PUBLICIDAD Billboard

TransAraba o la búsqueda del menor coste operativo

El objetivo de TransAraba sociedad cooperativa no es conseguir algún beneficio empresarial para su estructura. Su principal interés es reducir los costes operativos de sus socios.

Esta estrategia no ha impedido que en sus 31 años 273_profesion_transaraba_10de vida haya ido creciendo en estructura, aumentado su patrimonio inmobiliario y, sobre todo, consolidado una fructífera colaboración con otro buen número de cooperativas.

PUBLICIDAD Content_1

De esta relación ha nacido una central de compras, una cooperativa de segundo grado. Los números que mueve esta superestructura hablan por sí mismos: 20 millones de euros en compras para un total de 938 camiones.

Pero vayamos por partes. En octubre de 1981, dieciocho transportistas alaveses tomaron la decisión de constituirse en sociedad cooperativa.

La mayoría de ellos trabajaban en el mundo de la construcción. Comprendieron que luchar por libre en este sector tan competitivo y especializado no tenía futuro.

PUBLICIDAD Content_2

La famosa máxima que asegura la unión hace la fuerza volvería a hacerse realidad. Porque “intentar competir por tu cuenta, con el único aporte de tu vehículo ante una licitación pública era, y sigue siendo, completamente imposible”. La única opción a la que estaban abocados, estos dieciocho transportistas, era seguir trabajando indefinidamente como subcontratados de algún comisionista.

TransArabaEn un principio se instalaron en una parcela de 5.000 m2 del polígono industrial de Gamarra. Su cercanía a la capital alavesa acabó creando numerosos y engorrosos problemas de tráfico. Gamarra dejó de ser una ubicación operativa.

Gracias a una oportuna ampliación de capital se trasladaron al moderno y amplio polígono industrial de Júndiz.

PUBLICIDAD Content_3

Las actuales instalaciones se extienden sobre 18.000 m2 y comprenden unas modernas y amplias oficinas, disponen de espacio para almacenar mercancías y prestan el servicio de gasolinera, lavado y taller en general.

En la actualidad son 46 socios. Los estatutos permiten que cada cooperativista pueda incorporar a la sociedad un máximo de cuatro vehículos. El socio que más camiones aporta hoy por hoy es tres. Aunque en TransAraba lo que predomina es tener un solo camión.

273_profesion_transaraba_05Desde hace tiempo, incluso cuando la bonanza económica parecía no tener fin, los socios decidieron no aumentar la flota.

PUBLICIDAD Content_4

Cuando el mercado lo exigía intercambiaban camiones con otras cooperativas como Transogui, Puerto de Pasajes, Transvol, Cecotrans o Coaltrans, por ejemplo. Si aún necesitaban más vehículos, subcontrataban el trabajo excedente.

La edad media del socio es de 48 años. El grueso de los cooperativistas cuenta entre 30 y 40 años. El más joven de todos apenas supera los 21 años, siendo éste el único que no alcanza los 30 años.

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

La forma natural de entrar a formar parte de la cooperativa es heredar la plaza. Sin embargo esta situación está cambiando, “la mayoría de los hijos de los socios no quieren seguir en el negocio”, nos comenta Gonzalo Sáez de Ibarra, gerente de TransAraba. El capítulo empleados es mucho más reducido, simplemente son tres: el gerente -Gonzalo-, la secretaria de dirección -Adela Andino- y el comercial -Luis Ignacio Bengoa.

Negro presente

PUBLICIDAD Mobile_Pos9

Como es de esperar, el presente no es nada halagüeño. David Sánchez, uno de los socios, nos comenta: “Este año ha sido nefasto. Ni el Ayuntamiento de Vitoria ni la Diputación alavesa ni el Gobierno vasco han sacado nuevas licitaciones”. Y es que a TransAraba la obra pública le surte del 60 % de su fuerza de trabajo.

El 40 % restante se lo dividen entre la industria y el sector agrícola. En el primer caso sus camiones se dedican a mover chatarra entre Vitoria, Bilbao, Santander, Zaragoza y Valencia. El trabajo para el sector primario es tremendamente estacional. Básicamente se orienta al abono, los cereales y la remolacha.

PUBLICIDAD Mobile_Pos10

273_profesion_transaraba_11Gonzalo, que no quiere cargar las tintas sobre el presente, nos hace su diagnóstico de futuro en relación con el tipo de camión que se ha de imponer en este sector.El dumper es un vehículo que tiende a desaparecer.

Las excavaciones y sótanos cada día tienen mejor acceso. Cuando no es así, el escombro se almacena en contenedores. El portacontenedor es el vehículo más especializado y con mayor capacidad de tracción que se precisa en la actualidad.»

PUBLICIDAD Mobile_Pos11

«Otro factor a tener en cuenta es que hoy en día tenemos que mover el material a largas distancias, lo que hace que el consumo de combustible influya de forma dramática en nuestros costes de explotación.

El resultado es que la mitad de los vehículos rígidos nos sobran”. La flota de TransAraba está compuesta en un 70% por tráilers.

El gerente de la cooperativa alavesa nos despidió haciéndonos esta aseveración: “En mi opinión, el vehículo que se acabará imponiendo en nuestro mundo será el tráiler cuya cabeza tractora tenga tracción total de forma no permanente”.

PUBLICIDAD Mobile_Footer_1

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.