PUBLICIDAD Billboard

Un Opel Vivaro moderno y competitivo

En 2009, cuando en el departamento de proyectos de Opel se iniciaron los primeros trazos y bocetos de lo que habría de ser el Vivaro que hoy llega a los concesionarios, ya empezaron a hablar de lo que ellos internamente calificaban como “diseño emocional”. Hoy, el ingeniero jefe de todo aquel plan, Stefan Arndt, continúa empleando las mismas palabras para definir al recién llegado Vivaro. Lo cierto es que cuando observas el vehículo detenidamente te das cuenta de que presenta un aspecto robusto y elegante al mismo tiempo.

opel vivaroPosee un frontal de marcada personalidad, moderno, afilado, digamos que de una fuerte presencia, remarcada por la larga barra cromada que soporta el logo en la parrilla, donde predomina, según la versión, el mismo lacado del color de la carrocería o el negro brillante del material de plásticos compuestos, más robusto y barato al mismo tiempo. En la silueta delantera resaltan especialmente las llamativas ópticas, bien elevadas para evitar roturas y daños en el siempre complicado tráfico urbano. Por el contrario, sus luces diurnas se hallan mucho más bajas, aunque también notablemente protegidas al ir encastradas en el paragolpes.

PUBLICIDAD Content_1

Su perfilado frontal concede unos extraordinarios valores de Cx. Esto es el coeficiente aerodinámico, que tanto incide en los consumos de gasóleo; cuanto más bajo resulta el Cx, menor es el gasto de combustible, y en este caso es de 0,352, que todavía se reduce hasta el 0,340 en los modelos denominados EcoFlex, gracias al carenado que instalan en el eje posterior y al spoiler que montan en su parte frontal.

Éste sería el aspecto exterior más definitorio del nuevo Opel Vivaro. Pero junto con esa imagen fresca y moderna hay que destacar también el interesante cambio interior, que se muestra práctico, funcional y con un atractivo fuera de cualquier duda. El Vivaro dejó de ser aquel vehículo serio y un tanto espartano que llegaba a los mercados europeos, allá por el año 2001 en su primera generación. Hoy, trece años después, se han llegado a matricular del modelo más de 600 mil unidades (unas cincuenta mil por ejercicio), con lo que se ha conformado como uno de los más solicitados en su discutido segmento (el medio o D de los LCV o Light Commercial Vehicles), donde también encontramos participantes de la casta del Transporter, Transit Custom, Vito, Expert o Trafic, por citar sólo algunos.

Versatilidad por encima de todo

Por regla general, y el Vivaro no es una excepción, este tipo de vehículos deben ofrecer en la actualidad una dualidad de uso, ya que tienen que aunar las condiciones de furgoneta o furgón comercial perfectamente combinadas con las prestaciones, confort y comodidad que exige un moderno monovolumen. Un porcentaje inmensamente mayoritario de los profesionales autónomos utilizan este tipo de modelos como vehículo de trabajo durante la semana y como turismo familiar cuando llegan los días de fiesta, de ocio o tiempo libre.

PUBLICIDAD Content_2

opel vivaroÉste es un capítulo que Opel satisface plenamente con sus nuevos modelos del Vivaro; no ha dejado espacio libre ni huecos para la improvisación con la extensa gama de modelos, carrocerías y combinaciones mecánicas que pone a disposición del profesional del transporte u otro tipo de oficios autónomos.

Con el interior sucede lo mismo. Está todo orientado para hacerle más confortable, segura y cómoda la vida al conductor durante su jornada laboral al volante. El espacio de cabina es un acogedor puesto de trabajo donde el asiento dispone de ajuste lumbar, regulable tanto en altura como longitudinalmente. Se trata de un ejercicio claro de diseño y ergonomía, tanto para la persona que se sienta tras el volante como para los acompañantes. Quizás ésta goce de algo más de verticalidad, mejorando así la consecución de la postura más adecuada y confortable a la hora de conducir. La columna de la dirección es ajustable en altura y en profundidad.

Para no distraer nuestra atención de la carretera, el volante es de tipo multifuncional, y desde él se pueden gestionar varios aspectos. El cuadro de instrumentación se presenta en forma ovalada. Mediante un estudiado y sencillo plegado, el asiento central delantero se transforma al instante en un práctico escritorio en el que se puede instalar el ordenador portátil, con las ventajas que ello comporta a la hora de realizar gestiones o trabajos burocráticos, ya que de este modo no es necesario llegar a la oficina o a la sede de nuestro negocio para despachar lo más urgente, entregas, albaranes, correos electrónicos, etc.

PUBLICIDAD Content_3

Con todo esto, nuestra jornada laboral puede ser más eficiente, al tiempo que ahorramos tiempo y dinero. En este mismo orden hallamos un sinfín de huecos portaobjetos que nos serán de gran utilidad a la hora de mantener el orden en el interior del vehículo. Hallamos también un cofre guantera bajo el asiento del acompañante con una generosa capacidad, que alcanza los 42 litros, y que nos permite guardar determinado utillaje de modo que no quede a la vista de los amigos de lo ajeno.

Preparado para todo

El nuevo Opel Vivaro está listo para el trabajo diario en cualquiera de sus versiones. Si el diseño de cabina está orientado exclusivamente para optimizar el confort del conductor y los acompañantes, amén de extender o generalizar su aplicación como oficina ambulante en lo que concierne exclusivamente al espacio de carga, el volumen registra un incremento de capacidad de hasta el 8,6 m3, aumentando un espacio total que llega hasta los 4,15 metros de longitud.

opel vivaroComo sucede en estos casos, el Opel Vivaro se puede configurar en el formato que mejor se adapte a las exigencias y necesidades laborales del profesional. Las variantes son diversas y van desde el furgón al combi, pasando por el modelo de doble cabina o el chasis cabina, sin contar con las versiones exclusivamente de pasajeros. Cualquiera de estos modelos son ejecuciones que salen propiamente de fábrica, al igual que algunas de las versiones carrozadas especialmente por especialistas del sector homologados por el propio fabricante.

PUBLICIDAD Content_4

En cuanto a los motores, Opel propone dos versiones diésel, de las que derivan cuatro niveles de potencia. En el frente más modesto encontramos un motor 1.6 CDTI turboalimentado por un compresor de geometría variable, capaz de erogar 90 ó 115 CV, asociados siempre a una caja de seis relaciones y accionamiento manual.

En el escalón superior está el sofisticado BiTurbo CDTI, de 1,6 litros, que ejecuta perfectamente la combinación de dos turbocompresores que actúan de modo secuencial. Uno de ellos es de menor dimensión que el paralelo, de modo que el pequeño responde de forma instantánea a las insinuaciones que hagamos sobre el acelerador. El mayor empieza a trabajar a un régimen de giro más alto y desarrolla la potencia en lo que se considera como la “banda más alta”. Las potencias que se derivan son de 120 ó 140 CV. Al igual que en el caso de los monoturbos, se complementan con una caja de cambios manual, de seis velocidades.

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

Si quieres ver más fotos del Opel Vivaro sigue este enlace: Galería de fotos.

PUBLICIDAD Mobile_Footer_1

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.