PUBLICIDAD Billboard

Mercedes-Benz Sprinter 316 CDi, abrazado a la carretera (II)

Del mismo modo que van pasando de moda los formulismos verbales, otrora distinguidos, del tipo “mejorando lo presente” o “¿estudias o trabajas?”, también habría que empezar a ir desterrando conceptos que en su día tal vez tuvieron su sentido, pero que en la actualidad no están ni mucho menos a la altura semántica MB Sprinter 316 CDiexigida. Uno de ellos bien podría ser el tantas veces utilizado para enfatizar las cualidades de un comercial ligero: “Es que se conduce como un turismo”. ¿Cómo? Perdonen ustedes, pero cuando uno conduce un furgón como el Mercedes-Benz Sprinter 316 CDi en la media y larga distancia, entre él y el que lleva un turismo no sé quién se cambiaría por quién. La suavidad de funcionamiento es la misma y la rumorosidad del motor también. En equipamientos, comodidad al volante y consumos, los parámetros son parejos; pero es que cuando centramos el juicio en la robustez y efecto de protección que se genera, y ya no digamos en la visibilidad hacia todos los ángulos y la sensación de poderío por su posicionamiento ante la carretera, este comercial pasa por delante de muchos turismos.

PUBLICIDAD Content_1

Quizá le faltaba al mundo del industrial ligero moderno, para que no digan que nos subimos a la parra, un empuje en materia de seguridad, pero ahí nos topamos entonces con un fuera de serie como el Sprinter 316 CDi, que el equipo Solo Furgo tiene a examen en una prueba de larga duración de la que en el número pasado ya tuvimos una primera presentación, a modo de preámbulo oficial. Por eso hoy nos centraremos más específicamente en las cualidades relativas a un ámbito como éste. Por la cuenta que nos trae, somos exigentes. Sin más.

Alto estándar, bajo consumo

MB Sprinter 316 CDiNuestra primera evaluación detallada a este furgón de potente planta ha sido conformada en un trazado de 865 kilómetros, que son los que separan la localidad barcelonesa de Cornellá de la asturiana de Felechosa; con un variopinto trazado que comprende, en números redondos, 400 kilómetros de autovías, 200 de autopistas y 265 de nacionales. Un trazado predeterminado precisamente por su heterogeneidad, y en el que nos hemos encontrado desde los perennes Monegros a 40 grados hasta los accidentados puertos de León y Asturias; desde semidespobladas autovías de lujo, como la 231, que articula la comunidad de Castilla y León, hasta la infame N-I entre Pancorbo y Briviesca (Burgos), que sin ningún género de dudas sigue siendo la vía general con más riesgo de España. Sobre este lienzo elegido, y en virtud de esa visibilidad hacia todos los ángulos que caracteriza a este modelo, hemos efectuado un recorrido peninsular a través de pantanos, viñedos, páramos y puertos. Se puede el lector imaginar que ante trazados tan dispares, todas las propuestas de asistencia en carretera son bienvenidas, aunque en este espacio incidiremos más en las relativas a la seguridad.

PUBLICIDAD Content_2

No obstante, antes de entrar en esa materia, y ya que estamos ante uno de los muchos capítulos que como equipo se van a escribir sobre esta prueba de larga duración, valga decir que el consumo medio en la hoja de ruta reseñada se ha situado en los 7,75 l/100. Con dos ocupantes y su equipaje, y teniendo en cuenta que estamos ante un furgón de techo sobreelevado e impresionante volumen, con casi 7 metros de longitud y 4.325 mm de distancia entre ejes, el dato es positivamente relevante.

Paquete óptimo de seguridad

MB Sprinter 316 CDiEn un titán de tales dimensiones, una de las novedades en el campo del comercial ligero que más se agradece es el sistema denominado asistente al viento lateral, y mucho más en un furgón como éste, con tan amplios paneles a lado y lado de su arquitectura. El viento racheado que encontramos, sobre todo en las áreas más montañosas de Asturias y León, se mitiga con este sistema basado en el programa electrónico de estabilidad ESP, que hace que en el lado del vehículo expuesto al viento, las ruedas se frenen. Dicho sistema, que se pone en funcionamiento a partir de los 80 km/h, neutraliza también movimientos inesperados al (por ejemplo, y aunque no fuera nuestro caso) adelantar a un camión.

PUBLICIDAD Content_3

En una ruta larga como ésta son también de gran practicidad elementos como el control del ángulo muerto, que complementa la labor de los dos amplios espejos retrovisores, y que a través de cuatro sensores de radar de corto alcance hacen que se encienda un pilotito rojo en el espejo del lado en el que se detecte la maniobra inesperada de una moto u otro vehículo que nos había pasado inadvertidos. El detector de cambio de carril, por su parte, nos avisa cuando, sin haber accionado el intermitente, el sistema detecta un cambio de carril.

MB Sprinter 316 CDiEs no obstante el sistema de previsión que evita la colisión por alcance, uno de los más apreciados en ruta interurbana, pues se nos advierte de la separación del vehículo que nos precede, entrando en acción, en caso de necesidad, un servofreno de emergencia adaptativo. Si existe una diferencia desproporcionada de velocidad entre dos vehículos contiguos, este sistema nos avisa con señales ópticas y acústicas.

Otra de las novedades de este Sprinter en materia de seguridad es el asistente para luz de carretera, en virtud del cual van permutando las luces de carretera y cruce en función de cada necesidad de alumbrado, al detectar además con antelación el paso de un peatón o un trazado determinado de la vía.

PUBLICIDAD Content_4

De momento, aquí lo dejamos. En crónicas subsiguientes seguiremos analizando el Mercedes-Benz Sprinter 316 CDi desde distintas ópticas, incluyendo por supuesto la profundización en éstos y otros aspectos relacionados con la protección en carretera.

 

Si quieres ver todas las imágenes relacionadas con esta prueba, haz clic en Galería de fotos.

PUBLICIDAD Mobile_Footer_1

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.