fbpx
PUBLICIDAD Billboard

El Mercedes-Benz Actros de Roberto Zapico; de pasaje a mercancía

A bordo de este Mercedes-Benz Actros con cabina Gigaspace nos encontramos con dos conductores, Roberto y Rosa Zapico. Y aunque la mayoría de los asiduos a las concentraciones vinculan este Actros a su hija Rosa, en realidad, en la visera todavía se lee el nombre de Roberto, a quien le queda mecha para rato. De momento, reservaremos a su hija para otra edición.

Mercedes-Benz Actros Roberto Zapico

PUBLICIDAD Content_1

En estas páginas nos centraremos en Roberto y su primer camión decorado. O al menos, así nos lo cuenta él, pues el anterior contaba con algunos detalles en vinilo, pero este lo decoró José Carlos Velasco, en quien confió para los motivos de la pintura.

«Nunca había tenido un camión decorado y, aunque parezca una tontería, vas más a gusto y te motiva más» confiesa Zapico entre sonrisas. Conductor desde muy jovencito, pues su padre era profesor de autoescuela, les transmitió a él y a su hermano la sensación y el disfrute de la conducción, que les corre a ambos por las venas.

Mercedes-Benz Actros Roberto Zapico

PUBLICIDAD Content_2

Caprichos del destino

Como reza el titular, Roberto se inició en el mundo del transporte conduciendo autocares en la cooperativa Alcotan. Y en uno de esos viajes a Italia llevaría a un chaval, Javier, que no se movería de su lado durante todo el viaje, interesado por el mundo del transporte.

Esta cooperativa contaba con cuatro camiones Mercedes-Benz que iban a Alemania a buscar zumos para supermercados, y su jefe le pidió que realizara uno de esos portes.

PUBLICIDAD Content_3

Mercedes-Benz Actros Roberto Zapico

Al principio dudó, pero accedió a probar durante tres meses en el transporte de mercancías. Por el momento, todo eran ventajas, pues con el autobús, Roberto podía pasar hasta cinco meses fuera de casa, era muy duro, mientras que con el camión, todas las semanas regresaba a casa. Ya no cambiaría la mercancía por el pasaje.

«Nunca pensé que conduciría un camión, siempre iba con  corbata en el autobús» recuerda, «muchos de mis compañeros no se creían que andase con camión», sentencia. Desde entonces, este es su cuarto camión, ya.

PUBLICIDAD Content_4

Mercedes-Benz Actros Roberto Zapico

El primero, un Renault tren de carretera que compró de segunda mano para hacer transporte nocturno para supermercados entre Oviedo y Bilbao, al que le han seguido otros tres Mercedes-Benz desde que se estableció como autónomo por su cuenta.

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

Es más, recuerdan el chaval al que hemos hecho alusión anteriormente, que llevó Roberto a ver mundo, pues Javier tampoco se olvidó de nuestro protagonista y de aquella experiencia, y cuando buscó autónomos para hacer ruta, Zapico, sin saber que se trataba de aquel niño, no dudó.

Mercedes-Benz Actros Roberto Zapico

PUBLICIDAD Mobile_Pos9

Nos lo encontramos, a bordo de su Mercedes, transportando y descargando una cisterna repleta de nata de Getrabier, la empresa de transporte de aquel chaval de Ponferrada que llevó a Italia en autocar.

A pesar de que el enganche habitual de este Actros es una flamante góndola de cristal, que compró hace varios años, en la actualidad, no es extraño verlo también con una cisterna alimentaria, pues con los años se ha especializado en este tipo de transporte.

PUBLICIDAD Mobile_Pos10

Mercedes-Benz Actros Roberto Zapico

No en vano, son ya veintidós años al volante de un camión y otros tantos detrás del volante y en el transporte.

PUBLICIDAD Mobile_Pos11

Suele transportar leche, nata, vino, y sus rutas van de León o Asturias, hacia Barcelona, Francia o Italia.

Mercedes-Benz Actros Roberto Zapico

En ocasiones, antes de que su hija subiese como copiloto para hacer doble conducción, Mª Rosa, su mujer, también le había acompañado, aunque ella sin reemplazarle al volante. «Me gusta mucho conducir, te da la libertad de andar por diferentes sitios», confirma Roberto.

Un azul muy especial

Para la decoración, Roberto no puso en demasiados apuros a Velasco, pero sí se encaprichó de un azul. No era un azul cualquiera. Y para encontrarlo contactó con Óscar Dieste, que llevaba un camión decorado en el azul que a él le gustaba. Se trataba del azul Alpine de Renault.

Mercedes-Benz Actros Roberto Zapico

Así que ese es el azul base de la decoración para este Actros. Por lo demás, le dejó bastante rienda suelta a Velasco, los rayos y zigzags y, por supuesto, la Cruz de la Victoria de la bandera asturiana, que sobre el selecto azul, resalta el origen de su conductor y propietario, que recorre a diario carreteras nacionales y europeas sin cesar.

Antaño lo hacía a bordo de un autocar, sujeto a los horarios del grupo, y ahora lo hace a bordo de su Mercedes-Benz Actros, allá donde le lleve la carta de porte. Conociendo lugares, eso sí como dice el propio Zapico, de forma exprés, y orgulloso por un lado de su hija, que en la última época se ha unido a él en el camión.

Ahora, cuando Rosa lo acompaña, se turnan el volante para llegar siempre a tiempo a sus puntos de carga y descarga.

PUBLICIDAD Mobile_Footer_1