fbpx
PUBLICIDAD Billboard

Impera el caos en la implantación del nuevo impuesto belga

Los transportistas españoles denuncian la falta de información y capacidad de reacción del Gobierno belga ante la implantación del nuevo impuesto al transporte por carretera en su territorio que entró en vigor el pasado viernes, 1 de abril. Durante este primer fin de semana, han ocurrido situaciones de tensión entre los conductores de varias nacionalidades europeas, españoles incluidos, así como retrasos de cinco horas y problemas en el tráfico debido a la puesta en marcha de la tasa belga.

transportistas impuesto belgaMúltiples transportistas se agolpaban a la espera del dispositivo necesario para poder seguir con el transporte en suelo belga, y hacer frente al impuesto por carretera.

PUBLICIDAD Content_1

Según afirmaba Ramón Valdivia, director general de ASTIC, “el afán recaudatorio de los Estados miembro no tiene fin, ahora Bélgica reconvierte su Euroviñeta temporal para recaudar cinco veces más a través de la nueva tasa por kilometraje que se ha puesto en práctica sin escuchar las numerosas voces que dentro y fuera del país solicitaban un retraso en la fecha en inicio dados los evidentes problemas que se iban a producir, como lamentablemente así ha sido”.

La desorganización y el caos que se ha ocasionado en las primeras horas de entrada en vigor del impuesto se ha sumado, en efecto a la falta de consenso que ha precedido esta nueva medida recaudatoria. Bélgica ha hecho oídos sordos a las quejas de diferentes asociaciones de transportistas, entre ellas, la IRU, la asociación internacional de transporte por carretera. “Medidas como el nuevo gravamen belga dañan la competitividad y eficiencia del sector del transporte y en consecuencia provocan un retroceso en la economía europea”, en palabras de Valdivia.

 

PUBLICIDAD Content_2
PUBLICIDAD Mobile_Footer_1

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.