la más moderna que exista en la Europa de hoy) en la localidad polonesa de Wrzesnia, donde se construyen el Crafter y el MAN TGE 3.140MAN TGE. Este último es el que traemos a estas páginas que, como decíamos al inicio, es un tracción delantera, con motor de cuatro cilindros en línea, 1.968 c.c., 140 CV y caja de cambios de accionamiento manual y seis relaciones.

El peso en vacío de este vehículo es de 2.750 kg y está capacitado para un MMA de 3.500 kg, aunque la gama cubre hasta los 5.500 kg de MMA. Lo nuestro, como se aprecia en las imágenes, es un furgón completamente cerrado, pero lo tenemos disponible con chasis-cabina simple, chasis-cabina doble y en versión Kombi.

PUBLICIDAD Content_2

Su cabina aloja perfectamente tres pasajeros, el conductor más dos acompañantes ocasionales. El puesto de este resulta amplio, aunque la cabina vaya al máximo de ocupación. Hemos de pensar que la plaza central de la banqueta nos queda más próxima al conductor y aun así el que la ocupa no queda enjaulado como en otros vehículos. Nuestro asiento es de regulación en altura, inclinación y deslizante longitudinalmente. Con el volante ocurre lo mismo: podemos regularlo en altura e inclinación, con lo que hallamos la posición más adecuada a nuestra conducción independientemente de nuestra estatura.

Hecho para trabajar

Tras el volante se encuentra uno como desde los primeros instantes en que arrancas el vehículo, cómodo. Volante de dimensiones muy reducidas, palanca de cambio de seis MAN TGE 3.140relaciones y excelente tacto, muy bien sincronizadas, y fácil accionamiento que nos proporcionan una conducción cómoda, agradable y segura. Parte de esa seguridad está en manos de los diversos sistemas electrónicos que nos ofrece el TGE. Unos sistemas de los que siempre hemos sido partidarios, aunque algunos de ellos puedan suponernos un sobrecoste sobre nuestro presupuesto inicial.

PUBLICIDAD Content_3

Puede ser el caso de la cámara de visión posterior, que nos garantizará el tener que pasar más de un pequeño disgusto en nuestro maniobrar. El control de velocidad también lo consideramos un instrumento excepcional, tanto en el capítulo de los excesos MAN TGE 3.140de velocidad, el mantenimiento de los promedios laborales e incluso a la hora de pelear con los gastos de combustible.

En este mismo sentido nos encontramos con el start/stop, otro dispositivo que también aporta su granito de arena en nuestra economía de final de mes… de ahí que hagamos hincapié en que si estos elementos pueden suponernos cierto sobreprecio, hemos de ser conscientes de su pronta rentabilización. Hemos de pensar o tener presente que adquirimos un vehículo de corte totalmente profesional y que, por tanto, lo queremos para facturar. Así de cuanta más electrónica dispongamos para que nos asista en nuestro quehacer o nos ayude a rentabilizar nuestro tiempo y kilómetros, mejor nos irá.

MAN TGE 3.140En el interior de cabina y en orden de marcha podemos decir que no se percibe rumorosidad alguna proveniente del motor. Tampoco vibraciones producidas por la cadena cinemática. La potencia de 140 CV que nos eroga esta versión del MAN TGE la consideramos muy apropiada y equilibrada para un vehículo de sus características. En carretera abierta, autovía o similares se desenvuelve con una agilidad pasmosa. Es muy grata la sorpresa en este sentido y sucede lo mismo que si empleamos carreteras viradas.

PUBLICIDAD Content_4

MAN TGE 3.140En ciudad, que en principio sería su hábitat natural, se muestra muy manejable, teniendo en cuenta los 6.154 metros de longitud total que llevamos en nuestras manos y una altura de 2.700 metros que confiere una gran capacidad en paquetería voluminosa, pero que puede resultarnos un hándicap en el coeficiente aerodinámico, relacionado directamente con el consumo. En este sentido hemos de afinar bien el tipo de trabajo que vamos a realizar y si las dimensiones que nos plantea esta versión son las adecuadas a las exigencias de nuestras actividades de distribución o transporte.

Oficina rodante

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

El interior del MAN TGE está perfectamente resuelto y orientado a las tareas de reparto. Pensemos que nuestro quehacer diario va a desenvolverse en el interior o ascendiendo y MAN TGE 3.140descendiendo en numerosas ocasiones al día. Sobre el tablier, en la parte plana hallamos tres bandejas para clasificar albaranes de entrega u otro tipo de burocracia. Sucede lo mismo con los dos generosos huecos que tenemos en los paneles interiores que guarnecen ambas puertas.

Si no viajamos tres, el respaldo del asiento más próximo al conductor puede recogerse sobre sí mismo y podemos convertirlo en una práctica mesa de trabajo. Bajo la banqueta corrida que acoge a dos pasajeros ocasionales hallaremos un espacioso cofre para guardar los objetos que sean necesarios.

PUBLICIDAD Mobile_Pos9

MAN TGE 3.140Al espacio de carga se accede, según nuestra conveniencia de manipulación, por el lateral deslizante de adecuadas dimensiones para trabajar con carga paletizada. El interior de este espacio está perfectamente protegido por paneles de resistente madera que nos evitarán abolladuras o rasguños en la carrocería interior que puedan trasladarse al exterior. Unas argollas, sólidas y resistentes, nos servirán para asegurar la mercancía que transportemos y evitarnos así algún que otro sobresalto por su deslizamiento.

Nos hallamos ante un vehículo comercial que nos ha satisfecho en todos sus aspectos. La decisión de compra ya dependerá del profesional y sus actividades.

PUBLICIDAD Mobile_Pos10
PUBLICIDAD Mobile_Footer_1