fbpx
PUBLICIDAD Billboard

El Volvo FH 500 de Transnozal

Se deslizan entre el asfalto y usan toda su magia en la táctica y estrategia que requiere la batalla diaria al volante. En los últimos años han elegido la chapa de un Volvo cántabro, de Transnozal, para mantener a raya a los enemigos de la ruta.

Son los cazadores de demonios, incansables vigilantes que protegen con armas a distancia a Jesús Alonso de posibles hostilidades, enfundados en sus uniformes de cuero.

PUBLICIDAD Content_1

En un Volvo de Transnozal, firma que en Solo Camión ya ha protagonizado celebrados reportajes en materia de decoración camionera, sobre un Mercedes 1860 o un Scania S500, habitan tales hechiceros desde hace casi un lustro.

El primero en saber de ellos fue su primer conductor y copropietario de la empresa, Pablo Nozal, que además de conducir un rígido en la actualidad, lleva buena parte de la gestión, junto a sus padres y hermano Roberto, de una empresa que cuenta con nueve camiones.

Él condujo el Volvo que protagoniza nuestras páginas durante 4 años. “Me dio pena dejar el camión que había decorado a mi gusto – reflexiona–, pero tengo la esperanza de que quizá algún día vuelva a mí. Recuerdo comprarlo blanco y llevarlo a decorar directamente al taller de Nerea Ciprián en Bilbao, cuyas aerografías sobre todo tipo de estructuras metálicas, como cascos o motos, nos hizo pensar que sería una estupenda valedora del diseño que habíamos escogido, que homenajeaba a los vistosos personajes de este juego on line.

PUBLICIDAD Content_2

transnozal

Aunque mi guerrero preferido era el que luce en el puesto del copiloto –continúa Nozal–, los dibujos se cambiaron de disposición en función de las ventanillas”.

El ya mentado Jesús Alonso, Chuchi entre los suyos, es la figura que hoy está detrás de estos héroes de videojuego, que pueblan la ruta larga por toda España, de Almería a Galicia, y hacen parada en concentraciones que exhiben el lado lúdico del sector en enclaves como Cheste, Madrid o Bilbao.

PUBLICIDAD Content_3

“Yo cogí el camión con unos dibujos que me cautivaron de inmediato, y a partir de ahí me propuse ir añadiendo artilugios luminosos el conjunto. Por suerte –continúa el baracaldés Jesús–, cuento con el beneplácito de Transnozal para incorporar focos y pilotos, para lo que he de bregar con ese mapa de líneas no muy bien definidas, que es el de las homologaciones”.

Son los mismos fans del videojuego que ilustra la cabina de este Volvo 500 los que se acercan muchas veces a Jesús Alonso para fotografiarse junto al mismo y explicarle las argumentaciones de un mundo de combatientes y seres de fantasía que tiene tantos seguidores de culto como otras sagas que forman parte de nuestra aerografía camionera doméstica: Batman, Star Wars, El Señor de los Anillos, Piratas del Caribe, etc.

PUBLICIDAD Content_4

“Si llevas una decoración así, tributas a una puesta de escena de la que has de ser consciente desde el mismo momento en el que te subes al camión –concluye Jesús–. Por eso me gusta ser consciente en todo momento de lo que llevo, ya sea en una recóndita fábrica o fusionado en la elegancia de una concentración”.

transnozal

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

El conductor

Jesús Alonso López, nacido en Barakaldo (Bilbao), lleva diez años en el mundo del transporte y se muestra muy satisfecho de ser el chófer de este camión decorado desde hace medio año.

“Lo cuido igual o mejor que si fuera mío, y cuento además con todo el apoyo de Transnozal para incorporar atrezzo electrónico e ir con él a todo tipo de eventos lúdicos”.

PUBLICIDAD Mobile_Pos9
PUBLICIDAD Mobile_Footer_1