PUBLICIDAD Billboard

¿Qué motor Daimler es tan fuerte como 32 bomberos?

La tecnología de extinción de incendios es uno de los primeros campos de innovación de Daimler-Motoren-Gesellschaft. El Museo Mercedes-Benz destina un destacado lugar al coche de bomberos Daimler de 1892.

El bombeo de agua para la lucha contra el fuego requiere mucha potencia durante un periodo prolongado. El camión de bomberos Daimler, construido en 1892, utilizaba un motor de dos cilindros de 3 litros con 5,1 kW (7 CV) y una bomba para suministrar 300 litros de agua por minuto.

PUBLICIDAD Content_1

En aquella época, sin embargo, los bomberos seguían necesitando el tipo de caballo homónimo para llegar al lugar del siniestro: delante del vehículo, los poderosos caballos ponían el lomo. Esto se debe a que el motor de combustión sólo acciona la bomba de agua. En aquella época, se trataba de una solución muy avanzada.

El primer coche de Gottlieb Daimler de 1886 era un carruaje tirado por caballos con motor de combustión. El coche de bomberos motorizado, en cambio, es en realidad un carruaje con la clásica dirección giratoria.

Los componentes necesarios, como la barra de tracción, están guardados en el lateral del vehículo al alcance de la mano, lo que se puede ver claramente en la exposición del Museo Mercedes-Benz en la Sala de Leyendas 1: Pioneros – La invención del automóvil, 1886 a 1900. De este modo, los bomberos pueden subirse rápidamente y desplazarse en caso de alarma.

PUBLICIDAD Content_2

La tecnología de extinción de incendios y la organización de la protección contra incendios en Alemania progresaron rápidamente a finales del siglo XIX y principios del XX. A ello contribuyeron experiencias como el gran incendio de Hamburgo de 1842, que destruyó un tercio de la ciudad.

A partir de entonces, se toma conciencia de la necesidad de mejorar la lucha contra los incendios. El primer «Feuerwehr» profesional alemán, el término germano para «cuerpo de bomberos», se fundó en Berlín ya en 1851.

PUBLICIDAD Content_3

El término sólo se utilizó allí durante cuatro años: el registro más antiguo de la palabra tiene exactamente 175 años y procede de un informe del cuerpo de bomberos de Karlsruhe al consejo municipal fechado el 24 de agosto de 1847. Inmediatamente después de su fundación, en ese mismo año, sigue funcionando con el nombre de «Pompiercorps».

La nueva tecnología del motor de combustión de alta velocidad, desarrollada por Gottlieb Daimler y Wilhelm Maybach para diversos fines, encaja con el espíritu de optimismo de los cuerpos de bomberos alemanes de esta época.

Apenas tres años después de la solicitud de patente del innovador motor monocilíndrico del «reloj de pie» en 1885, Daimler solicitó el 29 de julio de 1888 una patente para un camión de bomberos con un motor monocilíndrico de 1 CV. La exposición en el Museo Mercedes-Benz sigue el principio técnico descrito en la patente imperial alemana 46779.

PUBLICIDAD Content_4

Los que quieran echar un vistazo al «reloj de pie» lo encontrarán no muy lejos del coche de bomberos en el Museo.

El extintor expuesto demostró su eficacia en un gran incendio en una fábrica de muelles de cama en Cannstatt ya en 1892. Durante cinco horas, la bomba suministró continuamente agua para extinguir el incendio del tejado a una altura de 20 metros.

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

Una verdadera proeza: se habrían necesitado al menos 32 bomberos para hacer funcionar la bomba con fuerza humana, y habría sido una operación que consumiría mucha energía. El ejemplo práctico subraya la gran eficacia del motor Daimler como accionamiento de las bombas contra incendios.

Cuatro años después de la solicitud de patente de Daimler para su camión de bomberos motorizado, el modelo construido en 1892 mejoró considerablemente sus prestaciones, su equipamiento y su ergonomía en comparación con la primera versión.

PUBLICIDAD Mobile_Pos9

La exposición en el Museo Mercedes-Benz muestra el énfasis que se ha puesto en la ergonomía, entre otras cosas: para el maquinista, hay una plataforma estable en la parte trasera desde la que maneja el motor, que está protegido en una carcasa de chapa.

La propia bomba de incendios está situada en el centro del vehículo. Están claramente separadas la entrada del agua de extinción en el lado derecho del sistema mediante una conexión de tornillo y la descarga con alta presión en las mangueras de extinción en el lado izquierdo mediante una conexión de bayoneta.

PUBLICIDAD Mobile_Pos10

El tiempo es valioso en una misión de extinción de incendios. Por este motivo, el camión de bomberos motorizado está equipado con un tipo de dispositivo de extinción rápida. A la izquierda, en la carrocería, hay dos carretes de manguera fijados con ruedas de trinquete. Cuando se utilizan, los trinquetes con resorte se liberan mediante una palanca, las mangueras pueden desenrollarse y conectarse a la bomba en pocos segundos.

Cuando los bomberos salen hoy en día, advierten a los demás usuarios de la vía pública por medio de balizas giratorias azules («luz azul intermitente») y de una sirena normalmente accionada por aire comprimido, llamada coloquialmente en alemán «Martinhorn» en honor a su inventor, la fábrica alemana de instrumentos de señalización Max B. Martin.

PUBLICIDAD Mobile_Pos11

Ambos sistemas de alerta no se introdujeron en Alemania hasta principios de la década de 1930. Por ello, el camión de bomberos motorizado dispone de una clásica campana de mano a la derecha de la caja del vagón, que los bomberos utilizaban para despejar el camino. El sistema de iluminación se limita a dos linternas de carroza a la izquierda y a la derecha del vehículo.

Los cuerpos de bomberos estaban abiertos a la amplia gama de tecnologías que se desarrollaban paralelamente en los primeros tiempos del coche. Así lo demuestran los ejemplos de la historia de los productos de Mercedes-Benz a principios del siglo XX.

El primer camión de bomberos alemán con motor de gasolina fue construido en 1906 por la Süddeutsche Automobilfabrik Gaggenau (SAG), que pasó a formar parte de Benz & Cie. en 1910. La empresa de Mannheim escribe al respecto en 1914: «Benzwerke Gaggenau fue la primera fábrica en suministrar un vehículo de extinción de incendios con accionamiento por motor de explosión y aún hoy ocupa el primer lugar».

Dos años más tarde, el cuerpo de bomberos de Berlín optó por otra tecnología de accionamiento: el 14 de septiembre de 1908 puso en servicio un camión de bomberos completo con cuatro Mercédès-Électriques. Los vehículos eléctricos a batería fabricados por la Österreichische Daimler-Motoren-Gesellschaft recibieron carrocerías como coche de bomberos a gas, coche de bomberos a vapor, ténder y camión escalera.

Desde hace muchas décadas, el coche se ha consolidado como un ayudante versátil para la protección contra incendios. En la actualidad, la gama abarca desde la escalera giratoria de casi 70 metros de longitud hasta el vehículo de extinción de incendios todoterreno basado en el Unimog para la lucha contra los incendios forestales.

En los vehículos con una bomba de incendios instalada de forma permanente, el motor de tracción sirve también como accionamiento de la bomba.

El Museo Mercedes-Benz muestra dos momentos destacados de la historia de los vehículos de bomberos en la Sala de Colecciones 3: La Galería de los Ayudantes. Aquí se puede ver un camión de bomberos Benz de 1912 y una escalera giratoria Mercedes-Benz LF 3500 DL 22 de 1952.

PUBLICIDAD Mobile_Footer_1