fbpx
PUBLICIDAD Billboard

Mercedes-Benz Clase V 220d Avantgarde, con V de viaje

Hay formas y formas de viajar. Y luego está hacerlo en un Clase V de Mercedes-Benz. Este mes nos desplazamos con una de sus propuestas más lujosas, las que os presentamos en estas páginas.

Mercedes-Benz Clase V 220d Avantgarde

Para empezar, hemos de decir que nos encontramos ante la carrocería larga de este modelo, que alcanza los 5,14 metros de longitud; su altura se queda en los 1,88 metros con una anchura de 1,92 m. Las medidas de nuestro V 220d dan cabida a siete pasajeros siguiendo una configuración interior 2+2+3, con equipamiento Avantgarde y el paquete exterior de AMG.

PUBLICIDAD Content_1

Este último punto nos destaca un Clase V con un perfil deportivo, donde el color negro alterna con elementos cromados que encontramos en lugares como el faldón delantero, la parte trasera del vehículo, varios embellecedores laterales, sin olvidarnos de las llantas de 19” con diseño de siete radios dobles.

Mercedes-Benz Clase V 220d Avantgarde

El punto AMG de nuestro vehículo de la estrella se caracteriza en el interior por contar con molduras en efecto carbono o los pedales deportivos de acero inoxidable con tacos de goma negros.

Toda esta configuración hacen de este Mercedes-Benz V un vehículo ideal para compartir trayectos. Su capacidad para transportar a siete pasajeros lo hace perfecto por un lado para mover a familias numerosas, pero especialmente como una concepción de shuttle, esto es, como lanzadera. Traslados más o menos cortos del aeropuerto al hotel o viceversa, en los que la comodidad de los pasajeros y la capacidad de transporte se enmarcan como primordiales.

PUBLICIDAD Content_2
Mercedes-Benz Clase V 220d Avantgarde

Como decíamos anteriormente, el habitáculo da acceso a siete personas con un diseño 2+2+3, donde la segunda hilera dispone de butacas independientes. En el caso de la tercera fila, cuenta con una banqueta de tres butacas, todo ello con detalles prácticos, como el sistema de guías, que permite el desplazamiento de los asientos o incluso la posibilidad de colocarlos enfrentados entre sí.

Para nuestros movimientos, nuestro Clase V cuenta con opciones preciadas, especialmente si vamos a destinar el vehículo al traslado de pasajeros, en el que las subidas y bajadas serán continuas. Así, tanto el portón trasero como las puertas laterales correderas son eléctricos, con lo que simplemente apretando un botón, el vehículo quedará convenientemente cerrado, y sin esfuerzos, algo que agradeceremos sobre todo con el portón trasero, debido a su peso y generosas dimensiones.

Mercedes-Benz Clase V 220d Avantgarde

Poderío bajo el capot

PUBLICIDAD Content_3

Por lo que se refiere a la motorización, nuestra unidad de pruebas monta un propulsor de cuatro cilindros de 2.143 c.c. con 163 CV de potencia con un par de 380 Nm disponible entre las 1.400 y las 2.400 revoluciones. Emplea la transmisión automática 7 G-Tronic, de una suavidad exquisita. Todo ello le proporciona un comportamiento en carretera a prueba de bombas, incluso si requerimos en nuestros viajes de la máxima exigencia.

Si continuamos hablando de exigencias, tanto en el apartado de la seguridad como el de la conectividad, el Clase V sigue la línea trazada por Mercedes-Benz para todos sus vehículos. En estos aspectos no se escatima nada.

Mercedes-Benz Clase V 220d Avantgarde

La seguridad, lo primero

PUBLICIDAD Content_4

Si hablamos de la seguridad y asistentes a la conducción, el listado que recitamos se convierte prácticamente en interminable. Airbags por doquier, aviso de cambio de carril, detector de ángulo muerto o el control de crucero adaptativo nos hacen la vida a bordo más segura, pero también más confortable.

Otros elementos como el asistente de viento lateral, el aviso de colisión o el lector de señales de tráfico también juega un papel relevante.

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

En cuanto al sistema de información y entretenimiento, no hay detalle que no contemos. Todo se puede controlar desde el volante multifunción, pero también desde el mando táctil, que en las versiones con cambio automático se sitúa en la consola central, donde el conductor puede acceder a él con un simple movimiento de brazo. A partir de ahí, teléfono, audio o navegación, entre otras funcionalidades, no tendrán secretos. Para una mayor conectividad, varias entradas USB, así como de 12 V, se reparten por varios espacios del habitáculo, al igual que bandejas portaobjetos, que nos permitirán tener a buen recaudo la mercancía más preciada.

PUBLICIDAD Mobile_Footer_1