fbpx
PUBLICIDAD Billboard

Toda una leyenda, Eduardo Barreiros

Eduardo Barreiros fue uno de los empresarios españoles más representativos de los «años del desarrollo». Partiendo de un pequeño taller en Orense, fue capaz de levantar un gran complejo industrial empresarial que contribuyó decisivamente a la motorización de España, junto con sus hermanos Valeriano, Graciliano y Celso y un excelente grupo de colaboradores.

El motor diésel llegó a ser para los españoles sinónimo de Barreiros, y ello a pesar de la hostilidad de un sector gubernamental tan influyente como el INI. En 1963 la asociación con Chrysler, en una de las mayores inversiones norteamericanas en España, le lanzó a un protagonismo internacional.

PUBLICIDAD Content_1

Posteriormente, el socio americano fue ganando terreno al español en las ampliaciones de capital, hasta que la empresa pasó a ser Chrysler España en 1969. Pero la obra de Barreiros sigue presente en la gran factoría de Villaverde (Madrid), en el actual tejido industrial español y en la memoria de aquellos años.

Vemos en este completo vídeo, un repaso a la historia de Eduardo Barreiros, el industrial español que fundó esta legendaria marca en 1954. Conocemos que su producción se centró en motores, camiones, tractores autobuses y automóviles.

PUBLICIDAD Content_2

También fabricó furgonetas, carretillas elevadoras y carrocerías para camiones.

En 1969 y debido a los malos resultados de la empresa, Barreiros y sus hermanos abandonaron la sociedad, vendiendo sus acciones a Chrysler, pasando a denominarse Chrysler España S.A hasta su desaparición en 1979.

Un emprendedor que dio nombre a toda una leyenda para la industria automovilística española y que hemos querido rescatar para que todo el mundo conozco lo relevante que fue esta marca para la industria de la automoción española. Y que el 19 de febrero falleció de forma inesperada en La Habana. Tenía 72 años.

PUBLICIDAD Content_3
PUBLICIDAD Mobile_Footer_1