fbpx
PUBLICIDAD Billboard

Entre Fraga y Alfajarín, la N-II ¿una ruleta rusa?

O tal vez hubiésemos tenido que mencionarlas a la inversa, ya que todas tienen su origen en lo que conocemos como el Punto Cero, en el centro de la capital española, que no es otro que en la mismísima Puerta del Sol. Los 645 kilómetros que distan entre Madrid y Barcelona, o que unen Madrid con Barcelona quedan divididos en dos tramos de autovía de la A-2 que se encuentran en servicio.

Por un lado, tenemos los 340 km entre Madrid y Alfajarín y, por el otro, 214 km que son los que separan Fraga de Barcelona. Y ahora nos encontramos con la madre del cordero: los 91 km entre Fraga y Alfajarín cruzando el desierto de los Monegros y a través de localidades como Candasnos, Peñalba, Bujaraloz…

PUBLICIDAD Content_1
N-II Fraga - Alfajarín

Ese sinuoso recorrido de 91 km continúa siendo N-2 pura y dura. Un tramo de carretera convencional que, para los años que corren y el tráfico pesado que absorbe, con destino a Madrid o Barcelona, clama su reconversión en autovía. Ese casi centenar de kilómetros de la N-2 registra un tráfico diario de entre 9.000 y 11.000 vehículos, de media. Según las estadísticas, entre 7.000 y 8.000 de esos vehículos son camiones de tonelaje diverso, donde predomina en casi un 90 por ciento el transporte de las 40 toneladas.

Por otro lado se trata de un nudo de comunicación estratégico que también absorbe el tráfico pesado procedente del eje norte. Ese tramo sin desdoblar es uno de los auténticos puntos negros no solo de la red viaria aragonesa, sino que ocupa, lamentablemente, un escalón muy alto en el triste ranking de víctimas en el conjunto de nuestra red viaria peninsular.

N-II Fraga - Alfajarín

En este recorrido, los municipios que se esparcen a ambos lados de la carretera llevan décadas pidiendo y exigiendo al Ministerio de Fomento, bajo la batuta de todos los colores, el desdoblamiento de esa parte del eje Madrid-Barcelona, donde los accidentes se suceden con una frecuencia alarmante.

PUBLICIDAD Content_2

Estudio informativo

Pero ni siquiera un aspecto tan vital y de suma importancia como es el de la seguridad vial ha hecho que los alcaldes de la zona hayan podido arrancar un compromiso en firme del propio ministerio para subsanar la gran problemática que acarrea la carretera de estos pueblos monegrinos. Pero no han sido solo los mandatarios locales, también lo reclaman vecinos, empresas de la zona, asociaciones de víctimas de la carretera, de transportistas y usuarios en general, que se han movilizado por un desdoblamiento que por el momento se halla en una parte del proceso que se conoce como estudio informativo, sin que por el momento haya fructificado acuerdo alguno, expropiaciones, inicio de la obra, etcétera.

N-II Fraga - Alfajarín

El Ministerio de Fomento, hoy en funciones como todo el Gobierno, parece que se ha instalado en la calma frente a las obras de reconversión en autovía. Hay que echar atrás, hasta el Gobierno de Rodríguez Zapatero, para encontrar que sería este quien licitase el estudio informativo, fase en la que, según parece, se encuentra todavía el trabajo. Eso fue en el año 2005 y, curiosamente, hasta la llegada de este a La Moncloa, ninguno de sus predecesores se había planteado ni tan siquiera considerar la obra.

PUBLICIDAD Content_3

Con las cosas de este modo, nos encontramos con que el proyecto continúa eternizándose, sin que se vea luz al final del túnel. Instalado en una especie de parálisis permanente, sigue aumentando la temperatura del termómetro de la irritación de todos los usuarios implicados, empresas, municipios e incluso el propio Gobierno autónomo aragonés. Quienes además parecen envueltos en el desamparo permanente de la Administración central.

N-II Fraga - Alfajarín

Alta siniestralidad

Parece que ni siguiera un argumento de peso como es el de poner freno a la elevada mortandad que se viene produciendo en estos 90 kilómetros de la N-II, los que separan Fraga de Alfajarín. Debido a la gran cantidad de tráfico, siendo su mayoría, y en un porcentaje muy elevado, vehículos pesados, el mayor número de víctimas se están produciendo por choques frontales. Son todos los municipios del Bajo Cinca y de Los Monegros los que exigen desde hace décadas el desdoblamiento de una vía tan importante como esta, sin que se atisben unas obras que llevan años esperando.

PUBLICIDAD Content_4

«No recuerdo los años, y mira que tengo una pila, que vengo oyendo hablar de la autovía sin que por el momento se haya visto una sola maquinaria en la zona», nos comenta Abel, un agricultor del lugar, que no quiere fotos y se halla controlando los aspersores con los que riega unos campos próximos, mientras se ha acercado a tomar café a La Venta del Rey.

N-II Fraga - Alfajarín

El peligro siempre acecha en cualquier carretera, pero en este tramo, hables con quien hables, ha visto accidentes de todas magnitudes y le ha tocado socorrer implicados. Rafael Roca lleva seis años trabajando en la gasolinera de la entrada de Peñalba, junto al restaurante La Ruta. El lugar está presidido por el toro de Osborne, que nos observa desde lo alto de la colina. Es el mismo que inmortalizó Bigas Luna en su película «Jamón, Jamón», protagonizada por unos jovencísimos Javier Bardem y Penélope Cruz.

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

Rafa vive en Fraga y cada día se desplaza a Peñalba a trabajar: «En este tramo las he visto de todos los colores. Lo que no se entiende es que en estas épocas de AVE por todos lagos, de aeropuertos en Ciudad Real, en Algüaire y obras de ese estilo… esta carretera continúe abandonada de la mano de quien sea y que aquí sigamos así, con accidentes y muertos cada dos por tres».

N-II Fraga - Alfajarín

Pero lo más grave del asunto es que, lamentablemente, para las gentes del lugar, los accidentes se han convertido en algo habitual. Lo han asumido como tal y han aprendido a convivir con ello sin más. Triste, pero así es. La buena noticia que nos transmite Rafa es que Sergio Lacasa, su jefe, ha rescatado un veterano restaurante de la carretera, el Pepito Casanova, un clásico al pie de la autovía en Fraga que tiene previsto abrir antes de finales de año.

PUBLICIDAD Mobile_Pos9

Peñalba, en la comarca monegrina

«Qué quieres que te diga… como alcalde y como habitante de este pueblo siento o sentimos una impotencia terrible viendo cómo estamos de olvidados. Lo primero y más urgente es evitar el número de muertes que comporta estos 90 kilómetros de carretera. Cuando no es en un pueblo es en otro». Quien así se explica es Roberto Saurat, alcalde de Peñalba, que nos ha recibido en su despacho, al que se une Francisco Calés, regidor de Urbanismo, y Santiago Gros, alguacil del pueblo. Los alcaldes de la zona tienen que combatir su particular batalla contra la preocupante curva demográfica descendente. En Candasnos, mayoritariamente, la gente ha marchado a vivir a Fraga y desde ahí se desplazan a sus lugares de trabajo.

PUBLICIDAD Mobile_Pos10
N-II Fraga - Alfajarín

«Puedes creer que ni nosotros, los alcaldes de la zona, sabemos en qué punto estamos… No se llega a comprender el porqué ante un argumento de peso como es evitar las muertes en carretera, seguimos así. Ignoramos si es prepuesto o qué… piensa que aquí sería muy fácil desdoblar: no hay que hacer grandes desmontes, no existiría agresión contra el medio ambiente, ni hay que construir grandes viaductos…», nos cuenta Saurat y prosigue: «Mira, aquí en Peñalba tenemos una curva que cada vez que llueve se sale un coche o un camión. Tenemos suerte que llueve poco, pero a la que caen cuatro gotas, todos pendientes. Cierto es que podían ir deprisa, bien; pero si estuviera desdoblada, seguramente se iría al otro carril sin más consecuencias, sin salirse de la vía. Si hay un impacto frontal, evidentemente la culpa es del que adelanta, pero si tuviéramos una autovía con cuatro carriles, dos en cada sentido, sería mucho más difícil que la maniobra acabase con víctimas. Que nos falta educación vial y ética al volante, por supuesto, pero una carretera como la que nos atraviesa el pueblo no está acorde con los tiempos en los que estamos. Es una carretera saturada de tráfico y con unas condiciones de mantenimiento que tal vez no sean las más adecuadas».

N-II Fraga - Alfajarín

No podemos más que ratificar lo que nos dice Roberto. A lo largo de nuestra ida y venida de Fraga a Alfajarín hemos encontrado algunos tramos en obras con largas retenciones, operarios de Fomento agitando banderas rojas que advierten al usuario de lo que van a hallar apenas unos centenares de metros más adelante, así como un rescate en carretera de una salida de vía de un camión, mediante una grúa de gran tonelaje que sin duda viene a complicar las condiciones del tráfico. Por lo que se desprende de las palabras de nuestros invitados, la autovía no está, pero tampoco se la espera.

PUBLICIDAD Mobile_Pos11

Otra de las voces autorizadas que traemos a estas páginas es la de Ramón Ruiz, gerente y propietario del taller de reparaciones de camiones Ramón Ruiz All Trucks. Nos explica que lleva 19 años instalado en el mismo sitio, antes como concesionario Renault Trucks, hoy abanderado por All Trucks: «Y esos 19 años llevo oyendo hablar sobre las distintas versiones o variantes de la autovía… ¿has visto alguna máquina por el camino? Es imprescindible la autovía y el principal argumento es acabar con las muertes en carretera. Por aquí han llegado a pasar 10.000 camiones diarios, actualmente no sé que confluencia de tráfico tendremos ,pero estamos en otros tiempos y la carretera no se encuentra al nivel que exige la actualidad y realidad diaria. Piensa por un momento que en estos 19 años que llevamos con el taller aquí hemos visto de todo. Justo delante nuestro, esa gran rotonda no existía: ¿sabes de la de heridos y, lamentablemente, muertos que hemos visto?… La de veces que nos hemos tenido que echar todos a la calle a socorrer a los accidentados, mientras llegaban los servicios de emergencia»… Vamos, que ya estabais organizados como equipo de rescate: «Casi, casi, yo me ponía a regular el tráfico y los mecánicos con los heridos, sin moverlos pero procurando atenderlos o evitando que se durmiesen. Incluso, en una ocasión, rescatamos a todos los ocupantes de un autocar que volcó ahí mismo… hemos visto de todo», apostilla Ramón.

N-II Fraga - Alfajarín

«Luego se escuchó otra versión de la variante que sería aprovechando el propio tramo de la autopista, antes de llegar al peaje, y entonces se incorporaría a la altura de Osera de Ebro a lo que sería la autovía en sí. Pero ni la variante ni la autovía están en marcha… ¿las causas?… se cuentan muchas versiones y conjeturas, pero la realidad, el porqué no está en fase de construcción lo desconozco. Todas las naves industriales que nos hallamos en esta zona, más Rausan o las gasolineras, si te fijas, ya están construidas con un margen importante de espacio. No estamos ubicados a pie de carretera, sino que hay un espacio libre que en su día nos dijeron que era en previsión de la construcción de la autovía, pero por el momento seguimos igual y sin previsiones de que la supuesta autovía o desdoblamiento llegue. Ignoro dónde se halla el proyecto estancado».

N-II Fraga - Alfajarín

Al parecer han sido algunos los misiles que el plan ha recibido en la línea de flotación. En su día, ACESA planteó un recurso al estudio realizado por Fomento sobre la autovía. El proyecto se paralizó porque la concesionaria de la autopista argumentaba los posibles perjuicios económicos que les supondría. Fue la ministra Ana Pastor la que daba el visto bueno al expediente de información pública sobre la conversión en autovía del tramo entre Alfajarín y Fraga. Era 2014, cuando la Audiencia Nacional tumbó el recurso de ACESA, en su intento por frenar el desdoblamiento. Las cosas siguen igual y cuántos fallecidos se habrán tenido que contabilizar desde entonces.

Más recientemente, el director de Tráfico, Pere Navarro, apuntaba al desvío de los camiones de la N-II hacia la autopista, precisamente esa autopista que ha venido intentando ralentizar el proyecto de la autovía. Sin embargo, Navarro se defiende con cifras: «Hay dos ejemplos de los desvíos de camiones a la autopista, en La Rioja (AP-68) y en Tarragona (AP-7)». Aduce que «la reducción de siniestros ha sido muy importante». Hoy por hoy, las cosas están de este modo.

PUBLICIDAD Mobile_Footer_1