fbpx
PUBLICIDAD Billboard

El Peterbilt 281 maderero, a escala 1:43

En esta maqueta de la casa Salvat, vamos a trabajar para darle un toque especial para que se note bien que ha pasado el tiempo. Allá vamos con este Peterbilt 281, a escala 1:43.

Para la ocasión he pensado que os gustaría este camión americano de la casa Salvat. Cuando vi esta maqueta en el quiosco me llamó poderosamente la atención y me imaginé un camión muy bien trabajado, pero castigado por el paso del tiempo en los duros días de trabajo en los montes americanos.

PUBLICIDAD Content_1

El camión estaba en perfecto estado de revista, pero le faltaban los kilómetros. En este punto se me ocurrió cogerlo y llevármelo al estudio para reproducir el efecto que le quería transmitir. Vamos a ver cómo conseguimos darle ese aspecto. Nos ponemos manos a la obra.

En primer lugar, desmontamos el camión por completo. Todas las piezas: ruedas, llantas, parachoques, cristales, rejillas, faros, cabina interior y exterior, defensa trasera de la cabina, las barras de sujeción de la carga. Todo.

maqueta peterbilt

PUBLICIDAD Content_2

Cuando hemos concluido esta fase, será el momento de darle color al chasis. Una vez hecho el color base de las piezas que vamos a ensuciar por la técnica de superposición de color base tanto para dar luces como para sacar sombras, también le damos unos efectos añadiendo color blanco y también negro.

Para el trabajo de pintura empezaremos por el chasis, pero en este punto hemos considerado dar esta información en el “Más trucos”. Así que ya le podéis echar un vistazo. Después de este punto nos iremos al interior de la cabina. Aquí le haremos un proceso de desgaste para los asientos y repetiremos el mismo proceso, pero en este punto de la maqueta lo que hago es pintar todo el interior de la cabina en un color que he elegido yo y así me ahorro el tener que sacar el color del interior del camión.

Una vez secamos, pintaremos con un pincel plano de 0,6 mm de ancho y con el color base del interior de la cabina. Mi color es marrón claro café. Ese color base lo subiremos con un poco de negro y lo bajaremos con un poco de blanco. Con el color base más el blanco pintaremos los asientos. Por los contornos más sobresalientes de todo el interior de la cabina, una vez aplicado el pincel seco, aplicamos el color base más negro. Lo pondremos en los fondos de las piezas que detallar. Necesitamos darle profundidad y lo conseguimos con esta mezcla.

PUBLICIDAD Content_3

Llegado a este punto es el momento de montar todo el conjunto. Todo a su lugar: cabina, focos, interior, cristales, faros delanteros y traseros, quinta rueda y demás. Cuando ya lo tenemos todo acoplado, le pasaremos a todo el exterior un toque de marrones para emular el paso del tiempo.

maqueta peterbilt

Queremos ver cómo han pasado miles de kilómetros de pistas forestales para este Peterbilt. Para ser exquisitos podéis representar varios acabados con efecto barro. Cuanto más fresco es el barro, más oscuro y cuanto más seco, jugaremos con el color más claro de la gama de marrones.

PUBLICIDAD Content_4

Si queréis barros como lodos, deberán tener un toque húmedo que podréis dar con barniz. Podéis jugar con muchos ambientes. Podéis buscar fotos en otros números de Solo Camión, ya que en muchas ocasiones hemos jugado con esta temática.

Más trucos

La fase de pintura la comenzamos con un pincel plano con la mezcla de color base más blanco. A una distancia más o menos de un centímetro damos pinceladas, pero siempre en sentido vertical. Siguiendo por el chasis, daremos con el color base y la mezcla con negro y otra vez a una distancia de aproximadamente un centímetro.

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

Seguiremos con el chasis. Tendremos preparada una mezcla en la paleta de colores con una porción del tamaño de un grano de arroz de color rojo. Otra porción igual de color negro y con la punta de un palillo de dientes cogeremos una porción de cada pintura a partes iguales.

maqueta peterbilt

PUBLICIDAD Mobile_Pos9

Con el negro y el rojo mezclado haremos los desconchones de falta de pintura, pero casi punteando. Todo este proceso lo repetiremos en todos los puntos de desgaste del chasis, de la cabina, accesorios, incluso en el dolly del remolque. Es un proceso farragoso porque es muy lento, pero de resultados muy buenos.

 

PUBLICIDAD Mobile_Pos10
PUBLICIDAD Mobile_Footer_1