fbpx
PUBLICIDAD Billboard

Centro de Atención al Cliente de Volvo «made in USA»

New River Valley es el nombre de la fábrica de Volvo Trucks más grande del mundo. Situada en la localidad estadounidense de Dublín, cuenta con 150.000 metros cuadrados de extensión, da empleo a casi 3.000 personas y en ella se producen entre 130-150 camiones al día. Todos los vehículos Volvo vendidos en Norteamérica se fabrican allí. Los recién estrenados VNL y VNR, así como los VNM, VNX, VHD y VAH. Todo.

New River Valley, Volvo TrucksAprovechando la presentación internacional de las nuevas gamas de camiones, de las que ya hemos dado debida cuenta, tenemos la oportunidad de visitar esta factoría. Además, asistimos a la inauguración del nuevo centro de atención al cliente de Volvo Trucks. Ubicado junto a la fábrica, este espectacular edificio haría las delicias de cualquier aficionado de la marca sueca.

PUBLICIDAD Content_1

Con una inversión de 32 millones de euros, este centro ha sido construido para mostrar todos los productos Volvo, sus innovaciones y sus servicios de una manera dinámica a todo el visitante que se precie. La instalación cuenta con una zona de exposición de productos, dos salas de exhibición, otras de simuladores, una tienda para adquirir cualquier producto comercializado con el logo de la marca, así como un teatro giratorio con capacidad para 290 plazas.

New River Valley, Volvo TrucksAsimismo, desde el interior del edificio, las vistas no decepcionarán. Los clientes podrán observar los camiones que están circulando por una pista de pruebas de unos 1.800 metros.

Durante la inauguración del centro, Göran Nyberg, presidente de Volvo Trucks Norteamérica, apuntó: “Estamos muy contentos de abrir este punto de atención. Creemos que servirá como un destino para nuestro clientes norteamericanos y también llegados de otros lugares. Ahora, nuestros camiones, motores, transmisiones, tienen un lugar desde el que pueden ser contemplados por el público. Estamos ante una instalación única para ofrecer una experiencia sin parangón”.

PUBLICIDAD Content_2

La cuantiosa inversión dedicada a construir este edificio también ha servido para poner a punto la planta de New River Valley. Aspectos como el de la seguridad, la calidad y la eficiencia en los procesos de producción han sido mejorados. Los responsables nos muestran en este tour los distintos departamentos de la factoría. De cabo a rabo vemos cómo van cogiendo forma los Volvo americanos y finalizamos nuestro viaje viendo una campa repleta de estos mastodontes “made in USA”.

Las cabinas se ensamblan separadamente del chasis del camión. Por un lado, el panel de instrumentos, asientos, lunas, volante, todos los elementos se añaden a la cabina, antes de que esta se sincronice al chasis. Más de 70 robots realizan soldaduras que New River Valley, Volvo Trucksaseguran la estructura, mientras que en el interior se realizan soldaduras manuales, ya que se requiere de una mayor personalización. El uso de la robótica en este punto encarecería demasiado el precio final del producto. En la zona de pintura trabajan hasta 18 robots.

Las cabinas se rastrean mediante código de barras y se recuperan del área de almacenamiento cuando el chasis ya está listo. Este, mientras, va cogiendo forma. Con todo el cableado ya montado en el chasis del camión, se instala el motor y la transmisión. Después le llega el turno al sistema de control de emisiones, tanques de combustible o neumáticos, entre otros elementos. Ahora es momento de acoplar chasis con su respectiva cabina. Toques finales y a rodar. Ya podemos disfrutar de nuestro Volvo.

PUBLICIDAD Content_3
PUBLICIDAD Mobile_Footer_1

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.