PUBLICIDAD Billboard

Logesta, expertos en largo recorrido

¿Una carga menos? Tú me dirás, estás todo el día hablando por teléfono pendiente de la agencia, que si esto, que si lo otro, a este que tienes que llamar y ¡pum!… Aquí siempre tienes viajes. Ésta es tan sólo una, pero ni mucho menos la única ventaja con la que se encuentran los transportistas Logestaque como Fernando han dado el paso de trabajar para Logesta. A Marisa, otra autónoma que ha legado dos vehículos y sendos chóferes a la compañía, la entrada en ella supuso un antes y un después en la siempre tormentosa relación con las entidades financieras.

“Nosotros nos dedicábamos al transporte de áridos y, como pegó el bajón de la crisis, lo pasamos bastante mal. Por eso, a mí, el decir después que trabajaba en Logesta me ha abierto puertas en la relación con los bancos, quizás porque la consideran una empresa más seria y consolidada”.

PUBLICIDAD Content_1

Detrás de estos dos testimonios, como del fluir constante de camiones que tenemos alrededor, hay infinidad de historias personales que, por unos motivos u otros, han terminado desembocando en esta inabarcable explanada que sirve de cuartel general para Logesta, compañía especializada en el transporte de largo recorrido. Al igual que Fernando y Marisa, otros muchos llamaron a su puerta, o bien cansados por la disputa solitaria con las deudas, o bien agobiados porque querrían pasar más tiempo con sus familias o simplemente esperanzados ante la oportunidad de invertir su capital en nuevos vehículos.

LogestaSea como fuere, Logesta dio y sigue dando cobijo a autónomos bajo todo tipo de circunstancias. La única condición de partida es que ellos estén dispuestos a ceder la gestión exclusiva de los vehículos pesados de los que son propietarios. ¿Y qué significa esto? Que Logesta es siempre la encargada de buscar las cargas para los camiones y de diseñar la hoja de ruta semanal que ha de seguir cada uno de los transportistas.

Si hubiera que elegir un eslogan para resumir la política de la compañía, podría ser éste: “Con Logesta, los transportistas sólo tienen que preocuparse de conducir, nosotros nos encargamos del resto”.

PUBLICIDAD Content_2

“Lo que hace el conductor”, nos aclara David Moreno, director de Operaciones Internacionales y Desarrollo de Flota, “es recibir las instrucciones de su gestor. El chófer lo que realmente hace es conducir y olvidarse de otras circunstancias del transporte, que ya Logesta piensa por él”.

Esto no quiere decir que el conductor sea tratado como una máquina programada para ir de un punto geográfico a otro. Todo lo contrario. Si algo se enfatiza desde la empresa con sede en Leganés es la proximidad que se mantiene con el personal y el respeto hacia su situación personal. “Les tratamos como si fueran parte de la empresa. Ellos son nuestro enlace con el cliente, nuestra imagen en el punto de carga y descarga y los que cuidan de nuestros activos”.

LogestaPara dar una idea de hasta qué punto son considerados, basta remitirse a los primeros pasos dentro de la empresa. Una vez que los transportistas dan el sí al contrato estándar que Logesta les ofrece, a todos les asignan un único gestor o interlocutor de confianza. “Cuando uno descarga, por poner un ejemplo, en Polonia, quien le va a atender es la misma persona que lo hace en Leganés. Esté donde esté el camión, el gestor es el mismo”, nos confirma Eduardo Gutiérrez, responsable del Desarrollo de Flota Dedicada.

PUBLICIDAD Content_3

Además, nada más comenzar la relación, el gestor tendrá en cuenta las preferencias del transportista en cuanto a kilómetros y modalidad de transporte. Quien añore pasar los fines de semana en casa podrá al fin ganar calidad de vida.

“En una empresa con 200.000 cargas al año siempre hay un nicho para que los conductores trabajen en la variedad que más les interese. Está la persona un poco más mayor que no le interesa hacer más de 8.000 km al mes y está el joven que quiere hacerse sus 13.000 ó 14.000 km porque necesita pagar la hipoteca”. De esta forma, cada conductor es, en cierta medida, libre para decidir la rentabilidad que quiere extraer de su vehículo. “El tope de kilómetros es el que marca la ley de tiempos de conducción y descanso”, recuerda David Moreno.

Espaldas cubiertas

PUBLICIDAD Content_4

Además de dar a elegir entre nacional o internacional, o incluso el tipo de remolque, frigorífico o lona, que van a cargar, Logesta tiene otras deferencias que añaden, si cabe, más atractivo a la apuesta por una empresa cuyo origen se remonta a 2002, cuando se constituyó a raíz del Departamento de Transporte de Grupo Logista. Una de ellas es que, como indicaba Fernando, a los conductores nunca les va a faltar trabajo.

LogestaEn Logesta intentan que todos sus colaboradores cubran sus necesidades. “También estamos y contamos con ellos más allá del destino y les pagamos de acuerdo al mercado”, dice David Moreno”. “Mi gente”, comenta Marisa, “está contenta con ellos. Tienen su ruta ya establecida y cuando llegan a destino les descargan, esperan nueva carga y así continúan toda la semana. Cuantos más viajes hagan, más ganan ellos”.

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

Por si fuera poco, y con ánimo de conciliar vida laboral y familiar, lo que ya de por sí es un elemento desusado en el sector, se han llegado a costear viajes para que los chóferes estén con los suyos y, al mismo tiempo, satisfagan las necesidades empresariales. “Aquí”, ejemplifica Moreno, durante Navidad a veces se dejan los camiones cargados en casa del cliente y se monta a varios conductores en un coche de alquiler para traerlos hasta España o se les trae en avión y luego vuelven para empezar a trabajar el día 3 de enero”. “Ellos ganan, porque facturan y pasan tiempo con sus familias, y nosotros ganamos”, concluye Eduardo Gutiérrez.

Garantía Logesta

PUBLICIDAD Mobile_Pos9

Hablar de todas las ventajas que se adquieren cuando uno entra a formar parte de Logesta excedería el papel que tenemos destinado. Por eso, además del contrato fijo -renovable anualmente- y de la atención personalizada, habría que poner en valor otras tres cualidades marca Logestade la casa: el cobro de las facturas a los 30-35 días, grandes descuentos en diferentes compras (neumáticos, combustible, seguros, etc.), y la posibilidad de ampliación de la flota de vehículos.

Testigos de esto último son Esteban o José Manuel, dos emprendedores que llevan varios años trabajando bajo el parapeto de la compañía. Hace 8 años empecé con dos camiones y ahora somos nueve; algo mejor habrá ido…”, nos comenta sarcásticamente el primero cuando le preguntamos si ha notado mejoría.

PUBLICIDAD Mobile_Pos10

Para el segundo, las principales virtudes de Logesta son la seriedad, la buena comunicación y la seguridad que confiere a los propietarios de pequeñas flotas: “Si quieres ampliar, creo que es una buena empresa para hacerlo. Nosotros teníamos tres camiones y ahora son cinco. Yo no he variado apenas mi trabajo en internacional en los últimos años. Sí que es verdad que a lo mejor antes bajábamos más a España, pero lo bueno es que nadie te engaña y te lo dicen todo muy clarito”.

La misma filosofía de transparencia también se aprecia en el momento en que pedimos a los responsables que nos especifiquen los requisitos para formar parte de su red. En lugar de pasar de rositas por lo económico, nos desgranaron las exigencias como a cualquier conductor que pasara por su despacho.

PUBLICIDAD Mobile_Pos11

“El primer punto y más importante”, resaltó Eduardo Gutiérrez, “es que tengan una solvencia financiera como para arrancar el primer mes. Lo hacemos así, entre otras cosas, porque siempre existe el riesgo de que le des una tarjeta de gasoil a una persona y que luego te eche más litros de los necesarios y desaparezca”. “En definitiva”, apunta su colega,buscamos colaboradores serios y profesionales. Respecto a las exigencias de los vehículos, sólo pedimos que tengan una cabeza tractora Euro 4 o Euro 5; si tienen remolques, pueden trabajar con nosotros a conjunto completo, pero en el caso de no tenerlos, lo harían al enganche”.

LogestaPasado ese primer mes, los transportistas empezarían a beneficiarse de todos los servicios brindados por Logesta, incluyendo una tarjeta de peajes válida en toda la UE y la adhesión a la póliza general del seguro de mercancías. Además, nada más incorporarse, reciben formación inicial en materia de seguridad y procedimientos.

Al fin y al cabo, es necesario un período de adaptación para asimilar un nuevo modus operandi. El gracioso de Fernando reconoce que aún le sigue costando un poco cambiar el chip: “Una vez descargué en Andújar y paré en un sitio en el que no tenía que haber parado. Cuando me paré me llamaron rápido y me dijeron que qué hacía allí parado. El problema es que, por el tipo de mercancía que llevamos, tienes que hacer lo que te marcan e ir a una serie de áreas y de parkings vigilados”.

Más allá de que los transportistas se puedan sentir un poco ‘controlados’, la sensación que nos queda es que aquellos que han lanzado un órdago por este operador han salido ganando, y mucho. Aviso para navegantes de la carretera: “Ahora mismo”, advierte David Moreno, seguimos captando autónomos y vehículos porque la demanda de los clientes sigue en crecimiento. La rotación no es muy alta, lo que nos indica que estamos en la línea correcta”. Logesta ha creado una gran flota y una gran empresa uniendo a los autónomos.

 

PUBLICIDAD Mobile_Footer_1

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.