fbpx
PUBLICIDAD Billboard

I Truck Show Festival en Torrelavega, el principio de algo grande

“O algo muy grande”, podría rezar el titular de este reportaje, porque lo que ha organizado el Club Camión Cantabria en la santanderina Torrelavega apunta excelentes maneras. Decorados, americanos, tuneados y camiones clásicos tuvieron su espacio reservado en este primer Truck Show Festival Torrelavega. A la cita acudieron 150 vehículos de toda España para pasárselo por todo lo alto.

truck_show_festival_torrelavega-0034

PUBLICIDAD Content_1

[dropcap]E[/dropcap]ra la primera vez que el Club Camión Cantabria, liderado por Miguel Ángel Gutiérrez, convocaba a todos los camiones decorados, tuneados, americanos y clásicos de España a una concentración. El punto de encuentro era el mercado de ganados de la santanderina Torrelavega. Experimentado en la organización de las desfiladas en honor al patrón San Cristóbal, el club se puso en marcha para hacerla bien grande. El propósito consistía en reunir a la flor y nata camioneril tanto en vehículos clásicos como lo más representativo en aerografías del panorama español. Duras jornadas de preparación, mucho trabajo, atando cabos, pidiendo permisos, ultimando detalles… Los organizadores fueron paso a paso colocando granitos de arena. El órdago estaba echado y ya sólo faltaba que los participantes y el público acudieran en masa. El I Truck Show Festival en Torrelavega se ponía en marcha. El sol hizo acto de presencia como si no se quisiera perder tan señalada exhibición. El público tampoco, pues unas 6.000 personas se dejaron ver por el recinto ferial disfrutando de lo lindo entre mastodontes americanos, clásicos legendarios y pinturas de todo tipo adornando las chapas.

Masiva Concetración

truck_show_festival_torrelavega-0035Uno en esto de las concentraciones camioneras ya lleva unas cuantas a sus espaldas, recorriendo la geografía nacional ya son decenas las que hemos vivido y, desde luego, podemos dar testimonio de que como ésta pocas. Hablamos con muchos participantes -aquí aparecen las fotografías de algunos de ellos-, y su sentir corrobora nuestra opinión. Ningún pero organizativo, muchos camiones y de excelente calidad todos ellos, y encima la meteorología respetó en tan bello paraje.

Al final, como nos apunta Miguel Ángel Gutiérrez, presidente del Club Camión Cantabria, los asistentes congregados fueron 100 entre decorados y tuneados, 10 americanos y 40 clásicos, procedentes de muchos puntos de Cantabria, País Vasco, Navarra, Segovia, Madrid, Burgos, León, La Rioja, Andalucía, Cataluña, Cáceres, Comunidad Valenciana y Mallorca. Esperemos que ninguna región quede olvidada en este repaso que viene a demostrar, sin lugar a dudas, la enorme repercusión de tan celebrado evento. El sábado por la mañana, los camiones fueron llegando en un goteo continuo que dejó el recinto de Torrelavega repleto de vehículos a mediodía.

PUBLICIDAD Content_2

truck_show_festival_torrelavega-0001Mientras todos quedaban aparcados correctamente, el público empezaba a abarrotar las taquillas en busca de una entrada que les permitiera el acceso a un particular paraí- so. Allí, Conchi, la responsable de este menester, iba repartiendo billetes hasta llegar a la inmejorable cifra de 6.000 entradas, todo un récord.

Con el tiquet bien guardado, una marabunta de apasionados al camión cámara en mano no paraba de retratar cada dibujo pintado en la chapa de los vehículos: animales por doquier, indios, mujeres con el torso desnudo, héroes de película, paisajes de cuento, … cada aerografía era estudiada por centenares de ojos. Lo mismo pasaba con las defensas, las llantas inmaculadamente brillantes, los focos y todo aquel elemento de acero inoxidable que llamaba poderosamente la atención.

truck_show_festival_torrelavega-0005El día iba abriendo y el solano se apoderaba de Torrelavega. Las idas y venidas de los asistentes al bar era necesaria, había que refrescarse. De pronto, los camiones de carreras de los hermanos Vila, un Volvo White y un Pegaso Troner, empezaron a trompear. El olor a goma quemada y a gasolina fue recorriendo el recinto. Una exhibición que luego se repitió por la tarde para furor de los espectadores. Entre derrape y bocinazo se echó encima la hora de comer. Para la ocasión, los organizadores prepararon una suculenta paella. Ya por la tarde, y tras el pertinente cafelito, Torrelavega siguió ofreciendo puro espectáculo en su fin de semana grande. El público siguió respondiendo. Familias enteras, niños, jóvenes y ancianos, la fiesta del camión cántabro no dejaba a nadie de lado. Así, entre las poderosas bestias llegadas de América se agolpaba un enjambre de curiosos, ávidos por conocer la majestuosidad del interior de una cabina tan poco conocida por estos lares. Sin duda, el asombro se dibujaba en la cara de todos los que se asomaban por allí. El paseo por el ferial continuaba entre decorados y tuneados. Todas las marcas estaban representadas, aunque Scania se adjudicaba el galardón de la más numerosa. Para gustos, colores, y en esta concentración había para dar y regalar. Cerrado el recinto, los participantes disfrutaron de cena y de música hasta las dos de la madrugada.

PUBLICIDAD Content_3

truck_show_festival_torrelavega-0039El domingo seguía la reunión. El programa marcaba desfilada. Torrelavega y Renedo de Piélagos, localidades separadas por apenas doce kilómetros, quedaron conectadas por una caravana de color que iba recorriendo a golpe de bocinazo los verdes parajes cántabros. Al paso, la gente salía de sus casas, incluso gaita en mano, para contemplar y fotografiar los Kenworth, Volvo, MAN, DAF y demás que sorprendían en una mañana menos soleada que la del sábado. Al llegar a Renedo, desfile por su avenida principal con parada en la misma de todos los vehículos durante una hora. Era el momento de tomar un tentempié, y los organizadores, cómo no, cayeron en la cuenta.

De allí, vuelta a Torrelavega, nueva exhibición de los Vila, comida y regreso de los transportistas a casa. Algunos apenas tendrían una decena de kilómetros, otros sumarían varias centenas a su cuentakilómetros, pero en el sentir de todos estaba volver el año que viene. La segunda edición mejorará a la primera, pues aunque el listón ha quedado bien alto, el Club Camión Cantabria no descansará para que así sea.

Más el mes que viene

Este festival, por su calidad y repercusión, merece un trato preferente a todos los allí presentes. Por este motivo hemos convenido dedicar en el próximo número de Solo Camión un reportaje exclusivo a los camiones clásicos que acudieron al certamen. Ésta es nuestra particular forma de homenajear tan valiosa labor de restauración. Para los que no puedan esperar tanto, nuestra revista hermana Solo Furgo se adelantará y nos traerá ya en este mes de junio un completo repaso a los más antiguos de Torrelavega.

PUBLICIDAD Content_4

Si quieres ver todas las imágenes del reportaje, haz clic en este enlace a la Galería de Fotos.

PUBLICIDAD Mobile_Footer_1

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.