PUBLICIDAD Billboard

Probamos el MAN TGX 18.640 Individual Lion S

Qué mejor manera para probar el nuevo MAN TGX que siendo con su producto estrella, tanto en equipamiento como en motorización. Para ello, la marca nos ha cedido este impresionante TGX 18.640 Individual Lion S, que equipa un propulsor de nada menos que 640 CV de potencia, además de contar, como veremos, con un equipamiento completísimo.

Tras la incursión de MAN hace ya una década en el intento por ofrecer mecánicas algo distintas (todos recordamos ese motor V8 que erogaba 680 CV), las aguas volvieron a su cauce cuando presentaron las ultimas mecánicas denominadas D26 y D38. Estas de diferentes cilindradas, pero las dos con una configuración más tradicional de 6 cilindros en línea.

PUBLICIDAD Content_1

El denominado D38 de 15,2 litros de cilindrada se ofrece en distintas potencias; la que nos ocupa, de unos majestuosos 640 CV, la más potente de todas. Si a esto le añadimos un par de 3.000 Nm, durante un buen número de revoluciones en la gama media del rendimiento, nos podemos hacer una idea de lo que nos espera a la hora de conducir este camión.

Honestamente y como habitualmente decimos otras veces, nos preguntaremos si es necesario semejante arsenal, para poder hacer transportes con 40 toneladas, y la respuesta intuimos que ya la sabéis: está claro que no hace falta un camión tan potente para esto.

Pero en esta sección de pruebas y dejando de lado estas consideraciones, intentamos analizar todos los camiones para el propósito que han sido creados, y lo cierto es que las marcas tienen que tener este tipo de productos, que aunque van enfocados a otras tareas más especiales, también tienen su público.

PUBLICIDAD Content_2

Esta tractora está diseñada para competir en otra liga, y tendremos que buscarle rivales en torno a los 600-700 CV, donde a priori reinan los V8 de Scania, los Volvo FH16, y como rival más directo, el Actros 1863, este último con 625 CV, quizás sea el que más se asemeja por configuración de motor y potencia.

Estamos hablando, pues, de camiones de muchas prestaciones y todos nos brindarán a buen seguro unas sensaciones en orden de marcha muy superiores a si lo hiciéramos con camiones más racionales en torno a los 500 CV, y repetimos, siempre hablando de tener que transportar las 40 toneladas típicas en el mundo del tráiler.

PUBLICIDAD Content_3

Si bien es verdad que el mundo del transporte está cambiando, y son cada vez más los megacamiones que circulan por nuestro país, aún son minoría con respecto a los trailers tradicionales.

Cabina personalizada

Empezaremos diciendo que estas unidades de camión, y tal como el propio nombre indica, están pensadas para un solo conductor. El interior está perfectamente cuidado, y además de contar con el máximo equipamiento disponible en cualquier serie TGX, se han añadido muchos complementos que lo hacen muy especial. L

PUBLICIDAD Content_4

ógicamente contamos con una sola cama, que por cierto es cómoda y de dimensiones correctas, aunque un poco mas de grosor en el colchón no le habría venido mal. En uno de los extremos de esta se añade una esterilla enrollable, que, una vez extendida, dará apoyo a nuestra espalda, para que podamos disfrutar por ejemplo de ver la televisión de 22 pulgadas situada justo en el lateral situado enfrente, o leer nuestra revista favorita de Solo Camión.

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

Esta solución es muy sencilla, pero tiene una practicidad muy elevada, y que no a todas las marcas se les ocurre. Los asientos también disponen de una personalización muy sugerente, y aparte de ser de piel, llevan unos paneles tipo hexagonal con costuras en rojo, cinturones de seguridad también en rojo y logotipo del león a la altura del cabezal, que los tiñen de esa deportividad que le confiere a todo el conjunto.

El salpicadero también incorpora algunos detalles diferentes, como los aireadores con ribetes rojos, o el magnífico volante de piel con costuras en rojo. Todos estos complementos se ven aumentados con los logos que interiormente están situados en distintos sitios, para recordarnos que estamos ante una versión especial. Como elementos para el descanso y disfrute, contamos por supuesto con una nevera, y en la fila de armarios superiores situados sobre la cama, con un microondas y una cafetera.

PUBLICIDAD Mobile_Pos9

Además algo que antes no hemos mencionado es que el asiento del copiloto es totalmente giratorio, y contamos con una mesa extraíble desde la guantera, que nos hará las veces de apoyo para las distintas necesidades que podamos tener.

Si tuviéramos que poner un pero al interior de esta cabina, sin duda sería la imposibilidad de adquirirla con piso totalmente plano. Y no porque no gocemos de una buena amplitud, sino que pensamos que una vez que MAN se puso a renovar las cabinas, debería de haber considerado esta opción. Aun así, el pequeño túnel motor de 12 cm no supone ninguna dificultad para movernos en el interior y disfrutamos de una altura de 207 cm desde este hasta el techo.

PUBLICIDAD Mobile_Pos10

Como os hemos comentado algunas veces, realizar la prueba de un camión está sujeto a algunas circunstancias que no podemos controlar. Las marcas, por temas de agenda, nos ceden el camión un día concreto que ya hemos pactado con semanas de antelación. Lógicamente, lo que más nos afecta es la meteorología, y queremos empezar diciendo que peor no pudo ser.

PUBLICIDAD Mobile_Pos11

Durante prácticamente toda la jornada nos afectó mucho el fuerte viento, lo que, como todos sabéis, condiciona muchísimo el consumo del camión, por lo que no podemos extraer unas conclusiones ni buenas ni malas en este aspecto, ya que no sería justo. Aun así, y teniendo en cuenta estos factores y que la cabina exteriormente va adornada con las luces del techo, barras y bocinas, que no lo hacen muy aerodinámico que digamos, nos esperábamos que el consumo estaría aún peor.

Los algo más de 34 litros de media que nos resultaron, junto con una velocidad media elevada, nos parecen unos resultados muy acordes con lo esperado, y demuestra que los camiones, a pesar de que algunos tengan tanta potencia como este, conduciéndolos de forma adecuada y ayudados por toda la batería de elementos electrónicos,  obtienen resultados muy parejos con respecto a otras potencias inferiores.

Estamos seguros de que, de no habernos afectado tanto la meteorología, el consumo se habría visto reducido considerablemente, y por tanto estaríamos ante unas cifras de las mejores que se obtienen en nuestra dura ruta de pruebas.

Por todo esto consideramos este camión una gran alternativa para ese conductor que busca un plus de exclusividad y puede permitírselo, ya que pocas tractoras le brindarán tantas alegrías como este TGX Individual Lion S.

Sabías qué…

La historia del león como logotipo reconocible de MAN se remonta a más de un siglo. Aunque fue incorporado al frontal de los camiones entre 1971-1972, el denominado León de Brunswick cuenta con una historia anterior que data de mucho tiempo atrás.

Hay diversas historias y leyendas acerca de dónde pudo provenir cierto león, y algunas se remontan incluso al siglo xii. Concretamente al año 1166, cuando el duque de Baviera y Sajonia, apodado Enrique el León, ordenó esculpir esta primera estatua en la plaza del castillo Dankwarderode y la catedral de Brunswick como símbolo de su fuerza y mandato sobre la región. La estatua del león cuenta con muchas reproducciones en diversos países, pero realmente no se sabe con seguridad cuáles de estas historias son verídicas y cuáles no.

Aunque lo cierto y verdad es que lo que sí podemos verificar es que inicialmente fue el empresario Heinrich Büssing quien fundó automóviles Büssing en 1903, y que se dedicaba a la fabricación de camiones y autobuses, además de producir sus propios motores, quien tomó como suyo el primer logotipo del león, por lo que inicialmente podemos decir que este símbolo pertenecía a Büssing Automóviles.

En 1935 y tras el fallecimiento del fundador de la empresa, fueron sus dos hijos quienes continuaron con el negocio, lo convirtieron cada vez en más próspero y se ganaron una buena reputación en el mundo de los vehículos comerciales.

Posteriormente y ya en la década de los sesenta, MAN y Büssing entablaron una relación comercial de la que se beneficiaban mutuamente, al abastecerse entre ellas de los elementos necesarios para fabricar sus propios camiones y motores.

Finalmente y tras un acuerdo en 1971, MAN se hizo con todas las acciones de Automóviles Büssing, y en reconocimiento a toda la trayectoria que había tenido, tanto el fundador de la empresa como posteriormente su descendencia incorporaron como suyo el logotipo que hoy todos podemos ver en los frontales de los vehículos comerciales del fabricante alemán.

PUBLICIDAD Mobile_Footer_1