PUBLICIDAD

Volkswagen, contra los vehículos movidos por pila de hidrógeno

Gran parte del sector del automóvil sigue con la electrificación de sus coches mediante baterías. No obstante, muchos fabricantes tienen interés en los vehículos eléctricos movidos por pila de hidrógeno. Una apuesta por el hidrógeno que tiene en contra al CEO del Grupo Volkswagen, Herbert Diess.

En su perfil de Twitter compartió una imagen de un artículo del periódico empresarial alemán Handelsblatt. Además, etiquetó a Andreas Scheuer, ministro alemán de Transporte e Infraestructura Digital. La noticia se hacía eco de un estudio del Instituto de Potsdam para la Investigación del Impacto Climático (PIK). El informe de la institución apuntaba que el desarrollo y la popularización de coches particulares movidos por hidrógeno tendrá efectos negativos para el clima a corto plazo con los medios actualmente disponibles.

En definitiva, el estudio respaldaba la teoría de Diess sobre lo nocivo que puede llegar a ser para el medio ambiente y la dudosa viabilidad para implantar el hidrógeno en el sector de la automoción. Diess aseguró que «se ha demostrado que el coche de hidrógeno NO es la solución climática. En el transporte ha prevalecido la electrificación. Los debates falsos son una pérdida de tiempo. ¡Por favor escuche a la ciencia!».

volkswagen-contra-vehiculos-hidrogeno

No es la primera vez que el CEO de Volkswagen se posiciona contra el uso del hidrógeno. Anteriormente, lo calificó como «demasiado caro, ineficiente, lento y difícil de implementar y transportar». Cabe destacar que el pasado mes de mayo en el periódico The Guardian, Romain Sacchi, miembro del equipo que ha elaborado el informe, comentó que los combustibles fabricados con el hidrógeno como principal componente aumentaban las emisiones de gases de efecto invernadero, incluso en comparación con el uso de combustibles fósiles.

Asimismo, los investigadores también hallaron que los combustibles elaborados principalmente a base de hidrógeno, en comparación con la electricidad por baterías, son más ineficientes y más costosos. Además, la disponibilidad de las materias primas necesarias no está totalmente asegurada en estas tempranas fases de uso.

Con esta posición tan clara, es evidente que la marca alemana no desarrollará tecnología relativa al hidrógeno. Una postura que choca con la de sus competidores que este año ya han lanzado varias furgonetas al mercado.