El Mercedes-Benz Actros de Jordi Ros, marca de la casa