PUBLICIDAD

Transporte de una excavadora Liebherr de 125 toneladas

Para transportar una excavadora Liebherr o para cualquier transporte especial se requiere de una destreza al volante a prueba de bombas. La concentración, así como la habilidad en la conducción son características necesarias para llegar a buen puerto tan preciada mercancía.

En el caso del vídeo que nos ocupa nos trasladamos hasta Grecia. En él podemos ver el transporte de una excavadora Liebherr 984 de 125 toneladas. Una auténtica mastodonte que se sube a este semirremolque propulsado por un MAN.

En un terreno más bien embarrado y con varias situaciones donde se debe salvar el problema de la altura, en este transporte comprobamos las peculiaridades de este tipo de transporte.

Apostar por una filosofía de trabajo basada en la fiabilidad y en la profesionalidad de los operarios es sinónimo de buena calidad, de dar un buen servicio a los clientes.

La destreza del conductor y de los ayudantes es más que necesaria, pero la combinación acaba siendo ideal cuando también se cuentan con los medios técnicos necesarios. Cabe recordar que estamos ante un sector muy específico.

Como vemos en el vídeo, los operarios, que tienen que ir solventando varios inconvenientes por el camino, se van haciendo bien con la situación.