PUBLICIDAD

GLS actualiza su flota con 120 IVECO S-WAY alimentados con GNL y Bio-GNL

GLS, una de las principales empresas de mensajería urgente de Italia, actualiza su flota con un mayor enfoque en la sostenibilidad medioambiental. Gracias a su asociación con IVECO, 120 nuevos vehículos S-WAY alimentados con GNL y Bio-GNL se unirán a su flota.

Los nuevos IVECO S-WAY ,que sustituirán a una flota de vehículos diésel compuesta por un 70% de vehículos Euro VI y un 30% de vehículos Euro V, tendrán un impacto significativamente positivo en el medio ambiente: el uso de metano fósil supondrá una reducción de CO2 de -7.300 toneladas, lo que equivaldría a sustituir 745 vehículos diésel por otros eléctricos alimentados con energía 100% renovable.

Con el biometano, este valor se incrementa exponencialmente, consiguiendo una reducción de CO2 de -78.000 toneladas, lo que equivale a 8.000 coches menos.

Esta iniciativa forma parte del proyecto más amplio Climate Protect de GLS, cuyo objetivo es compensar el 100% de las emisiones que produce para 2022 mediante programas de compensación certificados y reducir significativamente las emisiones para 2025 mediante el uso de sistemas de transporte ecológicos, con tracciones eléctricas/híbridas para el transporte de última milla y tracciones para misiones de larga distancia.

«Este nuevo y ambicioso proyecto con IVECO forma parte de nuestra estrategia más amplia para garantizar que al menos el 20-25% de nuestra flota esté equipada con tracción de bajo impacto ambiental para 2022 y el 45-50% para 2025″, afirma Klaus Schaedle Group Area Managing Director en GLS .

«Creemos que la tecnología Bio-LNG puede tener un profundo impacto en nuestra industria ayudando a reducir las emisiones hasta en un 95%, y por esta razón nos estamos moviendo rápidamente y con determinación en esta dirección con el apoyo de IVECO».

Por su parte, Fabrizio Buffa, Market Alternative Propulsions Manager en IVECO Italia, dice: «El compromiso de la cadena de suministro de GLS es un sólido testimonio del cambio histórico que está experimentando el sector del transporte, cada vez más virtuoso y sostenible. Es un honor para nosotros colaborar con GLS en su misión.

El biometano tiene ventajas tanto medioambientales como económicas, puede producirse localmente mediante un proceso que genera valiosos subproductos, como el bio-CO2 que puede reutilizarse en la industria alimentaria y el biofertilizante que puede utilizarse en el sector agrícola. Los vehículos IVECO propulsados por biometano son, por tanto, la solución del presente para el futuro de nuestro planeta».