PUBLICIDAD

Hyundai entregará 1.600 camiones de pila de combustible hasta 2025

Hyundai Motor Company ha llegado a un acuerdo con la compañía suiza experta en hidrógeno H2 Energy para crear la joint venture Hyundai Hydrogen Mobility. Juntas, ambas empresas están trabajando para cumplir el objetivo de entregar 1.600 camiones de pila de combustible en Suiza hasta el año 2025.

Para este ambicioso proyecto utilizará una flota de camiones pesados de pila de combustible de hidrógeno H2 Xcient, cada uno de los cuales ahorra alrededor de 65 toneladas de CO2 al año. Asimismo, otro socio comercial, Hydrospider, será el encargado de producir el hidrógeno. Hydrospider es una empresa conjunta creada por H2 Energy, el proveedor suizo de servicios de energía Alpiq y la compañía global de gas e ingeniería Linde.

Cada camión Hyundai H2 Xcient Fuel Cell funciona con un sistema de pila de combustible de hidrógeno de 190 kW (equivalente a 256 CV) gracias a un sistema dual de pilas de combustible de 95 kW (127 CV). Siete grandes tanques de hidrógeno ofrecen una capacidad de almacenamiento total de unos 34 kg de combustible. La autonomía es de aproximadamente 400 km. El repostaje se realiza en unos 10-15 minutos, un tiempo comparable al de los vehículos de combustión interna.

Hyundai H2 XCient

Cabe destacar que la tecnología de pila de combustible es particularmente adecuada para el transporte de mercancías, debido a su amplia autonomía y sus cortos tiempos de repostaje de combustible en comparación con la tecnología de los vehículos eléctricos de baterías (BEV). Además, las pilas de combustible y los tanques de hidrógeno no pesan tanto como las baterías necesarias para mover un camión eléctrico. Los sistemas de pila de combustible dobles proporcionan suficiente energía para que los camiones pesados puedan circular por las montañas de Suiza con total normalidad.

Hyundai Hydrogen Mobility alquilará los camiones a los operadores de flotas mediante un sistema de pago por uso, lo que significa que no existe riesgo o inversión inicial para las compañías de transporte. Se necesitan 15 camiones para que una estación de combustible sea rentable.