PUBLICIDAD

Mercedes-Benz Unimog, camión al rescate

Como a veces sucede en esta sección, encontramos este MB Unimog escala 1:24 del fabricante Revell en una tienda a punto de cerrar por jubilación, abandonado a su suerte en una estantería, cogiendo polvo.

Se trata de una maqueta bastante antigua y algo deteriorada debido al paso del tiempo y a la falta de algunas piezas, que, a causa del despiste de algunos empleados, algunos de los múltiples niños que fueron pasando por la tienda aprovecharon para sisar algunas de ellas.

MB UnimogDe este modo, el montaje de la maqueta lo hemos resuelto de la mejor manera posible, aunque debemos confesar que no hemos alcanzado el objetivo deseado al cien por cien.

Concretamente, en la parte trasera del camión cuenta con unas persianas para colocar en su interior ciertos accesorios necesarios para la actividad que representa: hachas, mangueras, motosierra, entre otros elementos.

Al final, tras muchas horas y cargados de paciencia, hemos conseguido restaurar el camión que veis en las imágenes.

MB UnimogEl chasis está compuesto por cinco travesaños y dos largueros, a los que iremos acoplando la caja transfer, las transmisiones, los muelles y amortiguadores, y los ejes motrices, puesto que se trata de un vehículo 4×4, mientras que el delantero es directriz, además de las barras estabilizadoras, los frenos de disco en las cuatro ruedas, el depósito de gasóleo, la caja de las baterías, etc.

Es un camión tan completo, que el chasis es uno de los más complicados que hemos montado. Para finalizar esta parte lo pintamos todo en color negro mate, así como las ruedas.

Damos paso al propulsor y sus componentes, caja de cambios, turbo y colectores, poleas de distribución y alternador con la correa, entre otros.

La cabina es compacta de una única pieza compuesta del morro, el techo y la trasera, y le colocamos las puertas realizando el proceso que explicamos en el truco de este mes. Una vez armada, pintamos todo el conjunto, al mismo tiempo que la caja de carga, cuyo montaje os explicamos a continuación.

Ésta está integrada por un fondo, el techo y los dos costados. Aunque esta maqueta tiene la especial particularidad de poder abrir las persianas para mostrar el interior con un montón de accesorios propios de un camión de bomberos, como os habíamos explicado antes, todos ellos habían desaparecido del kit.

MB Unimog

Por otra parte, hemos querido resaltar ciertas partes del camión, por lo que hemos pintado en negro mate elementos como la rejilla, el foco de trabajo y el snorkel, y en color plata la balconada del techo, donde se aloja parte de la carga, las persianas y las faldillas.

El parachoques delantero lo detallaremos en blanco, y en negro el teléfono de urgencias al que llamar.

Aunque al realizar una maqueta no alcancemos nuestro objetivo, puede servirnos para aprender a superar algunas dificultades, como la falta de piezas, y para agudizar el ingenio en el uso de materiales o elementos.

Es fundamental intentarlo y probar cosas nuevas, a veces no acaban de gustarnos y otras resultan ser todo un acierto; sólo lo sabremos si lo llevamos a cabo y cuando finalicemos el trabajo. Ánimo y hasta la próxima.

Más trucos

Para que las puertas de este camión puedan ser practicables y poder apreciar el interior del habitáculo, cogemos las puertas de la bandeja, rallamos con la punta de un cúter las partes en contacto con las bisagras. Las piezas son las nº 105 (4 piezas con la misma numeración). Acto seguido, con un minitaladro perforaremos las piezas 105s y 106s.

Con el mismo diámetro de la broca empleada anteriormente fabricamos una barilla para atravesar las piezas por el agujero efectuado, y conseguimos unas puertas operativas. Sólo nos queda colocarlas en la cabina pegando las uniones y reforzándolas con la ayuda de unas pinzas de madera de tender la ropa.[/su_box]

2 comentarios en «Mercedes-Benz Unimog, camión al rescate»

Los comentarios están cerrados.