PUBLICIDAD

Opel presenta su nuevo vehículo ligero de propulsión eléctrica: Vivaro-e HYDROGEN

Opel sigue con su electrificación de vehículos. Por ello, ha lanzado al mercado Vivaro-e HYDROGEN, un comercial ligero de propulsión eléctrica con rápido repostaje. Los primeros vehículos llegarán a clientes de flotas en otoño.

PUBLICIDAD

De este modo, permitirá acceder a la movilidad cero emisiones a los que necesiten hacer repostajes en pocos minutos. Se trata de un vehículo eléctrico de pila de combustible (FCEV) con hasta 6,1 metros cúbicos de capacidad de carga. Necesita sólo tres minutos para repostar hidrógeno. Así pues, se emplea casi el mismo tiempo que con un coche convencional diésel o de gasolina.

La nueva Opel Vivaro-e HYDROGEN está basada en la Vivaro-e de batería. No obstante, el propulsor es diferente. Tres depósitos cilíndricos almacenan hidrógeno a 700 bares de presión.

El hidrógeno puede ser el eje central de un sistema energético integrado y eficiente del futuro, libre de combustibles fósiles”, afirma el Director General de Opel, Michael Lohscheller. “Contamos con más de 20 años de experiencia en tecnología de vehículos de pila de combustible de hidrógeno. Prácticamente no hay otro sistema de propulsión en el mundo capaz de ofrecer la combinación de movilidad cero emisiones, gran autonomía y sólo tres minutos de repostaje”, añade.

Opel ofrecerá la Vivaro-e HYDROGEN en longitudes M y L (4,95 y 5,30 metros). Contarán con un volumen de carga entre 5,3 y 6,1 metros cúbicos, respectivamente, idéntico a las versiones diésel y eléctrica. La carga útil llega a alcanzar los 1.100 kilos, inferior a los 1.400 kilos de carga de la versión diésel.

Su autonomía será de hasta 400 kilómetros, según el procedimiento WLTP.  Con su pila de combustible de 45 kW, generará suficiente energía para una conducción prolongada en autopista. Se trata de un inteligente diseño puesto que su concepción beneficia el conjunto, el rendimiento y la fiablidad.

Bajo los asientos encontramos la batería de iones de litio de 10,5 kWh. Ésta proporciona un pico de potencia al ponerse en movimiento y al acelerar. La batería cubre las necesidades de energía para que la pila de combustible funcione en condiciones óptimas.

La batería permite la frenada regenerativa. Por otro lado, la posibilidad de conectarse a la red permite cargar la batería externamente. Un ejemplo sería en un punto de carga, proporcionando 50 km de autonomía eléctrica pura.

El nuevo vehículo se suma al Vivaro-e y al Combo-e como miembro de la familia de ligeros totalmente eléctricos. Además, se espera que a finales de año toda la gama de vehículos comerciales ligeros de la marca será eléctrica.