PUBLICIDAD Billboard

El Volvo FH 500 de Jorge Aguado; trabajo, hobby y viceversa

Tú puedes estar en el más sofisticado estudio de grabación, con los mejores aparatos de sonido y el técnico musical más prestigioso a tu disposición, pero si le pides a este que imite el sonido de dos cocos repicando para acompañar tu canción te dirá: “Coge dos cocos, chócalos y grabamos. Ningún artilugio tecnológico, por costosísimo que sea, hará más original el sonido de dos cocos chocando que ir a una frutería y gastarse 3 o 4 euros en un par de cocos”.

PUBLICIDAD Content_1

Como aparte de contar más de treinta años haciendo reportajes de camiones, llevo otros tantos paseando mi guitarra por alguna que otra mesa de mezclas, me ha venido a la cabeza esto que tantas veces oí en sesiones de grabación para definir al camionero Jorge Aguado, al que tuve la suerte de conocer en su Navarra natal. Nadie, por más empeño que ponga, conseguirá tanta motivación en su trabajo como el que dispone de ella de una forma natural, sin pararse a pensarlo, como un niño juega sin saber que eso que hace se llama jugar. La originalidad innata es la más valiosa del mundo.

Aguado vive en, del y con el camión. Las series y películas que más admira, las fiestas donde mejor se lo pasa o los amigos más afines tienen que ver con su oficio.

¿Hace falta esgrimir más razones para entender por qué Jorge lleva su camión personalizado al gusto?. No, pero démonos el capricho de conocer algo más a fondo su Volvo FH 500, único en su especie.

PUBLICIDAD Content_2

Serie limitada

“Cuando personalicé mi camión no pensé en si quería aerografía, imagen holandesa o kits de tuneo determinados. Yo iba imaginando y los resultados se daban sobre la marcha”. De esta manera cristalina define Jorge las líneas maestras de la ornamentación de su camión, salido de la serie limitada Volvo Ocean Race, denominación de la vuelta al mundo a vela patrocinada por el fabricante sueco de camiones. Aunque de dicha serie se derivaban solo los colores azul y dorado, Aguado consiguió de su importador español que su modelo se perfilara en gris, color corporativo de Ribertrans, cooperativa de transporte nacional e internacional en la que trabaja.

Volvo FH 500 Aguado

PUBLICIDAD Content_3

“El camión ya venía con unos vinilos que dejé tal cual, pues así me gustaban, a los que añadí un mapa con el recorrido de la carrera que siguieron los barcos en esta ruta oceánica que partió de Alicante. En cortinas y asiento –continúa– también viene grabado el itinerario, pero para reforzar la imagen exterior añadí luces laterales, un luminoso con la inscripción International Transport, focos, rotativos y una barra Volvo sujetafaros. Lo que más viste el conjunto, a mi entender, es la defensa, que la propia marca te la hace ex profeso si le das el número de chasis de tu modelo. Para homologarlo fui a un ingeniero que elaboró un proyecto de reforma que, una vez aprobado, pasó por otro ingeniero de la ITV, que lo añadió a la documentación del vehículo. Son pasos que seguir porque, al alterar de alguna manera las medidas del camión, es mejor ir siempre curado en salud”.

Volvo FH 500 Aguado

Por pura inercia, Jorge intenta siempre estacionar su Volvo FH junto con otros que también estén especialmente atildados. Que los decorados y tuneados se buscan entre sí es algo que estamos acostumbrados a oír de los dueños de estas preciosidades. “Raro es el día en el que no me preguntan sobre la decoración del camión y la defensa, que es lo que más llama la atención. Entiendo su curiosidad y para todos tengo conversación. Cómo no entenderlo si yo soy el primer curioso”.

PUBLICIDAD Content_4
PUBLICIDAD Mobile_Footer_1