PUBLICIDAD Billboard

Retorno de los conductores atrapados en Reino Unido y Francia

Las medidas adoptadas de forma unilateral por los distintos estados miembros de la Unión Europea ante este último rebrote del Covid-19, están haciendo imposible cumplir el principio básico acordado de mantener los corredores abiertos para el movimiento de mercancías, también conocidos como ‘Green Lines’, que son imprescindibles para que la sociedad, la industria y el comercio sigan funcionando con normalidad.

PUBLICIDAD Content_1

La Comisión Europea acaba de adoptar una Recomendación para enfocar de manera coordinada los viajes y las operaciones de transporte de mercancías en respuesta a la nueva variante del Covid-19 surgida en el Reino Unido.

El texto responde a las peticiones presentadas desde la Organización Internacional de Transporte por Carretera (IRU) y reitera la necesidad de garantizar el flujo ininterrumpido de mercancías a través de cualquier frontera mediante la implementación de los denominados ‘Green lanes’, que son carriles abiertos a todos los vehículos de transporte de mercancías para asegurar la disponibilidad de bienes esenciales y que han estado funcionando en los principales cruces fronterizos de la Red Transeuropea de Transporte (TEN-T) durante la pandemia.

Además, esta Recomendación rechaza la posibilidad de realizar pruebas Covid-19 (tanto PCR como de antígenos) a los conductores profesionales, ya que cualquiera de ellas contribuirá a generar más retrasos y aglomeraciones innecesarias de vehículos y conductores.

PUBLICIDAD Content_2

No son pocas las distintas asociaciones de transportistas que reclaman una actuación por parte del gobierno para abrir los pasos fronterizos para el transporte. CETM, por su parte, declara «hoy más que nunca, necesitamos contar con el apoyo de nuestro Gobierno para que intervenga de forma activa en la búsqueda de soluciones ágiles, lo que implica atender de forma inmediata las necesidades básicas de nuestros conductores atrapados en Francia y Reino Unido, así como interpelar, tanto al gobierno francés como a la Comisión Europea, para que dichos conductores tengan la posibilidad de poder retornar a sus lugares de procedencia con la mayor urgencia posible.»

Además, apostilla «si de lo que se trata es de evitar que se extienda la nueva variante del Covid-19 detectada en el Reino Unido, difícilmente se va a conseguir generando aglomeraciones innecesarias de miles de conductores abandonados en las cunetas o en aparcamientos disuasorios, improvisados de cualquier manera, sin las atenciones mínimas necesarias para que las personas allí hacinadas puedan cumplir con sus necesidades más básicas de comida, descanso y aseo, sin incrementar al mismo tiempo la posibilidad de un contagio por el elevado nivel de concentración creado.»

Mientras, ATFRIE (Asociación Española de Empresarios de Transportes bajo temperatura dirigida) recuerda que «en los últimos días estamos viendo como el tráfico de vehículos destinados al transporte de mercancías por carretera entre España y el Reino Unido se está viendo afectado por una serie de circunstancias que los transportistas y sus conductores no hemos podido evitar y cuyas consecuencias no podemos tampoco impedir y que están comprometiendo no solo la salud e integridad física de los conductores, que al final es lo más importante y preocupante, sino que también compromete el trabajo de todo un año de agricultores y comercializadores de productos perecederos que España exporta con destino al Reino Unido, con las desastrosas consecuencias económicas que ello conlleva para unos sectores tan importantes de nuestra economía.»

PUBLICIDAD Content_3

Así mismo «ha de tenerse en cuenta que, desde el Reino Unido, nuestros vehículos transportan ingentes cantidades de pescados y mariscos que no van a llegar a nuestros supermercados, con el consiguiente incremento de precios de los productos que al final se comercialicen. Todo ello afecta de una forma u otra a la generalidad de los españoles.»

El presidente de ATFRIE, José María Arnedo, finaliza «hemos de exigir del Gobierno de España que luche por que ningún español o residente en España quede bloqueado en el Reino Unido, llevando para ello a cabo las negociaciones necesarias, tanto a nivel diplomático, como, si fuera menester, a nivel logístico u organizativo.»

PUBLICIDAD Mobile_Footer_1