Solutrans, un punto de inflexión