PUBLICIDAD

Un militar reconvertido, el REO M-925 6×6 para uso civil

Comenzamos con el chasis, que viene compuesto por dos largueros y seis travesaños. También montaremos la caja de cambios, aunque la maqueta en realidad no tiene motor.

Al mismo tiempo, haremos lo mismo con una caja transfer y conectaremos la transmisión que sale de la caja de cambios al diferencial. ¡Ojo! Al ensamblar la pieza número 5A, porque va enhebrada de lado a lado del chasis y si no se hace en este paso, luego no habrá posibilidad alguna de encajarla.

Maqueta REO M-925 6x6

Proseguimos con los ejes motrices. Colocamos los tres ejes con sumo cuidado, especialmente con el eje delantero, que tiene todos los componentes para que sea directriz, aunque no sea operativo.

Los ejes no están seccionados como los ejes convencionales. Si normalmente vienen en dos piezas con un corte en vertical, en este camión, y solo en este, el corte es horizontal.

Tras armarlos, le daremos la vuelta al chasis para colocar las ballestas delanteras, el eje delantero motriz y directriz, seguido de la transmisión nº 27B a la caja transfer, después las dos ballestas. Tras este paso, llegará el momento de armar el eje delantero, de la transmisión al eje y luego del eje a las ballestas. Para hacerlo mirad el truco de este mes para el eje delantero.

Ya tenemos la estructura sobre la que se sostendrá la maqueta del Reo. Ahora pasamos a montar los dos peldaños de acceso a la cabina. El fabricante había colocado un escape vertical que, como veis, nosotros hemos eliminado y le hemos insertado un escape convencional que hemos construido con palito de Chupa-Chups.

Maqueta REO M-925 6x6

Llega el momento de colocar el winch, que consta de nueve piezas; el rollo del cabrestante, los largueros de prolongación del chasis, el mecanismo que lo haría funcionar y su pequeño motor. Lo adherimos al chasis y también le ponemos el parachoques

. Al mismo tiempo que los grilletes de arrastre para rescatarlo, si es necesario. Terminamos la cabina y su interior y rematamos pintándola. La caja de carga es una plancha con un entramado por debajo que le da mayor altura al vehículo.

Más trucos

El truco será para colocar los ejes delanteros. Las ballestas tienen un macho que les da la posición, mientras localizamos la pieza nº 30B. Se trata de una transmisión y la enhebro en la caja y el transfer.

El segundo eje motriz lo ponemos en su lugar. Una vez colocado en las ballestas por los dos machos, toca la transmisión nº 33A. Después pasamos al tercer eje motriz y, por último, las barras estabilizadoras por este orden: 32A, 34A, 35A, 36A.

Es importante mantener el orden porque si no, será prácticamente imposible montarlo todo en su sitio.