PUBLICIDAD

La legendaria leyenda Svempas y los exclusivos Scania

Este hombre enjuto, de aspecto ascético, nos recuerda más a un monje salido de la novela de Umberto Eco, “El nombre de la rosa”, que a un tipo fraguado en los duros inviernos suecos rescatando camiones.

Porque ese es su oficio: llevar a buen puerto a los camiones que por una u otra causa se quedan varados en las carreteras y autovías que circunvalan tanto el gran Estocolmo como sus alrededores.

Precisamente la empresa Svempas, de servicios de salvamento y rescate en carretera, cumplió en este 2020 los 55 años de su puesta en marcha, ya que iniciaba su andadura en el año 1965.

Svempas Scania

Desde su arranque, la empresa de Svempas tiene una larga y estrecha relación con Scania, puesto que es la marca con la que trabaja para llevar a cabo sus labores en carretera, así como con la que colabora directamente para desarrollar todos sus proyectos.

Él carrozó personalmente su primer camión en el año 1970, dotado de un remolque de asistencia, y desde aquellos años se ha mantenido fiel al constructor de Södertälje.

Cabe recordar que Sven-Erik es el maestro que ha diseñado y desarrollado exquisitas creaciones desde su taller, sobre camiones de estricta serie. Todos ellos están basados en la personalización a través de la pintura, los accesorios o el empleo de materiales cromados cuando no aluminizados.

Muchos de nuestros lectores recordarán buena parte de sus obras magistrales. Por ejemplo, la edición limitada de 2008 que bautizó Blue Shark, sobre una tractora 620 con carrocería de aluminio de 4 mm de espesor.

El proceso de uno de los trabajos firmados por Svempas no resulta sencillo. Nuestro hombre lo pone en marcha en los talleres de Oskarshamn, donde lleva a cabo sus creaciones, que salen de los bocetos, planos y dibujos realizados por Jan Richter, responsable de diseño de Svempa.

Svempas Scania

Los trabajos de pintura, aplicación de lacas o dibujos se realizan en Laxa, el mejor especialista del país. El montaje final se lleva a cabo en la propia fábrica de Södertälje, puesto que se realiza como si se tratase de un camión de serie. Pero todavía queda un nuevo paso por dar. De allí regresa de nuevo a los talleres de Svempa, que es quien aplicará todos los detalles finales al camión, que lo convertirán en una pieza única.

Sin duda que una de las piezas a las que más cariño profesa nuestro invitado es a la versión descapotable de la cabina T, cuyo motor debidamente modificado alcanza los 1.000 CV de potencia. Desde que trabaja en exclusivos camiones de serie limitada para Scania, habrán salido de sus talleres unos quinientos camiones Svempas, y todos ellos se han quedado en Europa.

Svempas Scania

Al parecer, es Italia el país con mayor demanda de sus obras. Dice que el recuerdo más impactante que tiene es cuando un cliente italiano, de Trento, no paraba de llorar al hacerle entrega de su Blue Shark.

Uno de sus últimos proyectos recibe el nombre de Quimera (en latín Chimera), un ser fabuloso de la mitología griega cuya descripción varía según las fuentes que se consulte, pero que la “Iliada” de Homero lo describe con una cabeza de león y el cuerpo de cabra.

Svempas Scania

Al igual que el Grifo que simboliza la marca Scania es una criatura cuya leyenda cuenta que el dios Apolo regresó a Grecia cabalgando uno de ellos, se representa con una cabeza de águila gigante y el cuerpo de león.

Pero el Quimera de nuestro amigo es una obra que ya ha conquistado títulos en las principales manifestaciones europeas del mundo del camión: Truckstar, Nürburgring… Como el propio animal mitológico del que hereda el nombre, el Quimera es una auténtica bestia mecánica que cuenta con un motor central posterior de ocho cilindros en V y 16,4 litros.

Svempas Scania

Hasta ahí todo aparentemente normal, pero es que el camión desarrolla 2.200 CV de potencia, capaces de dispararlo de cero a cien en tan solo 5 segundos.

Para conseguir semejante potencia, Svempa se ha servido de nada menos que seis turbocompresores Holset. La caja de cambios es Allison de seis velocidades, aunque ha sido modificada convenientemente para la ocasión. El peso está controlado en 4.780 kg. El chasis es de suspensión independiente, con sistema A-Link en el tren delantero y doble amortiguador en los extremos posteriores.

Svempas Scania

Para camuflar semejante cóctel mecánico, Svempas ha recurrido a una cabina de la ligera Serie P, debidamente acabada con toda una lista de componentes propios de la Serie R.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.