fbpx
PUBLICIDAD Noticias Mega 1

FERCAM, transporte y logística, un servicio de 360 grados

Son poco más de las ocho de la mañana. Lunes gélido. Pese al frío, Joan Prades sube con agilidad los tres peldaños que dan entrada a la sede de FERCAM, en Castellbisbal, a las afueras de Barcelona. Antes de sacarse la chaqueta, en lo que tarda en llegar a su despacho, varios empleados ya le han planteado un par de dudas.

FERCAMCuando cuelga la chaqueta y se sienta delante del ordenador, los frentes del día se han multiplicado por tres. Dos de los remolques han de pasar hoy la ITV, hay que terminar de negociar con el suministrador de gasóleo, y hablar urgentemente con el equipo de taller para que reparen el sistema eléctrico de un remolque averiado. Ser el director de flota de un gigante del transporte como FERCAM es, básicamente, esto. A diario, mil asuntos que resolver.

Joan entra y sale de los despachos contiguos. Dirige a su equipo, atiende a los chóferes que suben a preguntarle, habla con Schmitz-Cargobull, llama al jefe de taller y consulta las incidencias del fin de semana. “La coordinación es imprescindible”, nos explica. “Y, por supuesto, un control exhaustivo de todos los vehículos”.

PUBLICIDAD Noticias Mega 2

Los 22 camiones de la flota propia, más los 320 trailers, cuentan con un detallado registro informático desde donde Joan y su equipo gestionan todas y cada una de las necesidades particulares. La telemática es un aliado indispensable en este laberinto de quehaceres. Aparte de los viajes, las entregas, las cargas, hay que organizar temas burocráticos, como la vigencia de los seguros, las garantías de los fabricantes FERCAMoficiales y las revisiones. “Sin el registro informático sería imposible poder controlarlo todo. Cada día, a al menos uno de los trailers le toca pasar la ITV. Y esto es sólo un ejemplo”.

En las oficinas de la empresa trabajan cerca de una treintena de personas, a las que hay que sumar cinco empleados más en el taller. Forman parte de una máquina que trabaja con precisión, atendiendo con solvencia las necesidades particulares del día. Y pese a estar en departamentos diferentes, todos tienen en común la juventud.

PUBLICIDAD Noticias Mega 3

Una de las políticas de la empresa es la formación desde abajo. La veteranía de la plantilla tiene una media de FERCAMsiete años. “Más que fichar a expertos -nos cuenta el director de flota-, apostamos por la contratación de gente joven a la que poder formar en este oficio”. El propio Joan empezó desde abajo. Paso a paso. Hace una década.

En el taller, donde se llevan a cabo todo tipo de reparaciones de trailer -tanto en las lonas como en la parte baja del chasis- el equipo es igualmente joven. Toni Rodríguez y sus hombres -Manel, Carlos, Ahmed y Antonio- trabajan con veteranía, como expertos que ya son, pese a su juventud.

El día a día, la vorágine natural que genera una compañía tan grande como FERCAM, es la mejor escuela para todos ellos. Ya estén delante del ordenador como abajo, con el mono tiznado de grasa.

La diversificación, clave

FERCAMAl frente de todo el entramado está Xavier Majem. Por su cargo –mánager general de la compañía en España-, uno podría imaginar a una persona pegada al móvil, de esas que habitan por encima del resto, en oficinas de cristal, con moqueta y sofás de cuero. Pero no. En su lugar nos encontramos con un tipo cercano, de carácter tranquilo y maneras exquisitas. Hace algo más de dos décadas, Majem entró a formar parte de la compañía, poco después de que la casa matriz (italiana) abriese su filial española.

Nos cuenta que en el año 1992, con una Europa ya sin el lastre de las fronteras, la compañía empieza su verdadero desarrollo. “Más que el crecimiento en sí, lo importante es que hemos sabido diversificar nuestros servicios”, apunta el responsable de FERCAM. Trabajar entre España e Italia es sencillo, porque allí está nuestra sede central; pero siempre hemos apostado por la diversificación, evitar el estancamiento y desarrollar otros mercados como el alemán, el francés o el marroquí”. Hoy, los trailers de la filial española recorren toda Europa ofreciendo un transporte integral de mercancías. Y hace sólo dos años cruzaron el estrecho de Gibraltar para suministrar en el Magreb, “una zona en auge”.

La diversificación es para Majem uno de los pilares del negocio. Desde su creación, FERCAM ha ido desarrollando nuevas divisiones para ampliar el servicio y alcanzar la excelencia: un transporte sin fragmentar entre continentes. O lo que es lo mismo, un servicio de 360 grados. “Hoy contamos con un Departamento de Tráfico Aéreo-marítimo, servicios de logística, almacenaje y filiales en Gijón, Irún, Sevilla y Tánger, además de Barcelona.

Cuidando a los autónomos

FERCAMAfuera, en la campa, aparcados en batería, una veintena de trailers esperan la llegada de su turno. Por la garita de entrada hay un goteo constante de camiones. La inmensa mayoría de ellos son conducidos por autónomos. Y es que el grueso de los transportes de FERCAM lo llevan a cabo traccionistas (unos 180).

Es el caso de Antonio José Villar y Emi Nieto, un matrimonio de Martorell que desde hace 9 años trabajan transportando mobiliario en rutas del norte de Europa. “Hacemos 3.000 km de ida y otros tantos de vuelta”, nos explica Villar. “La verdad es que estamos encantados del trato de la empresa. No somos chóferes pero nos sentimos como si fuéramos de la casa”, afirma Emi. Para estos profesionales, la gran ventaja de trabajar aquí es el trato, sentirse “una persona y no un número más”.

Valor añadido

En la retaguardia, un taller mecánico móvil con sede en Tarragona asiste a los vehículos con problemas. La compañía cuenta, asimismo, con varios surtidores de gasóleo que permiten ajustar algo más los gastos de consumo. “El FERCAMgran tamaño operativo de la empresa hace que nuestra capacidad de compra sea igualmente grande”, nos explica Joan mientras caminamos entre los trailers. Nuestros autónomos se pueden beneficiar de mejores precios tanto en el combustible como en los neumáticos, los seguros, etc…”.

Dejamos a varios chóferes charlando animadamente antes de iniciar su semana de trabajo. Unos van rumbo a Europa, a otros les toca ruta nacional. Acompañamos a Joan de regreso a las oficinas y, otra vez, al entrar, se encuentra con nuevos temas pendientes que deben ser abordados. Intuimos que la frase más repetida en los pasillos es “pregúntale a Joan”. El director de flota sonríe: “Es posible”.

Los comentarios están cerrados.

PUBLICIDAD Noticias Mega 4
PUBLICIDAD Noticias 1x1