fbpx
PUBLICIDAD Billboard

Soy camionera: Petra Alexandra, querer es poder

De pequeña, en su Targoviste local, una población a 80 kilómetros de la capital de Rumanía, nuestra camionera de este mes ya apuntaba maneras. “Era de jugar con coches, con camiones, de juntarme con los niños, sobre todo con mi hermano y sus amigos”. Era todo un presagio.

A sus 17 años, Petra, que así se llama la protagonista de este mes, hizo su primer viaje a España. “Mi hermano Mijail se vino a trabajar a Valencia y al final acabó viviendo en la localidad alicantina de Novelda.

PUBLICIDAD Content_1

Después me vine con mis padres, pero como no encontré trabajo, nos volvimos a mi país”, nos cuenta nuestra invitada.

Camionera Petra Alexandra

Pasaron los años, Petra acabó sus estudios en Rumanía y decidió volver a probar suerte. Contaba 20 años recién cumplidos y ya su proyecto era subirse a un camión.

PUBLICIDAD Content_2

Mijail le abrió el camino, aunque desde siempre ella lo tenía claro y, como bien nos cuenta, “cuando me propongo algo, siempre lo consigo”. Dicho y hecho.

Petra se propuso sacarse el carnet de camión. Lo logró a la primera. Sus planes pasaban por hacer internacional compartiendo cabina con su hermano. Él ya trabajaba en la compañía alicantina CastilloTrans, así que en cuanto Petra tuvo el carnet en el bolsillo se puso de segunda conductora.

Nuestra camionera compartió habitáculo durante un año con Miijail. Ahora ya lleva otro año rodando en solitario, aunque ha tenido meses en los que ella ha sido la formadora en este caso de otra mujer.

PUBLICIDAD Content_3

“Mi hermano me ayudó muchísimo. Me dio mucha confianza, muchos consejos. Desde luego sabía mucho más que yo. Cuando sales de ruta y te pasas diez días fuera, son muchas las horas que compartes, vives muchas cosas.

Camionera Petra Alexandra

También cabe decir que es muy complicado compartir un espacio tan reducido durante tanto tiempo”, nos cuenta, mientras recuerda con nostalgia su primera ruta. “Fui desde la base hasta el mercado central de Berlín.

PUBLICIDAD Content_4

Cuando nos vieron llegar creían que éramos pareja, no se creían que fuéramos hermanos. La verdad es que las cinco primeras horas de viaje estaba miedosa, pero al final todo fue muy bien”.

Camionera Petra Alexandra

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

Pasado el primer año de trabajo, a Petra ya le dieron la responsabilidad de ser la primera conductora. “Ahora llevo un año viajando sola, aunque durante algunos meses he hecho de formadora de otra conductora”.

Como vemos, nuestra camionera las ha visto de todos los colores: de segunda conductora con su hermano, en solitario y de primera con una mujer.

PUBLICIDAD Mobile_Pos9

“Viajar en pareja a veces resulta complicado. Cada uno tiene sus costumbres, sus manías, su manera de hacer las cosas. Ser ordenado en la cabina es muy importante, si no es muy difícil la convivencia.

Para mí lo ideal sería alternar, a veces es pesado estar todo el rato pendiente de otra persona y si llevas diez días sola también echas de menos a alguien”.

PUBLICIDAD Mobile_Pos10

A sus 28 años, quizás la camionera más novel que ha pasado por esta sección, ya es una experta en esto del transporte internacional.

“He ido a Francia, Alemania, Luxemburgo, Portugal, Holanda o Italia. Por muchos países.

PUBLICIDAD Mobile_Pos11

Camionera Petra Alexandra

De todos ellos me quedo con Alemania, sin duda. Me encantan cómo conducen, además allí ves a muchas mujeres camioneras”, recuerda Petra, que nos continúa explicando: “Al principio, cuando entraba en las empresas, me decían qué quería, que no tenía pinta de camionera.

Camionera Petra Alexandra

Ahora ya estoy acostumbrada a todo esto. De hecho hasta me satisface y me sonrojo cuando me felicitan por haber hecho bien alguna maniobra”, nos dice Petra, con su sonrisa perenne.

PUBLICIDAD Mobile_Footer_1