Translogroño, en busca de la diferencia