PUBLICIDAD Billboard

Mercedes-Benz eSprinter, el comercio de proximidad

Las entregas de última milla cada vez se ven más afectadas por su incremento en las ciudades y, en consecuencia, por las restricciones medioambientales, así que Mercedes-Benz, veterano en el segmento de los comerciales, propone sus eléctricos, entre ellos, este eSprinter furgón.

En esta ocasión, nos ponemos al volante del Mercedes-Benz eSprinter, en la única configuración disponible para este furgón eléctrico en nuestro mercado, tamaño medio (5.932 mm de longitud) y techo elevado (2.638 mm de altura). Una espaciosa versión para el comercio de proximidad que cada vez se ve más afectado por las normas y restricciones medioambientales en las ciudades. Un furgón de tracción delantera y 3.500 kg de MMA capaz de albergar 11 metros cúbicos de mercancía en una superficie del compartimento de carga de 5.539 mm2.

PUBLICIDAD Content_1

Esta unidad de prueba monta una batería de 55 kWh, pero el usuario puede escoger entre esta que ofrece una autonomía en torno a los 158 km y una carga útil de 884 kg, o bien, una batería de 41 kWh que otorga una autonomía de 115 km aproximadamente y alcanza los 1.038 kg de carga útil. En ambos casos, el vehículo monta un motor eléctrico asíncrono con una potencia máxima de 116 CV (85 kW) a 295 Nm. La flexibilidad y la eficiencia cobra todavía más sentido en este tipo de vehículos, cuando la autonomía del vehículo cuenta un papel fundamental en la distribución diaria. De ahí precisamente, que Mercedes-Benz dote al eSprinter de varios sistemas para la recuperación de energía.

Recarga en marcha

El eSprinter cuenta con varios modos que regulan el grado de recuperación de la energía generada durante la frenada, del mismo modo que pueden configurarse en cada momento con las levas de cambio que dispone tras el volante. Hay cuatro niveles de recuperación: D-, D, D+ y D++ que se seleccionan con dichas levas. Así, por ejemplo, durante un descenso de una pendiente, en lugar de malgastar o perder la energía, podemos recargar la batería seleccionando D++, pues el furgón se deslizará sin emplear la fuerza del motor. Además de estos grados de recuperación, el constructor alemán también propone tres programas de conducción que se seleccionan mediante un botón: E+, E y C. Dependiendo de la selección, el eSprinter puede conducirse de forma especialmente eficiente o desde un punto de vista más confortable, al ajustar aquellos elementos que consumen pero no intervienen directamente en la conducción, como puede ser el climatizador, por ejemplo.

PUBLICIDAD Content_2

Mercedes-Benz eSprinter

Del mismo modo, la combinación de ambos sistemas, es decir, el ajuste respectivo del programa de conducción y el nivel de recuperación que se muestra en la pantalla del tablero de instrumentos, propone una estrategia del modo de funcionamiento inteligente, en la que la eficiencia de consumo es prioritario, aunque también puede optimizarse aún más en el funcionamiento diario. Es decir, el tipo de conducción también será decisivo para el incremento o descenso de autonomía de vehículo.

¿Un eléctrico es para mi negocio?

PUBLICIDAD Content_3

Tan importante es cumplir con las normas medioambientales como escoger un vehículo que se ciña a las características de nuestro negocio. Es importante para muchos usuarios llevar a cabo un análisis de viabilidad con la ruta que se realiza, la propia economía del negocio, los tiempos de funcionamiento, el perfil de conducción, etc. En definitiva, un sinfín de parámetros que tener en cuenta. Mercedes-Benz Vans proporciona eDrive@Van, que precisamente ayuda al usuario a comprobar si todos estos factores son rentables para el negocio y la viabilidad del vehículo. Entre los puntos fuertes de esta estrategia destaca el asesoramiento en la selección del vehículo, así como el apoyo con nuevas herramientas. De hecho, con su aplicación eVan Ready y la calculadora de costes, los posibles interesados en cambiarse a la movilidad eléctrica podrán averiguar si un vehículo eléctrico es adecuado para su ámbito de uso, así como el ahorro o los inconvenientes que pudiera encontrar.

Mercedes-Benz eSprinter

Tras la estrella de Mercedes-Benz que domina en la parrilla del frontal descubrimos las tomas de carga del eSprinter, entre las que podremos escoger por una carga de corriente alterna (CA) y otra de corriente continua (CC). El conector CCS del cable de carga se enchufa fácilmente a la caja de carga CCS (Combo 2) de la calandra del radiador. Si no encontrásemos ninguna base de carga mural ni estación de carga disponibles, también es posible cargar la batería a través de la red doméstica. Las furgonetas de propulsión eléctrica de la marca pasan pruebas y ensayos de choque comparables a los de un vehículo con motor de combustión interna. Tanto la batería como los cables de alto voltaje están incrustados en el bastidor de forma protegida; aun así, si los sensores de impacto detectan un accidente grave, se desconecta automáticamente la tensión del vehículo de inmediato.

PUBLICIDAD Content_4

Mercedes-Benz eSprinter

El puesto de conducción cuenta con un volante multifunción y con todos los elementos necesarios para la actividad. Combina un cambio automatizado ZF, que integra las levas tras el volante y permite ajustar la intensidad de recuperación en los cuatro niveles. El habitáculo para tres ocupantes cuenta con infinidad de huecos en los que guardar objetos de todos los tamaños. La carga útil de este eSprinter de 3.500 kg de MMA oscila entre los 884 y los 1.038 kg, en función de la batería que monte.

PUBLICIDAD Mobile_Pos8
PUBLICIDAD Mobile_Footer_1