El Pegaso 260 y el Volvo F12 de Pedro y Aitor Montejano