Toda una leyenda, Eduardo Barreiros