fbpx
PUBLICIDAD Noticias Mega 1

Citroën Jumpy Combi M BlueHDi 150 CV, acierto pleno

No todos los días se dispone de la inmejorable oportunidad de realizar el test de un vehículo en condiciones totalmente reales. Así que con él decidimos echarnos al monte, como suele decirse, con este Citroën Jumpy Combi. Además lo hicimos con el cartel de completo, con nueve pasajeros a Citroën Jumpy Combi BlueHDibordo, y equipaje para un largo fin de semana.

Por ello, lo primero que trataremos de subrayar con el rotulador amarillo fluorescente es que nos hallamos ante un vehículo suficientemente capaz de responder a las necesidades reales de espacio. Las tendencias siempre cambiantes del mercado parecen indicar que el segmento de los monovolúmenes anda un tanto de capa caída. Quizás de ahí que no pocos fabricantes se apresuren a tratar de ocupar ese espacio de un segmento que parece quedarse por el camino.

Una solución

PUBLICIDAD Noticias Mega 2

Pero el proyecto de Citroën no es fruto de un día. Es un trabajo conjunto de las dos marcas de PSA, Peugeot y Citroën, que pronto puede verse reflejado en Opel, la otra marca del grupo, y al mismo tiempo ha cristalizado ya en Toyota con su nuevo Citroën Jumpy Combi BlueHDiProace. Y decíamos que responde a las cuestiones más perentorias de espacio y convivencia interior porque antes de salir de casa, uno contempla el equipaje de nueve personas desparramado por el suelo y, aunque hay que hacer álgebra para ubicarlo, finalmente se consigue.

En honor a la verdad hay que decir que se trata en su mayor parte de pertrechos modulares: mochilas, bolsas, y que alguna que otra debe acabar bajo los asientos. Pero la carrocería acaba engulléndolo bien. Otra de las sorpresas es que los pasajeros escogen plaza por afinidad o capricho. No existen problemas de acomodo ni hay que hacer contorsionismo circense para ubicarse cada uno en su asiento. Simplemente para acceder a la tercera bancada de asientos es preciso liberar una banqueta de la fila de en medio mediante una simple maneta. El espacio interior es suficiente y confortable, tanto individual mente como en conjunto.

PUBLICIDAD Noticias Mega 3

Citroën Jumpy Combi BlueHDiNuestro trayecto ha sido una buena muestra de la red viaria actual, incluyendo una interesante variedad de perfiles orográficos. La autovía del nordeste (A-2) hasta su confluencia con la A-22 de Almacelles-Huesca, la N-240 dirección Barbastro, o las pirenaicas N-123 y N-260. A lo largo de esos 800 km, contando recorridos internos y a plena carga, la mecánica apenas ha rozado los 9 litros por cada cien kilómetros. En los puntos más álgidos sí que se ha consumado esa cifra de gasto.

El motor HDi del grupo PSA eroga una potencia de 150 CV. El formato convencional es de cuatro cilindros en línea, con una cilindrada de 1.997 c.c., inyección directa y sobrealimentado con turbocompresor. Se complementa perfectamente con una caja de cambios de accionamiento manual y seis relaciones que transmite al tren delantero. Cumple con las exigencias medioambientales Euro 6, con la inclusión del AdBlue. La longitud total del vehículo es de 5,35 m por una altura total de 1,90 m, que nos permitirá acceder a cualquier parking urbano subterráneo.

Citroën Jumpy Combi BlueHDiComo corresponde a un vehículo de estas características, la posición al volante es elevada. Es una sensación de confort y control total de la situación, con buena visibilidad hacia todos los ángulos, gracias a la altura. El interior está controlado en todo momento por un espejo gran angular. El vehículo dispone del sistema de arranque en pendiente o del control automático de la velocidad, dos elementos a los que te acostumbras al instante y sumamente cómodos a la hora de conducir.

Para nosotros, el motor BlueHDI es uno de los secretos de este modelo. También lo podemos encontrar con 95 o 116 CV (probados anteriormente con otras versiones distintas de carrocería), pero puestos a escoger, sin dudar un instante, nos inclinamos por esta versión mecánica. Se muestra elástico y rinde sin complejos. Tal es así que nos ha satisfecho su comportamiento en carreteras viradas o de montaña, a pesar Citroën Jumpy Combi BlueHDide la envergadura que muestra el vehículo (con su carrocería de 5,35 m) o el hecho de viajar con nueve personas a bordo y a plena carga. No valen postureos: el confort de marcha es destacable, así como el comportamiento del vehículo. Un vehículo que muestra todos los rasgos familiares de Citroën, con una estética cada vez más común con el resto de los modelos.

Pero este aspecto no debe sorprendernos, porque es un capítulo hacia el que convergen todos los fabricantes. El Citroën muestra un perfil estético afilado, pero ya más redondeado y suave, que abandona las formas agudas de otros tiempos. El generoso paragolpes y la altura de su corto capó le confiere al mismo tiempo un aspecto no exento de imagen de robustez.

Es curioso, pero los pasajeros también se muestran satisfechos del confort o la comodidad interior. Nuestro pasaje es una muestra variada y siempre hay quien registra tendencias al mareo cuando la carretera empieza a escalar montañas con un trazado siempre zigzagueante. No fue el caso, y con ello no queremos decir que sea mérito del vehículo, que algo de balanceo registra en estos trazados. Ni mucho menos del conductor.

El Citroën Jumpy Combi BlueHDiespacio para las piernas permite un viaje cómodo, sin restricciones de movimiento, puesto que en el habitáculo no se anda encorsetado y cada uno va distraído y a lo suyo. Quizás si hay un pero, es en la verticalidad del respaldo de la banqueta delantera, la de los dos acompañantes del conductor, bajo cuya banqueta existe un cofre portaobjetos de generosas dimensiones.

Los que componen la segunda y tercera filas únicamente pueden regularse longitudinalmente, aunque los respaldos se recogen de modo individual por si precisamos la carga de algún objeto de dimensiones que así lo exijan.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD Noticias Mega 4
PUBLICIDAD Noticias 1x1