Adrián Fernández y su Volvo FH13 500; “el crío ha comprado un camión”