fbpx
PUBLICIDAD Billboard

Leyland Comet de Frutas Montosa, atreverse ya es ganar

«Cuando llegue la inspiración, que me pille trabajando”. Tal frase, que se le atribuye a Picasso, bien podría casar con el espíritu de Frutas Montosa (Málaga), firma que administra y distribuye miles de toneladas de aguacate y mango, en un marco agroclimático y estratégico sin parangón en España.

A Antonio Rodríguez, gerente de la compañía, está claro que la inspiración no le va a llegar de otra manera que la propuesta por su paisano pintor, pues mientras habla con nosotros, no cesa de coordinar a operarios y chóferes que solicitan su asistencia.

PUBLICIDAD Content_1
Leyland Comet Frutas Montosa

La fábrica cuenta con cientos de trabajadores. Una treintena de camiones portean una media de 300 palés diarios, pero es una de las dependencias de este amplio complejo ubicado en Vélez-Málaga la que hoy nos atrae, pues en ella se encuentran joyas clásicas mimadas con el celo de un orífice: dos Pegaso, Comet y Europa, y el Leyland Comet 90 CV que, con expresa admiración, hoy nos congrega en estas páginas.

Matriculado en 1957

José Luis Montosa, jefe de Frutas Montosa, siempre anheló un Leyland. Un buen día, la constatación de una unidad de esa marca en poder de una mujer viuda en Yecla (Murcia) puso a todo el equipo Montosa en guardia. Dieron con el mismo, descolorido y con la carrocería deteriorada, ubicado dentro en un cercado. El avistamiento de otro Leyland en Borriol (Castellón) les sirvió para completar una restauración íntegra, con motor y caja de cambios originales.

PUBLICIDAD Content_2
Leyland Comet Frutas Montosa

El objetivo marcado rotundamente era que el resultado final fuera respetuoso con el modelo surgido sesenta años atrás. Se le fueron adjuntando ballestas, instalación eléctrica, motorización, etc. En Carrocerías Toquero (Motril, Granada), el Leyland pasó un tiempo más, hasta quedar impecable. “Quitando un par de detalles –afirma Antonio Rodríguez, responsable logístico de la empresa–, como una asistencia a la dirección y un pulsador para el mando de la reductora del grupo trasero, todo el conjunto es íntegramente original. Gran parte de las piezas las conseguimos contactando con DAF Inglaterra y otras las mandamos directamente hacer al tornero”.

Leyland Comet Frutas Montosa

La presencia de este Leyland Comet en concentraciones de clásicos despierta un agitador entusiasmo. “En cierta ocasión –rememora Antonio–, un camionero jubilado nos pidió permiso para subir a la cabina. Lo había conducido mil veces en su juventud, pero una mezcla de suspiros y nervios le impidieron llegar arriba. Todos nos emocionamos juntos. El corazón nos rige y esa siempre acaba siendo nuestra mejor recompensa.»

PUBLICIDAD Mobile_Footer_1