fbpx
PUBLICIDAD Billboard

Volkswagen Multivan Startline 114 CV

La imagen de la serie T5 de Volkswagen es bien conocida, no sólo porque este modelo es heredero de una familia con más de seis décadas en la carretera, sino porque la diversidad de versiones y posibilidades que da toda la gama lo hace ser un habitual de nuestras páginas. En el caso que nos ocupa estamos ante el Multivan Startline, con una configuración interior de 7 plazas y su nuevo motor TDI de 114 CV. Un modelo que se sitúa a un nivel básico de equipamiento con respecto a la gama Multivan, situación que no lo hace estar por debajo de las expectativas que genera un gran vehículo.

El placer de viajar

PUBLICIDAD Content_1

138_prueba_vw_multivan_04El Multivan de nuestra prueba es el vehículo ideal para aquellos a los que nos gusta viajar en familia sin problemas de espacio y sin que al cabo de unos cuantos kilómetros los pasajeros crean estar en una lata de sardinas o que el conductor termine con la sensación de haber estado bajo un molde que le impide ponerse derecho. El Multivan ofrece un espacio altamente cómodo para todos sus ocupantes y transformable para cada situación y momento. El conductor disfruta de un puesto muy adaptable; no importará la medida de nuestras piernas o brazos, el asiento dispone de todas las posibilidades necesarias, y junto a la regulación de la columna de dirección en altura e inclinación, podremos adaptar la posición de conducción a nuestros gustos y características. La comodidad de los asientos nos hace tener la sensación de que estamos en el sillón de nuestro salón y que circulamos con él. Dispone de un buen diseño ergonómico, con reposabrazos en ambos lados y regulador de apoyo lumbar, altura, inclinación y longitud, además del correspondiente reposacabezas regulable en altura y distancia de la cabeza. El asiento del acompañante disfruta exactamente de las mismas condiciones que el del conductor.

Para los pasajeros, el Multivan de 7 plazas ofrece un espacio de grandes posibilidades. Para la configuración interior se ha optado por una primera fila de dos asientos independientes, y en la zona trasera, una banqueta de tres plazas. Las posibilidades son muy variadas. Para dotar de gran flexibilidad a toda la zona de pasajeros, el Multivan incorpora unos raíles a lo largo de todo el suelo del habitáculo en los que se anclan los asientos, permitiendo que éstos puedan desplazarse libremente, sin condicionantes. Gracias a que los dos primeros asientos son individuales, la transformación del habitáculo puede ser total, podremos dar la vuelta a uno o a los dos asientos, convirtiendo el viaje en un momento especial de relación entre los pasajeros o en una auténtica sala de reuniones.

Para estos momentos, Volkswagen incorpora una serie de complementos que aumentan las posibilidades de este espacio. De la puerta corredera podremos extraer una mesa especialmente diseñada para su montaje en el centro del vehículo, anclada en una guía que le permite situarse en diferentes puntos del habitáculo, de esta forma podremos compartir entre todos los pasajeros juegos o, si es el caso, los documentos de una reunión. Para que nada estorbe y esté rodando por el interior del vehículo, en la pared fija se han incorporado diferentes huecos donde podremos colocar todo lo necesario para hacer entretenido el viaje o los juegos, bebidas o dossieres que revisar. La única pega que podemos encontrar es que si queremos aprovechar toda la amplitud del vehículo para disponer del máximo espacio para los ocupantes, nos quedaremos prácticamente sin maletero.

PUBLICIDAD Content_2

 

Si quieres ver todas las imágenes de esta prueba haz clic en Galería de fotos.

PUBLICIDAD Mobile_Footer_1

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.