PUBLICIDAD Billboard

Mercedes-Benz Sprinter 316 CDi, como el Pony Express (I)

Se trata de un completo ensayo que iremos publicando a lo largo de los próximos meses, de modo minucioso. Con todos los datos de los recorridos realizados, los consumos y el comportamiento de este nuevo Sprinter que se erige en recio mustang de aquellos que cabalgaban con el correo desde la costa este a la oeste.

PUBLICIDAD Content_1

Prueba MB Sprinter

La versión escogida es el modelo 316 CDi, una variante que por sus dimensiones, características de la carrocería, formato y tamaño se muestra como una eficaz variante para todos los ámbitos y exigencias del transporte ligero y de distribución urbana, cuyas aplicaciones no tienen límite.

Un líder, desde 1995

PUBLICIDAD Content_2

La primera generación del Mercedes-Benz Sprinter se presentó en el mercado en el año 1995. Desde entonces hasta hoy ha venido evolucionando manteniendo siempre una posición de liderazgo en un segmento extremadamente competitivo como es el suyo.

Prueba MB SprinterEn el nuevo Sprinter nos llaman poderosamente la atención las formas que definen toda su parte frontal. Ahora, nos atrevemos a decir que resulta menos puntiaguda, es de líneas más suaves, con una caída del capó más leve y está presidida por una generosa calandra cruzada por tres barras cromadas, en cuyo centro se sostiene omnipresente el logotipo de la marca. A ambos lados se ubican los grupos ópticos, que siguen las formas suavizadas del frontal. Bajo éstos, las luces diurnas y de largo alcance, que se ubican en el paragolpes, que a su vez aloja una nueva parrilla de ventilación mecánica en forma de celdas de abeja.

El parachoques ejerce también de spoiler aerodinámico en su parte más baja. El frontal del nuevo Sprinter concede al modelo un elevado nivel de personalización, de robustez y muy agradable al mismo tiempo. Armoniza sus formas con el diseño que la marca estrenó con el Citan, el más pequeño de la oferta, y que ahora continúa con el recién presentado Vito, en Berlín. El ADN familiar de la serie de vehículos comerciales ligeros de la marca ya está completado.

PUBLICIDAD Content_3

A priori podría parecernos que sus generosas dimensiones, con una distancia entre ejes de 4.325 mm y una longitud total de casi 7 metros, 6.961 mm para ser exactos, pueden plantearnos la necesidad de alguna que otra maniobra extra a la hora de desenvolvernos en cascos o centros urbanos con tráfico complicado. Nada más lejos de la realidad. La excelente maniobrabilidad que plantea gracias a su diámetro de giro y la eficacia de la dirección permite sobradamente que nos defendamos con suma comodidad en centros históricos o incluso en zonas comerciales con áreas peatonales a las que sólo se accede para el reparto bajo un estricto control horario establecido por los ayuntamientos.

Sin complejos ante cualquier reto

Verán por las imágenes que nuestro invitado es un furgón; es decir, de carrocería completamente ciega o chapa. Es lo que consideramos un vehículo comercial o industrial. El formato aporta una puerta lateral deslizante de grandes dimensiones, más los dos portones simétricos posteriores. Con estas premisas, el acceso al inacabable Prueba MB Sprinterespacio de carga resulta una tarea de los más sencilla. En nuestra primera salida con él, hemos practicado la carga y descarga desde todos los ángulos posibles y se accede sobradamente con el toro para introducir palets, big-bags de tierras de jardinería, con unos 1.000 kg de peso.

PUBLICIDAD Content_4

Si nos situamos al volante, gracias a los reglajes que permite, hallaremos pronto nuestra posición más cómoda a la hora de conducir. Como decíamos, el furgón es completamente cerrado, aunque ello no es obstáculo alguno para que disfrutemos de una completa visibilidad hacia todos los ángulos. Los retrovisores son medidas generosas y la parte inferior actúa a modo de gran angular para controlar todo lo que sucede a nuestro alrededor. Al mismo tiempo, el amplio parabrisas nos permite una visión en cinemascope de la carretera. El asiento del conductor se adapta perfectamente al peso y las dimensiones de la persona que haya de sentarse en él. Como ya es habitual en la marca, la palanca selectora del cambio es de tipo joystick y queda situado en la consola central o tótem. Éste alberga también la pantalla del equipo de navegación y radio, así como toda la botonera que exige su gestión y la del acondicionador del aire. Sobre el tótem, una amplia guantera con tapa nos servirá para mantener en orden el papeleo clásico de las tareas. El asiento del conductor dispone de apoyabrazos plegable y los del acompañante son de tipo banqueta corrida.

La mecánica que instala este Sprinter es un eficaz motor de cuatro cilindros en línea, de 2.143 c.c., que desarrolla 163 CV a 3.800 rpm, y que incorpora la tecnología BlueEFFICIENCY, cumpliendo estrictamente con las exigencias comunitarias en materia de emisiones.

Existe un largo capítulo que desarrollar sobre nuestro Sprinter en materia de cadena cinemática, seguridad, rentabilidad, confort y otros datos técnicos. Son trabajos que, como decíamos al principio, iremos desgranando en los próximos meses.

 

PUBLICIDAD Mobile_Footer_1

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.