PUBLICIDAD

Estados Unidos plantea la idea de desarrollar un estándar de baterías

La nueva era de la electrificación trae grandes beneficios para el medio ambiente. No obstante, surgen diferentes estándares para regular los procesos. Las propias organizaciones o los propios fabricantes crean estándares particulares. Para asegurar el proceso de reciclaje, Estados Unidos plantea la idea de desarrollar un estándar de baterías.

La finalidad de esta propuesta es evitar problemas futuros. El Laboratorio Nacional de Argonne del Departamento de Energía de los Estados Unidos (DOE) ya ha firmado un memorando de entendimiento con la Asociación Nacional de Fabricantes Eléctricos (NEMA), una organización que representa a los fabricantes de almacenamiento de energía estadounidenses.

Según el acuerdo, Argonne y NEMA trabajarán juntos para desarrollar estándares de reciclaje para baterías de iones de litio. El objetivo es ayudar a los fabricantes a comprender qué materiales y diseños serán mejores para posteriormente reciclar. Por tanto, se trata de que ahora los fabricantes presten más atención en el final de la vida útil de las baterías, además de otros aspectos clave como los costes. Esta ayuda servirá de base para su investigación y desarrollo.

Según el director industrial de la división de Productos y Sistemas de Utilidad de NEMA, Jonathan Stewart, «si no innovamos para abordar los retos del final de la vida útil y considerar los impactos ambientales a medida que se producen más y más baterías, entonces vamos a tener un gran problema dentro de diez años«.

Asimismo, el líder del grupo de I+D de reciclaje de materiales en Argonne y director del ReCell Center, Jeff Spangenberger, aseguró que «las normas pueden dar a los recicladores una referencia sobre la cantidad de material e ingresos que pueden esperar recuperar de una batería».

Los distintos procesos pueden afectar a la capacidad de reciclaje. Esto provoca que el desarrollo de una normativa sea extremadamente complejo. Los científicos de Argonne y los expertos de NEMA explorarán las normas que los fabricantes y los recicladores pueden utilizar. De esta manera, podrán evaluar la cantidad de material extraíble y reciclable en varios sistemas de baterías.