PUBLICIDAD

Mercedes-Benz EQV300, 100% eléctrico: en otro nivel

Probamos el primer vehículo 100 % eléctrico de Mercedes-Benz Vans, el EQV. Con él se abre una nueva dimensión en el transporte de pasajeros. Alto confort, niveles premium de acabado y una autonomía más que suficiente para completar nuestros movimientos.

Nos ponemos al volante del EQV300, el primer monovolumen totalmente eléctrico de Mercedes-Benz que deriva directamente del Clase V, ambos fabricados en Vitoria. Su capacidad puede ser de hasta 8 pasajeros, aunque nuestra unidad de pruebas tiene 7 plazas en configuración 2+2+3.

El confort, la amplitud, el comportamiento en carretera, la vida a bordo de este EQV se merecen un cinco estrellas. No hay detalle que se deje al azar en el interior de este vehículo. Asientos traseros amplios con los delanteros calefactables. La apertura y el cierre eléctricos del portón trasero y de las puertas laterales también nos hacen más llevadera las operaciones de subida y bajada del vehículo o la carga de bultos.

La conectividad está asegurada gracias al sistema de infoentretenimiento MBUX (Mercedes-Benz User Experience), con una pantalla de 10,25 pulgadas, con un sistema de sonido “surround” Burmester con 15 altavoces y la caja de graves que alcanzan una potencia conjunta de 640 W. Si nos centramos en los sistemas de ayuda a la conducción, la lista es casi interminable, tales como el detector de cambio de carril, el control de ángulo muerto, el asistente activo de distancia DISTRONIC, que emitirá señales acústicas y visuales si detecta riesgo por acercamiento a otros vehículos o peatones o el asistente de frenado activo, que hará un frenado automático si no se reacciona a tiempo. A la hora de aparcar, disfrutamos con cámara de 360º, con la que tendremos controlados todos los puntos para un aparcamiento sencillo incluso en los lugares más estrechos.

Mercedes-Benz EQV300

Todos los elementos son importantes en este vehículo, pero el hecho de que sea 100 % eléctrico y el primer EQ de Mercedes-Benz Vans le dan un plus.

El motor eléctrico desarrolla una potencia máxima de 150 kW (204 CV), con un par máximo de 362 Nm. En cuanto a la autonomía, el EQV300 llega a los 357 km, incluso podría llegar a los 487 km si nos movemos exclusivamente en un entorno urbano. Buenos datos en este aspecto.

Mercedes-Benz EQV300

A la hora de recargar sus baterías, tenemos dos opciones. La de corriente alterna para hogares o estaciones de carga públicas con hasta 11 kW tendremos un tiempo inferior a 10 horas para una carga de 0 a 100 %. Para la de corriente continua en puntos de recarga rápida se podría recargar hasta el 80 % en 45 minutos, con hasta 110 kW. Aproximadamente tardaremos unos 80 minutos de tiempo de carga del 10 al 80 % en estaciones de carga rápida CC con 50 kW. Con el Mercedes Charge encontraremos información sobre los puntos de carga públicos, datos más que relevantes si nos estamos moviendo de aquí para allá o por lugares desconocidos.

El EQV300 se comercializa en dos variantes. La larga y la extralarga, con la primera de ella (la que nosotros probamos) contaremos con 5,14 de longitud y 1,96 metros de altura por las barras longitudinales que lleva, si no se quedaría en los 1,91 m. El espacio para hasta 8 personas cuenta con 1.030 litros de compartimento portaequipajes y 4.630 l de volumen del espacio de carga. La versión extralarga mide 5,37 metros, que alcanza los 1.410 litros de compartimento del portaequipajes y los 5.010 l de volumen del espacio de carga.