El Peterbilt 379 de Maggini, puro estilo yanqui