PUBLICIDAD Billboard

Translogroño, en busca de la diferencia

Para este rara avis del transporte, el futuro va ligado a la especialización, a la capacidad de distinguirse y ofrecer algo más en una selva donde unas pocas manos tienden a concentrar toda la actividad transportista.

Santiago Gutiérrez ha mamado transporte desde siempre. Su padre, Julio, colocó los mimbres de Translogroño a mediados de los 80, primero con lonas, luego con cisternas y más tarde con gran volumen.

PUBLICIDAD Content_1

Hoy, Santiago dirige a esta empresa familiar enfocada a la carga y transporte de mercancía general paletizada y producto de vino en cisterna a nivel regional.

Translogroño

“Hacemos España y toda Europa occidental –explica Santiago–. Hasta hace 10 años no salíamos nada al extranjero. Aquí había trabajo de sobra. Pero entre que la actividad bajó y que los clientes cada vez te demandan más servicio, te toca salir”.

PUBLICIDAD Content_2

Translogroño cuenta con 25 vehículos, entre tráilers y cisternas, dos almacenes para mercancía seca paletizada, un taller con un equipo de seis personas y un edificio de oficinas de 150 m2.

La polivalencia de su personal de taller facilita el trabajo del resto del grupo, que rentabiliza esfuerzos gracias a dos claves para el negocio: la formación y la inversión en innovación. “A la gente que tiene ganas de aprender hay que formarla.

Translogroño

PUBLICIDAD Content_3

¿Quién enseña hoy cómo atar bien la carga? Nadie. Insistimos mucho, sobre todo en conducción eficiente”. Mes a mes comprueban los datos de conducción de cada chófer y repasan juntos los posibles puntos a mejorar.

El otro punto clave es el de la investigación. Translogroño no solo hace esfuerzos en prevención y en equipamiento –fieles a Renault, Wabco, BPW y Lecitrailer–, sino que además trabaja activamente en métodos experimentales para reducir al máximo el consumo y aumentar la eficiencia de sus vehículos.

Esas diferencias, por pequeñas que sean, marcarán, según nuestro protagonista, el futuro de las empresas de transporte. “Hay que especializarse y conseguir hacer algo diferente que el resto. En equis años, llevar 30 palets a Madrid lo hará cualquiera.

PUBLICIDAD Content_4

Translogroño

Cuando yo veo la empresa media alemana, se me cae la baba: marcan la diferencia porque invierten en investigación y desarrollo y cuentan con 20 patentes propias. Aquí lo que vale dinero es la idea.

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

Translogroño

Y el español también es creativo, pero tiene que tener los medios”. Y en eso, precisamente, trabaja Santiago. Según el responsable de la compañía, los estados parece que se empeñan en que sean las grandes corporaciones quienes controlen el transporte, cuando la pequeña empresa es, con los medios adecuados, mucho más eficiente.

PUBLICIDAD Mobile_Pos9
PUBLICIDAD Mobile_Footer_1