PUBLICIDAD Billboard

La importancia de renovar las señales «caducadas»

Francisco Cano. Presidente de AFASEMETRA (Asociación de Fabricantes de Señales Metálicas de Tráfico)

PUBLICIDAD Content_1

Es cierto que las señales “no caducan” como los yogures, como bien indicaba el Director General de Tráfico, Pere Navarro, en su comparecencia en la Comisión de Seguridad Vial del Congreso de los Diputados. Es conveniente en este punto ser técnicos, puesto que en lo que a señalización vertical se refiere, hablamos de ‘fecha de reposición recomendada’, concretamente la garantía que ofrece el fabricante de las láminas retrorreflectantes, que es de diez años para las señales con material de clase RA2 y RA3.

A partir de esta fecha, debe comprobarse si las características visuales, esto es, las coordenadas cromáticas y la retrorreflexión, siguen siendo conformes a la norma europea y se puede alargar su vida útil, sin menoscabar la seguridad vial.

Parches de láminas retrorreflectantes con la nueva velocidad sobre señales antiguas, carteles corregidos con pegatinas que no se adhieren correctamente,… No, no hay señales “caducadas”, pero sí señales que en conducción nocturna no se pueden leer correctamente. No se puede constatar su caducidad por falta de ensayos, pero la evidencia es que no se pueden ver.

PUBLICIDAD Content_2

transporte

Es recomendable disponer de un inventario real, público, sobre cuántas señales existen, cuántas están deterioradas y qué cambios necesitan para cumplir con la Norma de Carreteras en la mayoría carreteras y municipios.

Desde AFASEMETRA llevamos tiempo alertando de que los conductores y conductoras en general desconocemos un número importante de señales, incluso las personas que acaban de aprobar el carnet de conducir.

PUBLICIDAD Content_3

Y esta cuestión se evidenciaba ya en un estudio elaborado en 2018 por BP España, Castrol y el RACE, en el que un 22% de las personas encuestadas reconocía que no conoce el significado de todas las señales, el 73% haber tomado decisiones incorrectas debido a la mala señalización y el 91% que la señalización vertical es un aspecto fundamental para garantizar una conducción segura. Y es que el mayor peligro para quien conduce es no identificar rápidamente una señal. Esos segundos que tardamos en entender y reaccionar a su mensaje son cruciales en la conducción y cualquier duda puede ocasionar un accidente.

Conceptos como ‘movilidad sostenible’ o ‘ciudades inteligentes’ se han colado en nuestro vocabulario y se han convertido en un imperativo para avanzar hacia un futuro mejor. En este sentido, la administración debe apostar por un equipamiento renovado, especializado y certificado por las principales normas de calidad, que se adapte a las necesidades actuales.

transporte morosidad

PUBLICIDAD Content_4

Esperamos que la comparecencia de Pere Navarro sobre “simplificar el mapa de la carretera pública” implique la revisión de las señales existentes y la publicación de un catálogo actualizado en el que se unifiquen criterios entre las normativas municipales, provinciales, autonómicas y estatales para tener unas directrices claras e inequívocas tanto quienes fabricamos señales como la ciudadanía en general.

La señalización es el lenguaje de las vías públicas y nos ofrece un marco seguro para que podamos transitar sin incidentes y sin poner nuestras vidas en peligro. No podemos olvidar que la señalización vial es clave para salvar vidas, contribuye a crear ciudades más amigables y eliminar momentos de incertidumbre, y supone una inversión muy baja en relación con el beneficio en materia de seguridad vial que se puede obtener.

Desde AFASEMETRA estamos a disposición de cualquier administración del territorio nacional y demás agentes implicados para ofrecer asesoramiento técnico en la materia y para garantizar la seguridad de todas las personas que circulan por nuestros espacios públicos. Porque hay millones de vidas en juego.

PUBLICIDAD Mobile_Footer_1