PUBLICIDAD

Los principales riesgos con los que se puede encontrar un camión

Por Francisco Paz. Director de RRII de AT Academia del Transportista

PUBLICIDAD

Aunque llevaba razón el Ministro Marlaska, en su rueda de prensa sobre el balance de siniestralidad vial del verano 2021, al afirmar que “los datos en general son menos malos que los esperados”, sin embargo, los accidentes de camiones pesados (+ de 3.500 kg de MMA) con resultado de muerte se han incrementado en un 5%.

Analizando los últimos datos consolidados de la DGT, observamos que los camiones pesados están involucrados en un 5% de los accidentes anuales con víctimas y que además cuando se produce un accidente con resultado de muertes la distribución porcentual suele ser la siguiente: 23% ocupantes del camión (conductor + acompañante, en su caso) y 77% otros usuarios de la vía. Es decir que en siniestros donde interviene un camión,  por cada muerte producida en el propio camión suelen fallecer de media 3 personas que viajaban en otros medios de transporte.

Fuente DGT: Principales cifras de siniestralidad 2019 (últimos datos consolidados publicados)

Si duda, la convivencia vial con los camiones debe mejorarse y para ello el resto de usuarios debe conocer y tener en cuenta los riesgos de circular en su entorno. AT Academia del transportista nos recuerda las principales diferencias que presentan los camiones frente al resto de vehículos:

  • Tamaño:
    • Anchura mayor que el resto, por lo que ocupa prácticamente todo el ancho de su carril. Lo anterior provoca que cualquier alteración de la trayectoria del camión suponga invadir los carriles contiguos.
    • Longitud que puede superar los 18 m y que implican que se tengan que abrir en los giros por lo que nuca debemos meternos en el hueco que dejan. Además tenemos que asegurarnos de que podemos concluir el adelantamiento en la zona permitida y sin riesgos para los demás.
    • Altura que puede llegar a los 4,5 m, que provoca un centro de gravedad más alto y, por tanto, mayor inestabilidad y menor capacidad de maniobra.
  • Velocidad:
    • No pueden superar los 80 km/h en carretera no los 90 Km/h en autopistas y autovías, además en pendientes ascendentes pueden disminuir peligrosamente su velocidad de circulación y podemos colisionar por alcance si no estamos atentos.
  • Frenos:
    • Necesitan más especio para detenerse por lo que procuraremos no interceptarlos sorpresivamente y debemos vigilar por los retrovisores que no se nos peguen mucho.
  • Capacidad de maniobra:
    • Son más torpes a la hora de frenar, girar o realizar acciones evasivas de emergencia por lo que evitaremos meternos dentro de su zona de incertidumbre (espacio inmediato que le rodea y que puede ocupar de forma inesperada).
    • Sus incorporaciones son más lentas y sus adelantamientos se prolongan muchos metros.
    • Con la llegada de los camiones eléctricos debemos considerar que su agilidad en los arranques puede sorprendernos, pues la entrega de potencia tan inmediata que compiten con los coches de combustión.
  • Efecto pantalla:
    • Sus dimensiones provocan que actúen de pantalla frente al viento por lo que al adelantarles hay que vigilar los cambios bruscos que puede sufrir nuestra trayectoria.Pruebas camiones 2019
  • Efecto aspersor:
    • Con lluvia o calzada mojada dispersan gran cantidad de agua del asfalto y provocar problemas de visibilidad y adherencia.
    • Con firme en mal estado proyectan sus restos a gran velocidad pudiendo romper nuestro parabrisas o sorprendernos.
  • Visibilidad:
    • Los camiones presentan muchas limitaciones visuales para detectar a los otros usuarios (ángulos muertos), lo anterior nos obliga a conocer sus zonas ciegas y sobre todo a evitarlas. Si no nos ven no existimos y pueden aplastarnos de forma súbita.

Las personas que van al volante de un camión también tienen deberes pendientes de resolver y deben evitar las principales infracciones que les ponen en peligro a ellos y al resto de usuarios. Sus infracciones tienen sobre todo que ver con la fatiga, la distracción y la pérdida de control de su vehículo por una mala estiba o por velocidad inadecuada.

Ecodriver nos recuerda que en la convivencia vial la educación juega la mejor baza y que la empatía, y nuestra inteligencia emocional, debe ayudarnos a aplicar los principios del tráfico: “no molestar”, “no sorprender”, “advertir” y “comprender”.