PUBLICIDAD Billboard

El Volvo de Alain Marc

La decoración integral llevada a cabo en este Volvo rígido de tres ejes, tanto en la cabina como en la caja, destaca la pasión por los animales de su propietario, Alain Marc, pero al mismo tiempo, su devoción por su profesión.

Pues además de dedicarse al sector del transporte de animales vivos, la decoración recoge un buen número de animales en el campo, algunos pasturando y otros correteando libremente entre flores y árboles, entre otros.

PUBLICIDAD Content_1

Aunque también hay un par de bueyes tirando de una carreta tras el pastor, fruto del tributo que Marc quería promulgar por la nobleza de estos animales de tiro como son los bueyes.

volvo decorado alain

Parece que en este costado, dominado por el campesino que encabeza la pintura en el lateral del pasajero de la cabina, se encuentran los animales de granja, unas ovejas bajo la atenta mirada de un perro border collie, una de las razas más destacadas en el cuidado y vigilancia del ganado.

PUBLICIDAD Content_2

Mientras que en el otro costado, unos terneros de raza Limousin, especie originaria de la misma región francesa de Alain, pastan libremente y en armonía con una joven.

Aunque la gigantesca pintura habla por sí sola, apreciamos un sinfín de elementos y detalles, como el río que está presente en ambos laterales, indispensable para la cría de ganado, árboles, hierba y piedras en el camino de los bueyes, incluso en el cielo podemos apreciar un grupo de gansos salvajes que ofrecen un mayor toque de libertad, si cabe, en el conjunto de la pintura.

Los carenados protectores laterales no han sido excluidos del dibujo, e incluyen algunos animales más pequeños, como un conejo a buen recaudo entre las hierbas altas. En el frontal del Volvo, a pesar del poco espacio, se representan unas enormes espigas, en las que unos pequeños ratones de campo están royendo el trigo de su interior.

PUBLICIDAD Content_3

Por su parte, la trasera del camión va mucho más allá, con una petición especial por parte de Marc. Está dominada por un escultural toro que impone verdadero respeto.

“Es la reproducción de un excepcional ejemplar de un amigo mío, que se coronó campeón de Francia en la feria agrícola de París hace un par de años”, nos desvela el propietario del camión.

PUBLICIDAD Content_4

Para no romper con el conjunto natural de la aerografía, los accesorios en acero inoxidable se han reducido al máximo. Exclusivamente se han dejado el acero pulido en las llantas, los escalones de acceso a la cabina, y se han incluido seis faros en el frontal, aunque las barras en diagonal y los carenados  han sido pintados las primeras en verde para confundirse con el resto del bloque y los segundos con parte del paisaje, como ya hemos citado con anterioridad.

Una de las mayores dificultades que encontró el pintor, Lorent, fue la infinidad de molduras y relieves del camión, debido al tipo de carrocería, así como el techo elevable, pero parece que fue superada con matrícula de honor, pues incluso las bisagras de la puerta trasera se integran en el paisaje general.

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

En líneas generales, la naturaleza se representa en el Volvo de Alain en su máximo esplendor, entre animales y paisaje de fondo, no falta ningún elemento por incluir. Podríamos estar horas y horas admirando la pintura que nos aleja de la gran ciudad y todos sus ruidos.

Sin lugar a dudas, este camión es la mejor tarjeta de presentación que Alain Marc puede mostrar a sus clientes para la realización de transporte de ganado, pues dónde podrían viajar mejor los animales.

PUBLICIDAD Mobile_Pos9
PUBLICIDAD Mobile_Footer_1

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.