fbpx
PUBLICIDAD Billboard

Skövde, cuna de los motores Volvo, donde se imprime la tecnología

En la planta de Skövda se lleva a cabo el proceso completo de la fabricación de los motores de parte del grupo de Volvo Trucks: camiones, buses, los marinos de Volvo Penta y los de maquinaria de construcción y obras públicas.

Empezando por la fundición de los bloques, culatas y demás elementos o partes móviles del propulsor, que después pasarán al departamento de mecanizado de forma totalmente automática, gracias al nivel de robotización. La primera fundición de la ciudad cuenta con más de 150 años, aunque en aquella época se dedicase a la industria auxiliar del ferrocarril, antes de pasar a formar parte de lo que conocemos como Volvo Powertrain. Con el paso de los años y la expansión comercial se construiría otra nueva que entraba en funcionamiento en 1959, conocida como G1.

PUBLICIDAD Content_1
Skövde Volvo Trucks

Ecología y seguridad

Posteriormente, casi seis décadas después, se remodeló, amplío y se actualizaron las instalaciones para que se empezasen a fundir las coladas de los nuevos motores que debían cumplimentar la normativa Euro 6, ya que estas nuevas exigencias llevaron consigo la evolución y adaptación de las diferentes fases del montaje de los motores. Con estos mecánicas, quizás Volvo GroupTrucks Technology jugase con algo de ventaja al poder aprovechar toda la experiencia que el fabricante sueco acumulaba del mercado de EE.UU.

Cabe recordar que los estándares de emisiones que certificaban el Euro 6 en los camiones del mercado norteamericano se implantaron en el año 2010. Y allí los vehículos industriales instalan un sistema postratamiento de los gases de escape que por sus siglas en inglés se conoce como EATS, el filtro de partículas diésel DPF y el convertidor catalítico SCR. Esa es la tecnología que aplicó Volvo en los camiones que vende en EE.UU., los propios que exporta o los del fabricante Mack, que también pasó a formar parte del grupo tras el acuerdo de fusión que la marca sueca estableció con Renault Trucks, en su día propietario de Mack Trucks.

PUBLICIDAD Content_2
Skövde Volvo Trucks

Y esa misma tecnología es la que se convirtió en la base de los motores Euro 6, que se fabrican en la megamoderna planta de Skövde, apenas si existe alguna ligera diferencia. A estas alturas, huelga comentar que esta planta sueca es una de las primeras sin impacto en el clima, aspecto que detallar si tenemos en cuenta que allí también se lleva a cabo el proceso del fundido de metales y aleaciones que conformarán todas las partes mecánicas.

Uno de los secretos

Para que nos hagamos una idea, los hornos de fundido trabajan a unas temperaturas que no bajan de los 1.500º, solo así el metal se transforma en un estado semilíquido listo para verter en la zona de moldes, ya sean bloques, culatas, bielas, etcétera. Para que las coladas obtengan los valores correctos que exigen los metales como el hierro, el aluminio u otras aleaciones, se mezclan otras como el carbono o el silicio.

PUBLICIDAD Content_3
Skövde Volvo Trucks

Auténticos alquimistas del fundido para garantizar la más alta resistencia de los metales al desgaste, a la fricción y a la durabilidad, una vez se hayan mecanizado y pasen a formar parte del complejo puzle que forma un nuevo motor. Hemos de tener en cuenta que la base de cualquier nuevo motor, los valores de las aleaciones, han de alcanzar las máximas cotas de durabilidad y resistencia al desgaste, así como a la fricción y a las altas temperaturas que genera esta.

Skövde Volvo Trucks

En la fábrica de Skövde se produjeron el pasado año 108.000 motores diésel. El propulsor de 13 litros ocupó el 91 por ciento de la producción, mientras que el 9 por ciento fue de la gama de 16 litros que tiene su máximo exponente en la potencia de 750 CV que montan determinadas versiones del FH. Estos serán suministrados posteriormente a las plantas de camiones de Tüve, en Suecia, y a la que Volvo posee en Gante, en Bélgica.

Las distintas fases de los procesos de mecanizado de los bloques y demás partes mecánicas están totalmente robotizados. La mano del hombre poco interviene en los procesos. Y lo mismo sucede con el montaje de los distintos motores del abanico de potencias que ofrece Volvo Trucks en sus gamas. La robotización y el mecanizado es de un nivel prácticamente total.

PUBLICIDAD Content_4
PUBLICIDAD Mobile_Footer_1